noticias , politica Domingo, 5 febrero 2017

3 eventos que demuestran que se le vino el huaico de la impopularidad a Lucho Castañeda

El segundo mes del tercer año de la gestión de Luis Castañeda empezó con un huaico que casi casi llega a puertas de la Municipalidad de Lima. No estamos exagerando:

337870lima3jpg

En medio del huaico, 3 eventos que dejaron mal parado (sí, más) a Lucho sucedieron, pero fueron opacados por la coimaza del ‘Sano y sagrado’. Aquí los enumeramos para recordar que además del huaico del Huaycoloro, a Lucho también se le vino el huaico de la impopularidad.

1a24

Imagen original: Andina

1. La denuncia de los muros

La revista Híldebrandt en sus trece reveló que Lucho y sus regidores se opusieron a que la municipalidad invirtiera 40 millones de soles en la edificación de los muros de contención y reforzar los ya existentes. En su lugar, “prefirió gastar 40 millones de soles para edificar “casas solidarias”.

16507845_1240964915951516_3510418945274991837_n

Sí, las mismas casas que llevan el color del partido político del alcalde y un nombre derivado del nombre de su partido: Solidaridad Nacional:

“Sólo en San Juan de Lurigancho, ahora jaqueado por los desbordes del Huaycoloro, Castañeda invirtió 3’363,000 soles para inaugurar 10 casas solidarias”.

elmercioso

El alcalde contestó que son partidas presupuestales totalmente diferentes, que una iba a la región y la otra, a la Municipalidad:

“Para hacer esto [los muros], se ha tenido que hacer los estudios y recién se ha asignado ese dinero, o ea, para ejecutarlo este año. No se podía ejecutar antes”.

¡Ah, pero si fuera para un bypass! Hasta manda Whatsapp y correos para cambiar el presupuesto…

 2. En bronca con el distrito más poblado

Los vecinos de San Juan de Lurigancho, el distrito con mayor población de Lima, fueron afectados por el huaico del Huaycoloro. El mismo que pudo prevenirse con la construcción de muros de contención. Más de uno mostró su enojo por la falta de apoyo de las autoridades. No supieron entender que Lucho estaba trabajando arduamente por ellos como lo muestra esta foto del alcalde en el lugar de los hechos:

Atrás quedaron los años en los que Lucho coordinaba todo con su pataza Carlos Burgos. El nuevo alcalde de San Juan de Lurigancho, Juan Navarro, le ha saltado al cuello a Lucho y reclamó por el poco apoyo de la comuna limeña:

udios

“Vagabundo”. Uhm… Bueno, lo importante es que el mensaje se entiende. Imagen: Perú21

“Le pedimos a [el alcalde] Castañeda que deje de vagar, porque es un vagabundo prácticamente que no hace absolutamente nada y se está dedicando a venir a tomarse la foto como si él fuera el héroe y no hace absolutamente nada”.

La respuesta de Lucho fue un calificativo que sus seguidores  y sus troll utilizan cotidianamente en contra de todo aquel que critica la gestión solidaria:

“Que no sea vago y trabaje”.

Eso fue lo que replicó cuando le informaban que Navarro organizaría una marcha contra Lucho. Ya sabemos quién fue el creador del calificativo contra Susana Villarán.

3. El huaico de la impopularidad

Pero el alcalde más chamba de los tiempos tendrá que ponerse a trabajar el doble, porque su popularidad sigue cayendo más rápido que el huaico del Huaycoloro.

La última encuesta de GFK para La República, publicada el 30 de enero, revela que la aprobación de Lucho ha caído 19 puntos desde setiembre de 2016 hasta enero del 2017. En setiembre del 2016, el 67% aprobaba su gestión, y a fines de enero de este año, solo la aprueba el 48%.

luchito

Disfruten, perdón, mire cómo cae la línea azul desde setiembre del 2016. Imagen: La República

La otra encuesta de Pulso Perú para Perú 21 muestra una escena parecida:

Aprobación:

  • Noviembre 2016: 68%
  • Febrero 2017: 42%

Desaprobación:

  • Noviembre 2016: 28%
  • Febrero 2017: 54%
luchon

El alcalde de cemento con pies de barro. Imagen: Perú21

Ambas encuestas fueron realizadas antes del huaico que llegó hasta el Rímac. Iremos guardando esta imagen porsiaca:

ultimo