discriminación , noticias , politica , sociedad , violencia Jueves, 2 noviembre 2017

Se abre un agujero negro: finalmente Karina Beteta se enfrenta a Smart Beteta

Un tete a tete de las Betetas. La congresista de Fuerza Popular, Karina Beteta, decidió enfrentar a su parodia en Twitter, Smart Beteta. La legisladora sabía de su existencia (como lo demostraría en uno de sus comentarios) pero recién el Día de todos los Santos la enfrentó a través del Twitter.

Imagen: Útero.Pe / Diseño: Patricio Lagos

Imagen: Útero.Pe / Diseño: Patricio Lagos

La apertura del portal a la otra dimensión mecha empezó cuando Smart Beteta contestó un tuit de la congresista. La Beteta original preguntó maliciosamente si, después del lanzamiento de Timochenko (líder de las FARC) como candidato presidencial en Colombia, los “caviares y proterrucos” harían lo mismo en Perú con las senderistas Maritza Garrido Lecca o Martha Huatay.

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Twitter

Su doble aclaró automáticamente que su tuit estaba lleno de falacias y de taquito le recordó que los únicos que lanzan a un preso por robo y asesinatos son los fujimoristas: “Nunca he visto a un caviar avalando terrorristas. En cambio, el fujimorismo defiende hasta violaciones de derechos humanos que ocurrieron en los 80”.

Imagen: Twitter

Momentos precisos en los que se abre el portal. Imagen: Twitter

La Beteta sabía que su parodia siempre hablaba de un “universo paralelo”, por ello, cual Demorgorgon, atacó desde la otra dimensión: “Disculpa, esto (sic) no es tu universo, ¿o eres caviar? Sino consulta con el hijo del “Gaucho”. Lo de “Gaucho” fue en referencia al padre de Renato Cisneros, el periodista que el último sábado llenó de odas a Smart Beteta en su columna de Somos.

Imagen: Diseño: Útero.Pe

Beteta defendiendo su universo. Imagen original: Stranger Things Brasil. Diseño: Útero.Pe

Smart Beteta dio la estocada final con un tuit en el que indicaba que “solo quería evidenciar la tendenciosa mentira del tuit y que no había sido bloqueada por antiestúpida”. Este último vocablo es un neologismo que la Beteta original le ha regalado a la RAE. Karina Beteta continuó respondiendo, pero se lanzó contra el libro de Renato Cisneros… libro que no había leído.

Imagen: Twitter

Cuando la parodia es la que merece un sueldo de 15 mil soles. Imagen: Twitter

Imagen: Twitter

¿Beteta está hablando de los Cisneros o de los Fujimori? Imagen: Twitter

Cisneros, quien se ha vuelto otro de los favoritos de Beteta después de Álvarez Rodrich, solo respondió a la confesión de Beteta así:

“El riesgo de tener una congresista que juzga públicamente un libro que no ha leído es que puede hacer exactamente lo mismo con la Constitución”.

Ahora solo nos queda esperar a que el agujero negro provocado por el encuentro de estas dos Betetas absorba a la Tierra. Lo bueno es que ya no habrán fujimoristas (?).