corrupción , noticias , politica Lunes, 4 diciembre 2017

Recuerda a los Camet, la familia amiga de los Fujimori que hoy está embarrada en el caso Lava Jato

Fernando Camet Piccone es uno de los empresarios encarcelados preventivamente por haber participado en las coimas que Odebrecht entregó en la concesión de los tramos II y III de la carretera Interoceánica Sur.

Imagen: Gestión

Él es. Imagen: Gestión

El apellido “Camet” no te debe sonar mucho porque cuando se hizo conocido tú estabas entretenido con los cómicos ambulantes, pero aquí te recordaremos por qué no debes olvidar a esta exitosa prole.

La buena familia

La escena de los empresarios siendo encarcelados ya la vieron antes tus papás porque después de la caída de Alberto Fujimori varios hombres de negocios fueron procesados por delitos de corrupción. Uno de ellos fue Jorge Camet, el exministro de Economía de Fujimori (1993-1997 ) y papá del hoy detenido Fernandito.

Imagen: Caretas

Papá Camet a la izquierda. “Un activo promotor del proceso de privatizaciones”, según El Comercio. Imagen: Héctor Mata

Todo el proceso judicial de Camet lo resumió El Comercio en una línea del tiempo:

  • 2003 (mayo): El Congreso lo acusó constitucionalmente por emitir un decreto que permitió la evasión de impuestos.
  • 2003: Se le acusó de facilitar la compra irregular de repuestos para helicópteros y camiones por un valor cercano a los 7.5 millones de dólares.
  • 2003 (setiembre): La Corte Suprema ordenó la detención de Camet por asociación ilícita para delinquir, colusión ilegal, peculado, malversación de fondos y falsedad ideológica.
  • 2011 (setiembre): Camet fue condenado a cuatro años de prisión suspendida y al pago de una reparación civil de 50 millones de soles.
  • 2012 (mayo): La Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema anula la condena y ordena un nuevo proceso. 
  • 20013 (octubre): Días antes de su muerte, lo absuelven.

Camet murió como inocente ante la justicia. Así como él, varios empresarios se salvaron. El periodista José Alejandro Godoy explica más o menos por qué ocurrió esto:

“Hace algunos meses, le pregunté a gente que conocía del tema las razones de este fenómeno. Las respuestas fueron variadas: la investigación judicial privilegió a los delitos vinculados a la administración de fondos, se creó una Sala Anticorrupción “VIP” donde terminaron yendo la mayoría de los casos vinculados a grandes empresarios, estos personajes tenían abogados de peso detrás de sus defensas y la cantidad de información existente tampoco permitió armar todos los casos posibles. Quizás haya que añadir un factor jurídico más: en general, en estos procesos, los casos no estuvieron del todo bien armados”.

Cuando murió, muchos obviaron su apoyo incondicional a la autocracia fujimorista de los 90 y le rindieron sentidas palabras. Entre ellos estuvieron:

Los periodistas Aldo Mariátegui, Mónica Delta y Raúl Vargas.

Los economistas Roberto Abusada y Jorge Gonzalez Izquierdo.

Los empresarios de la CADE 2013.

Los demócratas Rafael ReyKeiko Fujimori y, cómo no, Alberto Fujimori.

El patriarca de la empresa

Papá Camet  fue el fundador de J.J.Camet, la constructora que estaba a cargo de Fernando Camet, hoy encarcelado junto a Pepe Graña y otros poderosos hombres. La propia compañía lo cuenta en su página web.

“Iniciamos nuestras actividades empresariales en 1955. Nuestro fundador Jorge Camet Dickmann, junto a un pequeño y emprendedor grupo de constructores, ejecutaron proyectos de edificación y habilitación urbana”.

Composición: Útero.Pe

Composición: Útero.Pe

Su éxito empresarial surgió cuando juuuusto papá Camet se hizo ministro de Fujimori, como informaban los medios de entonces.

La República detallaba que J.J.Camet “creció 77 veces entre 1992 y 1993”. La defensa del exministro se basó en que “sus acciones en la empresa fueron cedidas a sus hijos” inmediatamente después de asumir el cargo público. Uno de esos hijos fue el hoy preso Fernando. En total, la compañía se llevó, entre 1993 y 1997, la satánica suma de:

S/ 666 millones.

Para entender por qué es importante recordar a estas familias exitosas que hoy vemos desfilar por la carceleta del Palacio de Justicia, lean esta reflexión de nuestro doc Marco Sifuentes:

“Aquí hay varias lecciones pero quizás la más importante es que la justicia que no va hasta el final no es justicia. A papá Camet lo canearon un ratito, lo asustaron y listo. Todo chill, todo cool, de vuelta al club. Quienes debían castigar solo hicieron la finta. Entonces, el hijito vio que así era la vaina nomás y decidió seguir los pasos de papi. Total, no pasa nada. Nunca pasa nada”.

De tal palo, tal astilla.