corrupción , discriminación , libertades , noticias , sociedad , videos , violencia Martes, 14 febrero 2017

Encubrimiento del Vaticano y medias verdades: esto es todo lo que está sucediendo en el caso Sodalicio

Hay muchas contradicciones de parte de distintas instituciones sobre el caso de abusos al interior del Sodalicio de Vida Cristiana. La fiscalía que determinó, en primera instancia, el archivo de las denuncias, el Vaticano y su clásico encubrimiento a pederastas y ahora un video de los sodálites reconociendo los abusos. Si bien hay posiciones opuestas entre sí, todavía hay preguntas que resolver y criminales por encarcelar. Por eso, vayamos por partes.

1. El Vaticano, como siempre, encubriendo

¿Abusos? No los escuchooooooo. Imagen: Útero.Pe

¿Cómo dices? ¿Que abusaron de ti? ¡Imposible! 
Imagen: Útero.Pe

Seis años después desde que el Vaticano recibiera las primeras denuncias sobre abuso sexual, físico y psicológico dentro del Sodalicio, la nada Santa Sede emitió un comunicado el último fin de semana que más parece una burla sádica a los reclamos de las víctimas.

  • Luis Fernando Figari tiene prohibido volver al Perú, excepto en situación de gravedad y el Superior del Sodalicio firma la autorización.
  • Vivirá en penitencia una residencia donde no haya sodálites. Un castigo muy parecido al que se le impuso a otros pederastas como Fernando Karadima de Chile o Marcial Maciel de México.
  • No puede conceder entrevistas a los medios de comunicación.

Sin embargo, lo más indignante son las conclusiones:

  • Para el Vaticano, igual que en el caso Karadima, no hay pederastía en el expediente de Figari.
  • A los delitos sexuales los llamó: “actos impuros”.

Es decir, los jefes de la Iglesia Católica creen que Figari no es un pederasta ni cometió violaciones o abusos sexuales contra niños y jóvenes. Esos solo fueron “actos impuros”. Y lo peor de lo peor:

  • A las víctimas que han denunciando al líder del Sodalicio los llama “cómplices”.

C ó m p l i c e s

Por tanto, el Vaticano ni siquiera reconoce la situación de vulnerabilidad de los denunciantes en el momento en que fueron abusados. Y para variar dice que, como los “actos pecaminosos” no fueron con violencia, entonces no hay abuso.

Así de miserables

En realidad, la posición de la Iglesia Católica no nos sorprende. La institución, que es liderada solo por hombres, tiene una larga trayectoria de encubrimiento de abusadores sexuales, físicos y psicológicos a lo largo de su historia. La patología es un mal perenne.

Sin embargo, a diferencia del Papa Panchito, el Sodalicio sí reconoce a las víctimas de abuso sexual al interior de su organización.

2. El anuncio del Sodalicio

Aunque a pesar de ello, aún no hay claridad en este asunto. Mientras que la fiscal María del Pilar Peralta archivó el caso Sodalicio y mientras que el Vaticano se burló aún más de las víctimas, el Superior General del Sodalicio, Alessandro Moroni, volvió a sacar uno de sus tantos videos contando los resultados de la investigación que se había encargado a expertos.

Antes de resumir lo que dijo Moroni es necesario aclarar que ni él ni ningún miembro sodálite ha emitido alguna señal de protesta ante el archivo fiscal del caso de abusos al interior de esa institución ni han criticado lo que dijo el Vaticano. Porsiaca.

Moroni y su enésimo video

Anoche, el Superior General del Sodalicio, Alessandro Moroni, anunció la publicación de la investigación para hoy 14 de febrero.

Conclusiones:

En el informe identificaron cuatro abusadores (sexuales, no han incluido los maltratos físicos ni psicológicos en su video). El periodo analizado va desde 1975 hasta el 2002. Estos son los señalados como responsables:

  • Luis Figari.

  • Germán Doig (está muerto).

  • Virgilio Levaggi (aquí está su expediente gracias a Godoy).

  • Jeffrey Daniels.

  • Tres sodálites y un exsodálite (no dicen por qué no han sido publicadas estas cuatro identidades).

Esta es la cara de Jeffrey Daniels, acusado de abuso sexual. Imagen: Exitosa

Esta es la cara de Jeffrey Daniels, acusado de abuso sexual.
Imagen: Exitosa

Este es Virgilio Levaggi, actualmente trabaja en la OIT. Foto vía: Desde el tercer piso

Este es Virgilio Levaggi, actualmente es funcionario de la Organización Internacional de Trabajo (OIT). Acaba de pedir licencia.
Foto vía: Desde el tercer piso

Lo bueno:

Es que esta investigación será entrega al Ministerio Público. El caso, cuyo archivo ha sido apelado por la defensa de los denunciantes, a cargo del exprocurador José Ugaz, estará en manos ya no María del Pilar Peralta sino del fiscal Frank Almanza.

Lo malo:

Es que, si bien Moroni dice, en el minuto 2:07, que está frente a todos “para dar la cara”, en realidad no ha plantado cara a la prensa desde el 2015 cuando salió el libro Mitad monjes, mitad soldados, de Pedro Salinas y Paola Ugaz. Es por esta razón que una de las autoras del libro, Paola, elaboró una breve lista de:

3. Preguntas para Moroni

Nosotros solo reproduciremos estas interrogantes porque queremos ver el mundo arder que de una vez Moroni ofrezca una conferencia de prensa para responderlo todo. Pero todo de verdad.

¿Martín Scheuch será considerado una víctima?

¿Conoceremos a todos los victimarios de los abusos, no solo sexuales, sino físicos y psicológicos que han encontrado en el Sodalicio que según Moroni, son más de 100?

¿Realizará mañana [hoy], Alessandro Moroni, una rueda de prensa para responder todas las dudas de los periodistas al momento de presentar el informe elaborado por Ian Elliot?

¿Habrá un capítulo especial para la cúpula que encubrió los abusos en el Sodalicio desde 1971, entre los que se encuentran, Oscar Tokumura, Jaime Baertl, José Carlos Eguren, Daniel Cardó, Alfredo Draxl y Enrique Elías, entre otros?

¿Nos explicará Moroni qué ha pasado, pasa y pasará en los colegios sodálites “San Pedro”, “Villa Cáritas” y “Nuestra Señora de la Reconciliación”?

¿Qué paso con el Informe final que formó el Sodalicio en el 2015 y que fue presidido por Manuel Sánchez Palacios?, ¿Desapareció, y normal nomás?

Finalmente, ¿se acabará con la era del secretismo en el Sodalicio que ha sido fundado en 1971?

Nosotros agregaremos una más:

Si solo Moroni puede autorizar que Luis Figari retorne al Perú, ¿lo traerá de regreso para que enfrente a la justicia peruana?

Esa sí sería una clara muestra del compromiso de la institución si de verdad tienen la convicción de atrapar a los abusadores.