noticias Miércoles, 8 marzo 2017

En el Día de la Mujer, recordemos el caso de una de las tantas mujeres desaparecidas en Madre de Dios

La boxeadora Aymee Pillaca Leguía, de 21 años edad, llegó a La Pampa, la zona minera (ilegal) de Madre de Dios, en noviembre de 2015. Cinco meses después, en marzo de 2016, desapareció. Desde entonces, sus familiares no volvieron a verla.

imagen

Ayme Pillaca. Imagen: Facebook

Aymee llegó a Madre de Dios con Jimmy Alexander Chávez, su enamorado. Según una testigo que declaró a la Fiscalía, “Aymee le dijo que viajaría a Puerto Maldonado para trabajar en el bar que el tío de Alexander tenía allá, y que haría solo de mesera”.

aymee1

Alexander y Aymee. Imagen: Facebook

El bar en el que vieron a Aymee se llamaba La rica miel. Según la hermana de la desaparecida, Aydé Pillaca, la boxeadora trabajaba como “una especie de dama de compañía”. Se encargaba de lograr que los mineros ilegales consumieran licor en el lugar. A cambio, recibía una comisión.

Los familiares de Alexander, el enamorado de Aymee, aseguran que su hijo se dedicaba a la minería en la zona, y negaron que él haya captado a la boxeadora para convertirla en una víctima de la trata de personas. Alexander también desapareció.

holi

Aymee se proyectaba como boxeadora profesional, sin embargo, la falta de oportunidades le obligaron dejar su pasión para ir a trabajar a La Pampa. Foto: Federación Peruana de Boxeo

A estas alturas, los familiares de Aymee la dan por muerta, y solo desean hallar su cadáver. Las hipótesis de por qué habría sido asesinada son dos:

  1. Un hombre identificado como David Johel Vargas Llanos llamó a la familia para informar que Aymee había sido asesinada luego de haber rescatado a una menor de 15 años. La adolescente era víctima de la trata de personas y fue violada luego de haber intentado huir. Aymee la ayudó a escapar. Cuando volvió en busca de su pareja, los tratantes se vengaron matándola.
  2. La Policía presume que Aymee y Alexander eran parte de una banda que asaltaba a los mineros que transitaban por las trochas (caminos rurales). La hipótesis es que una de la víctimas de la presunta banda mató a los dos al intentar defenderse.
El bar la Rica Miel. Imagen: SPDA

La Pampa, Madre de Dios. Imagen: SPDA

La familia cree que la hipótesis de la Policía fue difundida para que bajara la presión sobre la búsqueda de Aymee. Al día de hoy, sigue sin aparecer. Este útero se comunicó con Ayde Pillaca, su hermana, quien informó que el último lunes la Policía la llamó para avisarle que hallaron un cuerpo que sería presuntamente el de Pillaca.

“Aún falta que le hagamos la prueba de ADN. Estamos pensando en viajar a Puerto Maldonado, pero queremos dejar que pase esta situación, porque estamos recibiendo amenazas. Llaman y escriben al Facebook para decirnos que no sigamos con el caso”.

Aydé ya denunció las amenazas a la Policía. Espera que el cuerpo hallado les pueda brindar el poco consuelo que otorga enterrar a un ser querido.

imageeee

Alexander y Aymee en Madre de Dios. Imagen: Facebook

Aymee, por cierto, es una de las tantas víctimas de La Pampa, donde las mujeres son captadas para trabajar como “mozas, cocineras, cajeras o trabajadoras de limpieza”, pero terminan sometidas a la trata de personas con fines de explotación sexual.

Muchas de ellas son ultrajadas sexualmente y asesinadas sin que nadie musite nada. La semana pasada supimos cómo “desaparecen” a las personas en La Pampa. No existe certeza de que el cuerpo de Aymee haya sido quemado, pero lo que sí sabemos es que una hija, una madre y una hermana aún esperan por ella.