denuncia , discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Lunes, 24 octubre 2016

Esta es toda la ola de violencia que desató la «noticia» del chico choteado del peluche gigante

El sábado que pasó, en este útero publicamos los comentarios más violentos sobre la ‘noticia’ (las comillas son a propósito) del chico choteado del peluche gigante. Nuestro colaborador, Miguel Flores – Montúfar, explicó los peligros que existen alrededor de esa creencia sobre lo que llamamos el «amor romántico».

Si te dicen no, es NO. Foto: Facebook

Si te dicen no, es NO.
Foto: Facebook

Sucede que, debido al profundo machismo que gobierna nuestra sociedad, las mujeres estamos casi destinadas a aceptar y a corresponder a todo lo que venga empaquetado en buenas intenciones. Estamos obligadas a aceptar al «hombre bueno» (así no nos guste).

Basta guglear un poco para darse cuenta que un montón de medios, en su versión web, rebotaron la ¿noticia? asumiendo que el pobre hombre había sido vilmente choteado.

Violencia coordinada en redes

A continuación, a la nota la secundaron comentarios -ya clásicos- sexistas, machistas, etc. Todos culpando a la mala mujer que dejó esperando a un buen hombre. Ante este hecho, la destinataria del enorme peluche publicó una defensa en su cuenta personal de Facebook. El mensaje ya no está disponible porque la cuenta fue suspendida pero pudimos recoger estas capturas de pantalla que fueron reproducidas en redes sociales.

Dejamos oculto el nombre porque se trata, al parecer, de una menor de edad.

Advertencia: el comentario que sigue a la publicación de defensa contiene calificativos que pueden indignar hasta a Donald Trump.

dsfdf dfdf

Violencia contra la mujer en su máximo esplendor: 26 likes.
Imagen: Facebook

El autor del comentario con un potente contenido de violencia contra la mujer se llama Johan Patricio López Oliva y tiene 21 años de edad por lo que, en resumidas cuentas, es responsable legal de sus afirmaciones.

Útero.Pe se comunicó con el autor de los insultos y precisó que su comentario fue un texto largo que vio en un grupo cerrado llamado «Dilo Sin Roche» y que, sin leerlo, copió y pegó en el muro de la agraviada.

«No leí el contenido del texto , y fue un error de parte de mí. Y lo siento mucho. Tuve la mala suerte que mi mensaje haya sido el primero».

Para su defensa, Johan nos proporcionó una captura de pantalla que vio en «Dilo sin Roche», en donde otro usuario avisaba a los integrantes del grupo para que, en conjunto, envíen mensajes a la mujer destinataria del peluche, como parte de una especie de venganza.

"Para atacarla". Imagen: Johan López

«Para todos atacarla».
Imagen: Johan López

Este es el inicio de una cadena de acoso sistemático en redes sociales. Imagen: Johan Lopez

Este es el inicio de una cadena de acoso sistemático en redes sociales.
Imagen: Johan Lopez

El autor de estos mensajes en el grupo «Dilo sin roche» responde al nombre de Jorge Harol Macedo Camargo. Tiene 25 años de edad. Él también es responsable de sus acciones en todos los campos de su vida, incluidas sus ¿venganzas? cibernéticasIntentamos comunicarnos con Macedo Camargo, dejamos mensajes en su cuenta personal de Facebook; sin embargo, al cierre de esta nota, no obtuvimos respuesta.

Pero estos actos de violencia no fueron los únicos, también se creó una página en Facebook para:

Crucificar a la mala que no recibió el peluche

La página lleva el nombre de la destinataria pero fue cambiado a «la chica del peluche».

dsfdf dfdf

Recibe mi peluche o te mato.
Imagen: Facebook

La página comparte distintos posts referidos al peluche gigante y al «chico choteado», estos son secundados por comentarios de carácter tan violento como el nombre de la fanpage.

Hasta esta parte de la historia tenemos:

  • Una noticia que podría haber pasado como infantil e incluso rozaba niveles de estupidez. Sin embargo; lo que despertó fue una ola violenta que, si no fuera por estos casos aparentemente inocuos, no podríamos detectar.
  • Fue tanto el chongo que la destinataria tuvo que responder pero le cayó encima una horda de hombres indignados y tuvo que cerrar su cuenta de Facebook.
  • Estos hombres coordinaron una serie de insultos contra la mujer por no haber recibido un peluche.

¿Se dan cuenta de cómo así evoluciona algo tan inofensivo en un ataque sistemático contra una sola persona sin más razón que el odio?

Ahora ¿Qué puede hacer la justicia en estos casos?

Consultamos con la abogada de Promsex, Brenda Álvarez, acerca de este hecho. Para empezar, nos explicó que:

  • No existe un tipo penal que sancione el acoso y la incitación a la violencia en redes sociales.
  • Sin embargo, podría ser tomado como un delito de incitación a la discriminación. La discriminación es un acto de violencia.
  • También puede el Ministerio Público investigar, de oficio, este hecho. Más aún después de que el Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, de la mano de la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, anunciaran la creación de una Fiscalía Especializada en delitos de feminicidio.
  • Por otro lado, para la abogada, esto debería marcar jurisprudencia.«No hay sanción hasta el momento a estos actos de incitación a la violencia contra las mujeres. Además debe abrir el debate para la sanción penal específica de los actos de acoso virtual».

¿Por qué es importante exponer toda esta violencia?

Para esta pregunta hablamos con la psicóloga y amiga de este útero, Alexandra Hernández Muro, quien nos explicó que las herramientas digitales ofrecen esa capacidad de soportar un nivel inimaginable de ferocidad.

  • Es importante la visibilidad de la violencia porque nos ayuda a reconocer el problema y entender que es necesario darle un nombre: violencia de género.
  • Queda clarísimo que el machismo existe y que mata y que los movimientos feministas tienen vigencia y son necesarios para cambiar el enfoque que tenemos, especialmente en la educación.
  • ¿Cómo contrarrestar esto? Seguir hablando de ello, seguir indignándonos, no perder la capacidad de denunciar cada caso, aunque nos canse. Este es un síntoma más de la cultura violenta y sexista en la que vivimos

Como dice la Policía Nacional, si una chica termina una relación contigo y tú insistes en recuperarla pero fracasas, eso no te hace un soldado caído, te hace un acosador. Y el acoso es delito.

Secured By miniOrange