noticias , politica , redes sociales , webeo Martes, 26 septiembre 2017

¿Podemos hablar del tremendo roche que fue la participación de Keiko en la maratón Iron Man?

Actualización 27/09/2017

Ante las diversas muestras de indignación y ofensa, este útero ha decidido dejar en claro las verdaderas intenciones de esta publicación que, por lo menos, coincidimos que podrían no ser del entendimiento de todo público. Sí, sabemos que terminar una competencia de este nivel requiere mucho esfuerzo y dedicación. También sabemos que tanto el primer lugar como el último merecen un reconocimiento por su empeño.

Sin embargo, nosotros apuntamos (o quisimos apuntar) hacia el otro lado. ¿No es por lo menos cuestionable que tantos congresistas salgan a vitorear y celebrar cual hecho histórico la participación de una excandidata en un evento deportivo? ¿No era necesaria una pequeña dosis de ubicaína para quien ningún mérito oficialista es suficiente pero su sola participación en una triatlón califica como una victoria innegable?

Hay más. La preparación para un Ironman requiere entre 4 mil y 6 mil horas de entrenamiento. ¿Por qué la lideresa de la oposición, quien trabaja más de doce horas seguidas según sus propios congresistas, no dedicó estas horas a la gobernabilidad del país? ¿No es eso irresponsable?

También quisimos detallar en los gastos. Solo en pasajes comerciales calculamos un gasto de aproximadamente US$9,500. Si sumamos la preparación, los equipos, la bolsa de viaje y otros, ¿cuánto terminó costando la participación de Keiko Fujimori? ¿Cuánta empatía con las necesidades nacionales hay ahí? ¿No estamos hablando acaso de Keiko Fujimori, la lideresa del partido que critica a cualquiera que vista zapatillas Nike o polos Adidas? ¿No es por lo menos poco consecuente irse a una isla mexicana habiendo tanto por hacer aquí?

Quisimos ser igual de sagaces e incisivos que ellos. Este no fue un ejercicio de odio, quisimos mirar más allá de la anécdota deportiva. No nos ligó. Pedimos disculpas. Para la próxima será.


Peor es nada.

Peor es nada.

1. La pesadilla de Usain Bolt y Michael Phelps

Todo empezó el 31 de julio de este año cuando Perú 21 rebotó una foto de Keiko Fujimori al lado de Javier Aramburú, un coach (así le dicen los pitucos a los entrenadores) peruano encargado del entrenamiento físico de la excandidata. ¿Para qué se preparaba Keiko? ¿Para agarrar a cachetadas a PPK a nivel nacional? No, para eso solo necesita entrar a Whatsapp. Keiko se preparaba para participar en el Ironman 70.3, una competencia deportiva de nivel mundial que se llevó a cabo en la isla mexicana de Cozumel.

Qué bonita foto. Aprovechamos la oportunidad para recordar que 3 pasajes adultos y uno de niños a Cozumel cuestan un promedio de US$9,500. Ya, chau.

Qué bonita foto. Aprovechamos la oportunidad para recordar que 3 pasajes adultos y uno de niños a Cozumel cuestan un promedio de US$9,500. Ya, chau.

Luego de este selfie proteínico y cardiovascular, no se volvió a saber nada de Keiko y el deporte hasta el último domingo 24 de setiembre cuando publicó una foto suya luego de culminar la competencia en México.

Manya, Keiko terminó. ¿Era una prueba difícil?

Vamos a leer el rebote de RPP sobre el tema.

  • Esta competencia consta de una prueba inicial de natación (1,9 km), de ciclismo (90,1 km) y de atletismo (21,1 km) que suman 113,1 km o 70.3 millas”. 
  • “Según los registros de la competencia, Fujimori Higuchi quedó en el puesto 61 de su categoría y 330 entre el total de mujeres participantes. La prueba en la que mejor se desenvolvió fue en natación en la que recorrió alrededor de 1,93 kilómetros en un tiempo de 48:35 minutos”.

Si vemos el vaso medio lleno, Keiko terminó tres pruebas: natación, ciclismo y atletismo. Quedó en el puesto 61 de “su categoría” y en el 330 del “total de mujeres”. Parecen buenos resultados, ¿no? Si a ello le agregamos las vivas y arengas de sus propios congresistas:

AAA

Cuatro congresistas fujimoristas felicitándola vía Twitter.

Podríamos concluir que nos hemos equivocado y que Keiko, con The eye of the tiger de música de fondo (o Push it to the limit, mejor) terminó victoriosa una de las pruebas más complicadas de resistencia física. Bueno, no fue así. 

2. Por un pelito y queda última

Si ingresamos al registro oficial de atletas del evento mexicano encontraremos a la participante número 978: Keiko Fujimori Higuchi. RPP mencionó que la lideresa fujimorista terminó en el puesto nº 61 de su categoría pero olvidó mencionar la cantidad total de participantes: 62. Sí, Keiko quedó 61 de 62 participantes.

Respecto del total de mujeres participantes, Keiko quedó en el puesto número 334º. ¿Cuántas mujeres participaron en total? 339. En el conteo general de atletas, la lideresa de la temible banKada terminó en el puesto 1,347. ¿De cuántos? De 1358. Los resultados de Keiko son más vendehumo que el libro sobre cómo Gareca casi casi nos lleva al mundial. 

A

Pucha, a nada. Imagen: Captura web Ironman

Keiko terminó las tres pruebas pero en todas estuvo muy cerca al último lugar

Su hermano, Hiro Fujimori, obtuvo mejores resultados. Y eso que compitió contra más atletas

sss

¿Por qué tanto ODIO?

En serio queríamos alegrarnos por los resultados de la lideresa de la oposición parlamentaria y felicitarle por su corajejejejejejeje, pero ni siquiera terminó en el medio. Igual la queremos felicitar por participar. Pero eso mejor lo guardamos para el 2021, cuando postule a la presidencia.