denuncia , discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Jueves, 29 septiembre 2016

3 eventos importantes para que la Defensoría del Pueblo se pronuncie tan indignada como por el troncho de PPK

Esta es la cara de Gutiérrez cuando no hablan de tronchos. Foto: peru21.pe

Esta es la cara de Gutiérrez cuando no hablan de tronchos.
Foto: peru21.pe

Hace un par de días llegó al correo de varias redacciones de medios de comunicación, un comunicado enviado desde la Defensoría del Pueblo ¿Para qué? Para expresar su profunda preocupación por las declaraciones del presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, sobre el consumo de marihuana, la cocaína y las drogas sintéticas.

“[Sobre las drogas sintéticas que están reemplazando a la cocaína en el mundo] La gente que decía al inicio que lo que hay que controlar es la demanda siempre ha tenido razón. Yo soy una persona liberal. Si quieren fumar su troncho, y sé que no les gusta que se diga eso, pero no es el fin del mundo. La droga dura sí es algo bien grave”.

Pero ¿Por qué PPK diría algo así? ¡Harrar!

En lo que va del nuevo milenio, la venta de marihuana ha sido legalizada en algunos lugares del mundo. En Holanda ya es legal hace muchos años, en Uruguay el gobierno de Pepe Mujica también la legalizó. Mientras que, desde el 2014, en algunos estados en los Estados Unidos se permite la venta y el consumo de marihuana en coffee-shops y aquicito nomás, en Chile, el cultivo de marihuana ya es legal.

De modo que el proceso de legalización de la planta es progresivo a nivel mundial, así como pasó con la venta de tabaco y la venta de alcohol a mediados del siglo pasado. Por esa razón es que, si bien a la madre superiora del colegio de monjas donde estudiaste le dio un ataque cuando PPK habló sobre el tronchito, las declaraciones del presidente no son gratuitas y más bien tienen asidero enfocado en lo que está sucediendo en el mundo.

Entonces, ¿qué fue con el comunicado de la Defensoría?

El Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, no tuvo mejor idea que emitir un comunicado muy indignado sobre lo dicho por PPK.

sdd Imagen: captura gmail

Ok…
Imagen: captura

Si bien puede existir una legítima preocupación por las declaraciones del presidente, teniendo en cuenta que se trata de una droga que aún es ilegal en nuestro país, solo colocaremos unas tres ideas más para que el defensor Walter Gutiérrez se pronuncie con la misma celeridad, indignación e inmediatez como lo ha hecho con lo que muchos han bautizado como el pptroncho.

1. La sentencia por el caso Bagua

La curva del diablo. Imagen: Canal N

La curva del diablo.
Imagen: Canal N

El jueves de la semana pasada, 22 de setiembre, el Poder Judicial absolvió a 52 personas de las comunidades awajún-wampis que estaban siendo procesadas por la muerte de 23 policías durante la tragedia del Baguazo.

¿Y por qué tendría que pronunciarse la Defensoría por este caso?

Porque esta absolución, si bien es de justicia para los procesados, también nos envía el peor de los mensajes: han pasado siete años y los verdaderos asesinos de los policías aún continúan en libertad y en el absoluto anonimato.

2. Los sótanos del SIE

23 años después de que sucedieran los sangrientos hechos, el Poder Judicial acaba de sentenciar al exasesor presidencial de Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos a 22 años de cárcel. La condena es por la desaparición de dos estudiantes y un profesor universitario quienes llegaron a las instalaciones del Servicio de Inteligencia del Ejército para ser interrogados pero nunca más se volvió a saber de ellos.

En el libro “Muerte en el Pentagonito”, el escritor y periodista de investigación, Ricardo Uceda, narra con lujo de detalles cómo es que, en los sótanos del edificio controlado por el régimen fujimorista, se torturaba e incineraban los cuerpos de personas que llegaban a ese lugar para ser supuestamente interrogadas. 

El pentagonito. Foto vía: Robert Young

El Pentagonito podría ser el próximo Lugar de la Memoria.
Foto vía: Robert Young

3. Homenaje al predecesor

Eduardo Vega. Foto: correo.pe

Eduardo Vega.
Foto: correo.pe

Hace un par de días en el Lugar de la Memoria en Miraflores, el exdefensor del Pueblo, Eduardo Vega, recibió un homenaje a su labor de cinco años al frente de esa institución. Vega fue ovacionado por un huevo de gente todos miembros de instituciones, comunidades y colectivos dedicados a la lucha por el reconocimiento de sus derechos ante la sociedad.

El periodista y abogado, José Alejandro Godoy, en su blog Desde el tercer piso, consideró que el actual defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, debió asistir a dicha reunión por un motivo mucho más poderoso que una simple cordialidad.

Hubiera sido importante que el Defensor del Pueblo hubiera estado ayer en la ceremonia pública de reconocimiento a la labor hecha por su predecesor, Eduardo Vega Luna. Y no por un mero gesto de cortesía. Era importante que escuchara la voz de representantes de víctimas del periodo de violencia, miembros de la comunidad LGTBI, integrantes de pueblos indígenas, colectivos diversos, organizaciones de mujeres, sindicatos y, en general, miembros de la pluralidad de grupos vulnerables que existen en nuestro país. Ese otro Perú que, precisamente, ha visto en la Defensoría del Pueblo a la única entidad pública que les hace caso, que vela por sus demandas, que se compra sus pleitos y que defiende, como señala su mandato, los derechos humanos de todos los peruanos.

La Defensoría del Pueblo ha ganado, a pulso, una buena imagen como lugar a donde acuden aquellos peruanos que son sistemáticamente excluidos de la sociedad, ya sea por raza, género, orientación sexual o lugar de procedencia. El gran reto de Gutiérrez, en estos momentos, es que la Defensoría continúe siendo uno de los pocos lugares seguros a donde acudir y no solo enfocarse a defender, como indica Godoy, a aquellos que tienen acceso al mercado haciendo las veces de un defensor no del pueblo sino del consumidor. Ahí se lo dejamos.