denuncia , discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Miércoles, 30 noviembre 2016

Breve explicación de por qué no debes alarmarte cuando te digan “ideología de género” o #ConMisHijosNoTeMetas

Hace ya varios días hay una especie de campaña que ha llegado hasta la puerta de varias escuelas del país con panfletos del horror. Se trata de un intento más (en serio, no estamos jugando) para atacar el trabajo del equipo del Ministerio de Educación.

Porsiaca, es currículo no currícula. Imagen vía: Desde el Tercer Piso

Todo esto es falso. Atentos: piden la renuncia del ministro Saavedra. Sutiles.
Imagen vía: Desde el Tercer Piso

Oie, útero, zegurO ereS un topO de SaAvedrA

(Sí obvio y de Nadine también).

Junto con los panfletos -que nadie sabe con qué dinero se costearon- se creó el HT de Twitter #ConMisHijosNoTeMetas que consiste en decirle al mundo que la reforma educativa para escuelas públicas V O L V E R Á  G A Y S  A  L O S  N I Ñ O S.

¡¡¡Horrrorrrrrrrr!!!

Pero eso no es más que una loca, una loca afirmación.

Resulta que fujitrolls, congresistas, políticos, pastores de iglesias, algunos periodistas y hasta el alcalde de Lima, Luchito Castañeda, empezaron con la campaña que va de la mano de furiosos tuits con ese hashtag para decirle al mundo que el ministro Jaime Saavedra es la reencarnación del mismísimo demonio. 

El ataque frontal es contra un documento satánico de 116 páginas llamado:

Currículo Nacional de Educación Básica

¿Qué dice ese papel?

Ilustración de Álvaro Portales

Algo así. Ilustración de Álvaro Portales

Rosa María Palacios ya explicó los puntos que causan mayor agobio en la ola ultraconservadora. La conclusión general es que le tienen miedo a las palabras:

Identidad

Género

Sexualidad

Por eso es que su HT va en contra de algo que ellos llaman “Ideología de género”, que no es más que su visión retorcida de la disposición -del mundo entero- para inclinar la balanza social en búsqueda de la equidad entre hombres y mujeres.

Además, como explica la tía Rosa María, en ninguna parte del documento, al que quieren quemar como se quemaba lo odiado en el apogeo de la Edad Media, dice algo así como que todos deben tener sexo con todos y deben ser gays o, peor, pansexuales. No pues.

El currículo no dice nada de eso. Al contrario, en la parte de sexualidad se hace referencia, más bien, a que el niño o niña sepa cuidar su cuerpo. Y esto es sumamente importante:

Para que ningún cura o profesor o pastor o sodálite o familiar se atreva a violentarlos sexualmente y, en caso eso suceda, sepan pedir ayuda.

También en el currículo se habla de la no discriminación por raza, sexo, religión, etc.

Para que a tu hijo no le hagan bullying.

Encima de todo esto, el documento hace referencia a que, si una escolar queda embarazada, los directores y profesores no deben expulsarla, sino que deben animarla a continuar con sus estudios.

Porque todos tienen derecho a estudiar para poder p r o g r e s a r  e n  l a  v i d a.

Pero como la intención de los que promueven esta nueva campaña no es “cuidar a tus hijos de los males de la homosexualidad y la igualdad”, sino bajarse al ministro Saavedra otras intenciones desconocidas, el HT tuvo un efecto en los usuarios de Twitter que los Ned Flanders del Perú no habían previsto.

#ConMisHijosNoTeMetas se transformó en algo más paja

Sucede que ayer, los periodistas Paola Ugaz y Pedro Salinas se alzaron con el galardón más importante del país en el mundo de la prensa, el Gran Premio Nacional de Periodismo otorgado por el Instituto de Prensa y Sociedad.

La avalancha de reportajes y denuncias que provocó la publicación del libro Mitad monjes, mitad soldados, que supone el mayor escándalo de abuso contra menores al interior de la Iglesia Católica en el Perú, sirvió también para que los investigadores se alcen con el máximo reconocimiento a la prensa nacional.

Por eso es que, para mal de los fujitrolls, el HT que se usó para atacar al Ministerio de Educación, se transformó en una especie de reconocimiento al trabajo periodístico y también para recordar otras formas de abuso en general (como las esterilizaciones).

Primero fueron los panamericanos, luego el intento de vincular al ministro Saavedra con un hecho de corrupción al interior del Minedu, que fue perpetrado por una funcionaria ascendida en el gobierno de Alan García. Ahora una campaña basada en falsedades. ¿El objetivo? La billetera Ley universitaria. La sutileza no es virtud de los fujitrolls.