denuncia , discriminación , libertades , noticias , politica , redes sociales , sociedad , violencia Jueves, 2 noviembre 2017

Abraham Valencia, asesor de la bancada de izquierda Nuevo Perú, es acusado de agredir a su expareja

La violencia contra las mujeres es un mal transversal en nuestra sociedad y en el mundo. Desde las altas esferas del poder hasta el hogar más humilde, las mujeres siempre solemos llevar la peor parte. Por esa razón, es absolutamente necesario denunciar el maltrato y el abuso machista, venga de donde venga.

Abraham Valencia, dirigente del Partido Socialista. Imagen: Facebook

Abraham Valencia, dirigente del Partido Socialista.
Imagen: Facebook

Este post es acerca de un hecho de violencia que señala directamente a un dirigente político de izquierda que por años ha sido amigo de quien escribe estas líneas. Sin embargo, como decía en el párrafo anterior, la violencia machista se denuncia sin importar su procedencia y aunque se desarrolle en nuestro círculo más íntimo.

Parwa Oblitas es integrante del Nuevo Perú, movimiento de izquierda que lidera la excandidata presidencial, Verónika Mendoza, y además desde hace mucho tiempo es una activa luchadora contra las agresiones machistas. Esta mañana, vía Facebook, Parwa hizo pública su propia historia de violencia:

Nos pasa a todas, he sufrido violencia psicológica, manipulación y control, me ha insultado y amenazado diciendo que me metería un cuchillo a la cara. Ha llegado a decirme perra, basura y que apesto, ha tirado mis cosas a la calle y me ha empujado para sacarme de su casa, luego ha pedido llorando mil perdones. Él va a decir que es mentira, va inventar, va a tratar de cambiar y manipular todo, como es su estilo; dirá que yo fui agresiva y que tiene grabaciones mías, no voy a negar que en un nivel total de desesperación a los que me sometía, lo empujé contra la pared y le puse mi mano en la cara; porque me estaba dejando de madrugada en la calle llevándose mi dinero y mis llaves, también le he gritado e insultado, no lo voy a negar, la relación ha sacado lo peor de mí.

Me ha mentido y engañado muchísimas veces, me hacía sentir culpable, me hacía dudar de mí, me decía que estaba enferma, me subestimaba, me hacía creer que era menos inteligente que él, me causaba mucho miedo cuando me contaba que había sido violento mientras era parte de la barra de la U, me decía que yo provocaba su violencia, que seguro yo quería que él reaccionara. Se burlaba de mi feminismo, me dijo muchas veces que era una falsa feminista, me llevo a estados de desesperación.

No queda ahí, ha sido infiel durante toda la relación, una de las chicas con las que me engañó, es una ex a la que él negaba, a la que también manipuló y ejerció su violencia y control. Ella podrá contar su historia, pero tiene patrones muy similares, el modus operandi de la manipulación era el mismo. Ella tiembla y vomita del miedo, como yo, a ambas nos mandaba mensajes anónimos amenazantes, tiene videos y fotos que nos sacó sin nuestro consentimiento y a las dos nos debe dinero que le prestamos hace pocos días. Nos aterroriza pensar que pueda hacernos.

Ese es Abraham Valencia, “el pelado”, habrá gente que no me creerá o que dirá de exagero, intentará justificarlo; hay mucho más que podría contar, hay pruebas de todo y de seguro más chicas con la misma historia, ojala que pierdan el miedo y se animen a contar su historia de terror.

Pregunto: ¿Alguien así puede decirse socialista, alguien así puede llenarse la boca de discursos y abanderar la lucha de las mujeres, alguien así puede andar tan campante siendo referente y dirigente político de izquierda? 

Hago público mi caso, por mí, por la chica que me mostró y contó todo, por las que dejaron de creer en ellas mismas al ser manipuladas, por todas las mujeres a las que les digo que no callen, repudiemos y sancionemos socialmente estos hechos. 

Sé que esto traerá consecuencias, pero lo personal es político.

El acusado es Abraham Valencia, integrante del Partido Socialista, miembro de la comisión política de ese grupo y representante del mismo ante el movimiento Nuevo Perú, que es una amalgama de varios grupos de izquierda. Abraham actualmente es asesor de la bancada que lleva el mismo nombre, tiene una columna de opinión en Diario UNO y además ha sido asesor de Verónika Mendoza durante la campaña presidencial del 2016.

Abraham Valencia y Verónika Mendoza en la campaña presidencial del 2016.

Abraham Valencia y Verónika Mendoza en la campaña presidencial del 2016. Imagen: Facebook

La congresista Marisa Glave, líder de la bancada de izquierda donde labora el acusado, se pronunció sobre este hecho en su cuenta de Twitter, asegurando que no permitirá impunidad en este caso.

Sin embargo, ni Diario UNO, ni el movimiento Nuevo Perú, ni el PS ni Verónika Mendoza se han pronunciado al respecto.

Nuestras fuentes nos informaron que al interior de la bancada del Nuevo Perú se está discutiendo relegar de su puesto en el Congreso a Abraham Valencia. Lo mismo en el Partido Socialista, quienes evalúan conformar una comisión de ética para responder a esta denuncia y tomar cartas en el asunto. Mientras tanto, el acusado aún no ha respondido a las imputaciones en su contra.

La violencia hacia la mujer es un mal que traspasa ideologías y es contra lo que luchamos todas nosotras, hombres y mujeres. Denunciarlo es difícil, escribir sobre ella aún cuando nos toca a la puerta, es un deber. 

ACTUALIZACIÓN:

Abraham Valencia publicó en su cuenta de Facebook un post con respecto a sus denuncias, aceptando los cargos. Mientras tanto, el Partido Socialista emitió un comunicado informando que se le ha suspendido de todos los cargos, de modo que tampoco forma parte del movimiento Nuevo Perú. La bancada, además, ya retiró a Abraham de su cargo de asesor parlamentario.

El comunicado del PS.

El comunicado del PS.

El comunicado del Nuevo Perú.

El comunicado del Nuevo Perú.