corrupción , noticias , politica , sociedad Miércoles, 28 septiembre 2016

La justicia tarda pero llega: sentencian a Waldo “500 soles” Ríos por corrupción

El actual gobernador regional de Ancash, Waldo Ríos, acaba de ser sentenciado a cinco años de prisión efectiva por el Poder Judicial. La condena supone una raya más al tigre al excongresista montesinista que ya registra varias -decenas- de acusaciones por corrupción. Esta vez, ha sido sentenciado por el delito de colusión.

¿Colusión? ¿Quéjeso?

Se trata de un delito contra la administración pública, es decir, cuando un funcionario interviene en una etapa de contratación o adquisición de bienes públicos con el objetivo de defraudar al Estado. En el lenguaje que odia Martha Hildebrandt: choro pe.

¿Y por qué lo sentenciaron?

Corrupto. Foto vía: chimboteenlinea.com

Por corrupto.
Foto vía: chimboteenlinea.com

La sentencia es por un caso en el que se advirtieron irregularidades en:

  • El alumbrado público en el Parque Perú y la berma central de la avenida Antonio Raimondi.
  • La electrificación de plazuelas y caceríos de San Nicolás, Villa Progreso y del centro poblado menor de Coyllur.

Todo esto sucedió en Huaraz cuando Waldo Ríos era alcalde de esa provincia en 1998. Tuvieron que pasar casi 20 años para que la justicia lo vuelva a alcanzar.

Según lo que indican algunos medios, el procurador anticorrupción de Ancash, Benjamín Romero, sustentó las acusaciones en contra del actual gobernador regional.

El procurador anticorrupción de Áncash, Benjamín Romero: “Se ha demostrado que se ha adquirido material que no estaba en el expediente técnico, que no ingresó a la Municipalidad y que no estaban en la obra lo cual naturalmente demostraría que existiría culpabilidad en este delito denunciado.

Puedes escuchar aquí el reporte de RPP sobre el caso.

Waldo “500 soles” Ríos

Durante su campaña a la gobernación de Ancash en el 2014, Ríos prometió darle 500 soles a cada familia, argumentando que esa medida era “el verdadero chorreo económico del canon”. Ancash recibe un presupuesto aparte por concepto de canon minero.

Por esa época, durante la campaña, La República documentó que, en uno de sus mítines, el dos veces sentenciado por corrupción arremetió con la prensa nacional. En serio, con todos, con absolutamente todos.

“No es la primera vez que Waldo Ríos ataca a la prensa. Durante su mitin también arremetió contra los diarios El Comercio y Correo, entre otros medios. (…) Durante su primer mitin como electo presidente regional de Áncash, Waldo Ríos Salcedo también atacó a los canales: América televisión, Frecuencia Latina y Canal N; así como a los programas: Cuarto Poder, Panorama, entre otros, que tienen alcance a nivel nacional”.

El tránsfuga

En el 2000, Waldo fue elegido congresista por el Frente Independiente Moralizador (FIM), el partido de Popy. Sin embargo; fue uno de los tantos legisladores que, después de su elección, se pasaron a las filas del oficialismo (como Beto Kouri). Waldo recibió dinero (10 mil dólares) de Vladimiro Montesinos para alquilarse pasarse al fujimorismo. Fue encontrado culpable por el Poder Judicial y condenado a cuatro años de prisión suspendida y al pago de una reparación civil de un millón de soles (reparación compartida por otros sentenciados más por el mismo hecho).

¿Y ahora qué pasará con su cargo como gobernador?

Lo mismo que sucedió en Cajamarca cuando Goyo Santos estuvo preso, asumirá la gobernación de Ancash el segundo al mando, en este caso el vicegobernador, Enrique Vargas Barrenechea.

¿Lección?

Lo de Waldo Ríos, con esta sentencia, podría ser visto como un caso más de lo que comúnmente -y equivocadamente- llaman el “roba pero hace obra”, pero aquel que roba siempre va a la cárcel.