corrupción , narcotrafico , noticias , politica , sociedad Martes, 27 septiembre 2016

Se viene la noche: ¿Por qué llaman al narcazo “Lunarejo” para declarar por caso Joaquín Ramírez y familia?

Ayer en el noticiero de la noche en Latina TV emitieron una nota sobre una noticia que debe tener recontra nervioso al exsecretario general del fujimorismo, Joaquín Ramírez y a toda su familia. La Fiscalía de Lavado de Activos, en donde los Ramírez tienen un proceso abierto por ese delito, llamó a declarar a Fernando Zevallos “Lunarejo”, el más grande narcotraficante peruano de las últimas décadas.

El reporte es del maestro Christopher Acosta, en el que agrega que la Fiscalía está también detrás de los dos inmuebles, uno en el jirón Bucaré en La Molina, ex fortín del fujimorismo y una vivienda en Jesús María, donde funcionaba la ONG Oportunidades, dirigida por Keiko Fujimori. 

En este útero ya te hemos contado quién es Fernando Zevallos y cómo cayó junto a su imperio, la aerolínea Aerocontinente, después varios años de investigación de la DEA (la oficina contra el narcotráfico de Estados Unidos). El “Lunarejo” fue condenado por los delitos de tráfico ilícito de drogas y el lavado de activos del narcotráfico. Actualmente cumple 25 años de condena.

Pero ¿Por qué llamar a declarar al Lunarejo?

dfdf Elaboración: Útero.Pe

Cada vez más fuerte, cada vez más cerca.
Elaboración: Útero.Pe

Vayamos por partes para poder buscar un enlace entre el capo de la droga y la ex mano derecha de Keiko Fujimori.

1. Alias “Eteco”

¿Recuerdan la madre de todas las bombas, o sea el día que Cuarto Poder y Univisión Investiga revelaron que Joaquín Ramírez estaba siendo investigado por la DEA? Bueno, este destape ocasionó otros más, como lo que sacaron nuestros amigos de Ojo-Público.

Las investigaciones de la DEA no solo apuntaban a Joaquín Ramírez, sino un poco más arriba de él, a su tío Fidel Ramírez, empresario dueño de la Universidad Alas Peruanas, y a Miguel Arévalo Ramírez, alias “Eteco”, dueño de aerolíneas que sobrevuelan Centroamérica. La investigación sobre todos ellos se llama “Operación Los Intocables” y empieza en el 2011 aunque, según Ojo-Público, lo tenían en la mira desde mucho antes.

  • La DEA considera que “Eteco” empezó su organización en los 80’s, en el Alto Huallaga.
  • En el 2000 llegó a su clímax creando la aerolínea comercial Atlantic Airlines con sede en Nicaragua y con filiales en otros países de América Central.
  • Los informantes de la DEA que declararon para Ojo-Público, señalaron que “Eteco” es parte de la última promoción de narcotraficantes que trabajaron para los cárteles de Cali y Medellín (Pablo Escobar era el jefe de este último).

En el 2006, el periodista de investigación Miguel Ramírez, experto en temas de narcotráfico -fue quien más investigó al “Lunarejo”-, ya había dado con alias “Eteco” en un reportaje para El Comercio. Para esa época:

  • “‘Eteco’ era dueño de 37 aeronaves entre ellas siete Boeing 737, que llegó a despachar por vía marítima entre “15 y 20 toneladas de cocaína anuales” a México y que un año antes había sido incluido en la llamada lista de cabecillas por narcotráfico del Estado Peruano”.

2. El sobrinísimo

Decíamos que las investigaciones que llegaban al financista de Keiko Fujimori, apuntaban hacia “Eteco” y al tío de Joaquín, Fidel Ramírez. El dueño de Alas Peruanas es también propietario de inmuebles y terrenos y además dedicado a otros negocios del rubro aeronáutico.

En el testimonio recogido por Cuarto Poder y Univisión, el informante de la DEA, el expiloto peruano Jesús Vásquez, explica que se contactó con Joaquín Ramírez para asesorarlo en temas precisamente aeronáuticos.

Joaquín Ramírez y Jesús Vásquez. Foto: Univisión

Joaquín Ramírez y Jesús Vásquez.
Foto: Univisión

Según el relato de Vásquez, conoció a Joaquín en el 2011, por intermedio de su tío Fidel, ambos tenían planeado crear una compañía aeronáutica en Florida.

3. El heredero y sus huestes

Habíamos dicho que el periodista Miguel Ramírez fue quien investigó con profundidad el caso del “Lunarejo”, el narco más grande de los últimos tiempos que ha sido llamado a declarar en las investigaciones a Joaquín Ramírez y familia (Osías, el congresista, y Maribel, regidora por Lima, también está en investigación).

En una columna del 31 de mayo de este año para el diario Trome titulada “‘Eteco’, el sucesor de Fernando Zevallos: Historias Nunca Contadas”, el periodista narra:

A fines del año 2005, cuando Fernando Zevallos, ‘Lunarejo’, fue enviado a prisión por narcotráfico, una fuente de la DEA en Lima me dijo que su sucesor sería un hombre llamado Miguel Arévalo Ramírez, apodado ‘Eteco’. Me alcanzó un documento de la dirección de inteligencia de la policía peruana con todo su historial.

Miguel cuenta en su columna que en el 2006 colaboró con El Nuevo Herald, diario que dirigía Gerardo Reyes, reconocido periodista que ahora está al frente de Unvisión Investiga. Ambos se enfrascaron en el caso “Eteco” y fue ahí cuando descubrieron que era propietario de aerolíneas en Centroamérica, zona llamada como el “corredor de la droga” que va a EEUU y Europa.

Arévalo Ramírez “Eteco” también era dueño de grifos -como Joaquín en Perú-, tenía empleados peruanos casi todos de Tocache, su tierra natal, y vivía en una especie de palacio en Miami. Cuando terminó su investigación llamó al propio Miguel Arévalo, pero solo alcanzó a conversar con el abogado de este:

El que apareció fue su abogado Guillermo Lara, quien rechazó cualquier vinculación de su cliente con el narcotráfico. Nos dijo que Arévalo era un astuto empresario que, sin haber terminado sus estudios escolares, había tenido el ingenio para identificar negocios rentables desde que tenía 18 años. Calculó su fortuna en ¡25 millones de dólares!

El Perú sigue siendo el primer productor de cocaína en el mundo. A la caída de Fernando Zevallos “El lunarejo” como principal capo de la droga, sus herederos en el negocio continuaron trabajando, esta sucesión es habitual en este delito (pasó en Colombia con Pablo Escobar).

Las similitudes entre alias “Eteco” y Joaquín Ramírez son muchas, sobre todo cuando ambos se jactan de haber tenido un origen humilde pero que en poco tiempo consiguieron tener bienes inmuebles, cadenas de grifos e inversiones, en el caso de ‘eteco’, en el rubro aeronáutico y todo gracias a una visión emprendedora sin precedentes.

Por eso es que todo aquel que investiga casos de narcotráfico apunta siempre a la naturaleza de las empresas. Aún hay mucho pan por rebanar y la declaración del “Lunarejo” en este caso puede incluso cambiar la historia de nuestro país.

Secured By miniOrange