denuncia , noticias , politica Lunes, 31 julio 2017

5 cosas que necesitas saber sobre la beca negada al hijo de la ministra Martens

Esta mañana, cuando estábamos comprando nuestra quinua con pan con quesito para recuperarnos de la resaca de todo lo vivido el fin de semana, nos topamos en el quiosco con un titular que nos despertó el odio de clase llamó la atención:

¡ORROR KÉMENLA! Imagen: Exitosa

¡SHAME SHAME SHAME!
Imagen: Exitosa

¡¡¡CÓMO VA A PEDIR BECA 18!!!11 Aguanta, ¿Beca 18 para estudiar en Harvard? Algo no cuadra

A simple vista, el titular de los Capuñay que indica que el hijo de la ministra de Educación, Marilú Martens, solicitó una Beca 18 para sus estudios sublevaría a cualquiera y la indignación correría por nuestras venas como corren las olas del mar; sin embargo, cuando leímos la bajada del titular y la nota interior nuestras ganas de romper cosas disminuyeron.

1. Beca 18 versus Beca Presidente de la República

El titular dice “Beca 18”, esta es destinada, efectivamente, a los estudiantes que tienen buenas notas en el colegio pero que no cuentan (repetimos: NO CUENTAN) con recursos económicos para estudiar en una buena universidad.  Esta beca se llama “B E C A 18” porque se dirige a gente que recién sale del cole y no tiene dinero. O sea para que estudien p r e g r a d o.

El hijo de la ministra no ha aplicado a este programa sino a uno que se llama Beca Presidente de la República que es para estudios de posgrado (maestrías, doctorados) en las 400 mejores universidades del mundo. Este tipo de subvenciones del Estado se dirige a personas con recursos insuficientes. Repetimos: I N S U F I C I E N T E S. En esta descripción entran aquellos que pertenecen a las clases media y baja.

Aprendida esta gran diferencia entre estos dos subsidios, el titular resulta ser impreciso. Ahora, continuemos.

2. Demasiado pudiente

La nota, que no lleva la firma de ningún reportero, indica que el muchacho Gabriel Aguirre Martens postuló en junio del 2014 (cuando tenía 27 años) a la Beca Presidente de la República. 

  • Intentaba una subvención estatal de 130 mil dólares para estudiar un posgrado en la Universidad de Harvard.

Presentó todos los documentos pero el comité evaluador notó que los ingresos de sus viejos sumaban 62,500 soles. El padre del muchacho es Jaime Aguirre Guarderas, gerente general de Molicentro, una de las empresas más importantes del mercado de molienda de trigo. El sueldo del empresario se estimó en 40,000 soles.

Para junio de 2014 Marilú Martens era asesora del despacho del entonces ministro Jaime Saavedra y ese mismo mes fue designada Directora General de Educación Básica Alternativa. Los ingresos de la hoy ministra sumaban un total de 22,500 soles.

Como el dinero mensual de la familia era alto, Gabriel Aguirre fue declarado como “No apto”. O sea, no podían darle la beca. Y, obviamente, no se la dieron. Hasta este punto no hay mayor conflicto: el muchacho no tenía impedimento alguno para postular. El caso no amerita una portada anunciando el fin del mundo. Lo que resaltan luego los Capuñay es que, tres años después vino…

3. ¿La venganza de la ministra?

Imagen: composición

Imagen: composición

El diario asegura que ese fue el motivo por el que, tres años después del hecho y cuando Marilú Martens ya era ministra de Educación, el comité evaluador del Pronabec fue cesado de su cargo. Esta afirmación se basa en el argumento de una exfuncionaria de esa institución a la que los Capuñay entrevistaron: Elizabeth Huamaní Vargas.

  • El cargo de Huamaní no  se informa en la nota, pero fuentes de este Útero nos indicaron que se desempeñaba como especialista en el área de Becas Especiales.
  • Lo que dice la extrabajadora es que los funcionarios del Comité evaluador se sintieron “hostigados” y renunciaron y que otros fueron cesados de su cargo al término de su contrato bajo  la modalidad CAS.
  • Los Capuñay tampoco nombran a los funcionarios cesados ni cuándo fueron retirados de sus cargos.

La nota cierra con que en el Pronabec hay una desbalance en el número de trabajadores porque se fueron 200 (entre renunciantes y cesados) y todavía hay un déficit de funcionarios en la institución.

Rebobinando:

  • El muchacho postuló a la Beca Presidente de la República y no a Beca 18 como dice el titular de la noticia.
  • El Pronabec evaluó los ingresos familiares y no le otorgó la subvención.
  • Tres años después, con declaraciones de una extrabajadora, los Capuñay afirman que la ministra se “vengó” del comité y sacó a todos, como si estuviéramos en Game of Thrones y mi tía Martens fuese una Lannister porque “un Lannister siempre paga su deuda”.

La ministra acaba de declarar que, cuando asumió como titular del Minedu se inició una reorganización del Pronabec para ofrecer un mejor servicio. Ningún familiar suyo ha aplicado a subvención alguna desde que asumió el cargo.

4. Ahora piden su cabeza

El primero que salió con el pie en alto para pedir la renuncia de la ministra de Educación fue el conductor de radio Exitosa, Phillip Butters, quien insistió en el error de confundir Beca 18 con Beca Presidente de la República.

Disclaimer: Carlos León Moya fue funcionario de la PCM hasta hace pocas semanas. Imagen: Facebook

Disclaimer: Carlos León Moya fue funcionario de la PCM hasta hace pocas semanas.
Imagen: Facebook

A Butters lo secundaron dos congresistas fujimoristas:

El legislador Héctor Becerril habla de “la beca para su hijito” cuando nunca hubo una beca para ningún hijo.

Otros que han pedido explicaciones son más fujimoristas:

Además, la presidenta de la Comisión de Educación del Congreso, Paloma Noceda, anunció que citarán a Marilú Martens a ese grupo de trabajo para que explique la huelga de maestros y la beca negada a su hijo.

5. Back to the past

Después de todo esto solo nos queda informar que el país entero está subido en un DeLorean DMC-12 a punto de bajar a la década de 1990.

Algo así.. Imagen: Útero.Pe

Algo así..
Imagen: Útero.Pe