corrupción , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Domingo, 24 diciembre 2017

Esta es la historia del posible indulto a Fujimori que tiene como protagonista al ministro playero, Fernando D’Alessio

Después de que PPK se salvara de ser expulsado de Palacio de Gobierno con los 10 votos que consiguió Kenji, las alarmas de indulto a Alberto Fujimori han saltado por todas las redacciones, los hogares y sobre todo por las víctimas directas del régimen fujimontesinista.

Carlincatura de La República

Carlincatura de La República

La República publicó un informe que daba cuenta de que efectivamente se estaba tramitando no una sino varias solicitudes para liberar al condenado de Barbadillo y que la junta médica nombrada por una dirección del Ministerio de Salud, había recomendado soltarlo.

¿Y cómo entra aquí el papel protagónico del ministro playero Fernando D’Alessio?

Esta historia de indulto se prepara desde antes de que a PPK le coloquen la soga en el cuello. Todo comenzó cuando D’Alessio, el terror de los profesores de Centrum Católica, realizó un extraño nombramiento en una lejana dirección del Minsa.

11 de octubre del 2017:

El exmarino (como D’Alessio) y exestudiante de Centrum Católica, Luis Champin Loli es nombrado, según esta resolución en El Peruano, Director General de la Dirección de Redes Integradas de Salud Lima Este del Ministerio de Salud.

Luis Champin es:

O sea que:

Nunca en su vida ha trabajado en algo relacionado a la salud.

Hasta ahí nos queda una sospecha que en las próximas líneas les hará desmayarse como Florcita.

11 de diciembre del 2017:

Según cuenta La República, ese día el director del penal Barbadillo solicitó que se designe una Junta Médica para evaluar a Alberto Fujimori. El pedido se realizó a la dirección que le había sido encargada al amigo del ministro dos meses antes. Justo Lima-Este, o sea Ate, es donde está ubicado el penal donde cumple su condena el papá de Kenji.

La solicitud se atendió al toque nomás, como si ya hubiesen tenido los nombres listos. Luis Champin nombró a estos tres médicos:

  • Víctor Armando Sánchez Anticona.
  • Guido Hernández Montenegro.
  • Juan Postigo Díaz.

Según cuenta La República, el domingo pasado, 17 de diciembre, evaluaron a Alberto Fujimori y ese mismo día al toque nomás dijeron que se le debería dar el indulto humanitario.

“‘Por el estado actual del paciente, la Junta Médica recomienda el indulto por razones humanitarias. Debido a que el paciente padece de una enfermedad no terminal grave, pero que es progresiva, degenerativa e incurable y además que las condiciones carcelarias significan un grave riesgo a su vida, salud e integridad’, señala el informe”.

¿O sea que ya sale?

No podemos asegurar eso, pero los documentos aún no llegan al Ministerio de Justicia a cargo de Enrique Mendoza. Sin embargo, ayer por la noche Ojo-Público soltó una bomba que no hace más que viciar el proceso. 

¿Qué ha pasado?

Juan Postigo, integrante de la Junta Médica, ha sido médico de Alberto Fujimori

Esto es lo que advierten nuestros amiguitos:

Juan Postigo Díaz –médico del expresidente Alberto Fujimori por lo menos desde 1997 y quien llegó a asegurar en el 2012 que este debía dejar la prisión– fue elegido integrante de la Junta Médica Penitenciaria que recomendó el indulto humanitario para el exmandatario condenado por delitos de violación de derechos humanos y corrupción.

Un indulto mal hecho es un indulto viciado

No es la primera vez que un proceso de indulto se ve empañado. Hace años, Paola Ugaz y Jacqueline Fowks realizaron un reportaje para IDL-Reporteros en el que descubrieron cómo José Enrique Crousillat pasó de ser un moribundo a un comensal rebosante del Costanera 700. El destape fue tan rochoso que obligó al mismísimo Alan García a revertir el indulto otorgado al hombre de Montesinos.

Por esa razón, en redes sociales ya están empezando a circular el HT #IndultoViciado por haber sido recomendado por el médico del expresidente Alberto Fujimori.