noticias , politica , sociedad Sábado, 20 agosto 2016

SE ACABARON LOS CHANTAJES: La PUCP le ganó a Cipriani (por fin)

tumtumtumtumtututum. Imagen: Útero.Pe

The upside down.
Imagen: Útero.Pe

Hace cuatro años llegó a su pico máximo un chongazo entre las autoridades de la Universidad Católica (PUCP) y el cardenal Juan Luis Cipriani, por los intentos de este último de reformar los estatutos de esa casa de estudios.

Fue un fuego cruzado entre la mayoría de docentes de la PUCP y simpatizantes de Cipriani que duró varios meses y que quedó en stand by cuando la Asamblea Universitaria se negó a firmar algún cambio en el estatuto y cuando el Vaticano, aún con Benedicto XVI a la cabeza -previa queja del cardenal-, decidió que la universidad pasaba a una especie de evaluación quedando en suspenso, incluso, su denominación como «Pontificia y como «Católica».

Años después, el suspenso terminó y todo ha vuelto a la normalidad. Pero para refrescar un poco la memoria sobre este intento fallido de injerencia de Cipriani en una casa de estudios, recordemos los hechos más importantes de esta larga batalla (para que Lord Voldemort no intente volver usando alguno de sus horrocruxes).

1. Ganó la PUCP

El viernes de la semana pasada, por mandato del Vaticano, el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana eligió a los monseñores Salvador Piñeiro, Miguel Cabrejos, Pedro Barreto, Norberto Strotmann y Gaetano Galbusera para participar nuevamente en la Asamblea Universitaria. Cabe resaltar que todos ellos pertenecen a un sector moderado de la iglesia, distante de las posiciones ultraconservadoras del Cardenal.

Lo que ha hecho el Papa Francisco ahora es puentear a Cipriani y a sus intentos de desconectar la universidad de la Iglesia Católica y hablar de frente con la Conferencia episcopal y decirles que asistan a la Asamblea de la PUCP.

Augusto Álvarez Rodrich lo explica más claro, el distanciamiento entre la Iglesia Católica y la universidad es algo que nunca debió suceder.

«En este sentido, el regreso de los obispos a la PUCP constituye una señal clara del inicio del proceso de reconexión de la Iglesia Católica con la universidad que no pasa por el cardenal Cipriani, quien inició esa distancia y quien sigue teniendo la manifiesta voluntad –como los expresan sus voceros informales– de que la misma se mantenga.

Hoy es evidente que esta lamentable pretensión ha llegado a su final, y que, en el marco de un proceso de plazo aún indeterminado pero que ojalá sea breve, terminará con una desconexión ocasionada exclusivamente por el cardenal Juan Luis Cipriani, algo que nunca debió suceder»

2. ¿Por qué sucedió el pleito entre la Iglesia y la PUCP?

La Universidad Católica es una herencia del José de la Riva Agüero, un tipo bacán pero conservador. Entre esta casa y el Arzobispado de Lima hay dos chongos puntuales.

El primero es uno casi personal y tiene que ver con la administración de los bienes heredados. Eso está en un canal judicial básicamente con las partes guardando silencio sobre el tema.

El otro se trata sobre el tema de la adecuación del estatuto de la PUCP a lo que se llama la Constitución Apostólica que rige las universidades católicas.

La Ley peruana faculta a esta universidad de elegir a sus autoridades. Pero el pleito comenzó porque tradicionalmente el Vaticano ha ratificado al rector. Sin embargo, los dos últimos rectores, Luis Guzmán Barrón y Marcial Rubio, no han sido ratificados por el Vaticano. Para efectos de la ley peruana este hecho importa tanto como le importas a tu ex.

3. Entonces ¿por qué tanto odio chongo?

Es que Copiani quería tener más poder de decisión dentro de la PUCP en su cargo de Gran Canciller, que es el cargo que el Arzobispo de Lima tiene dentro de la universidad.

Para lograr su objetivo, empezó a negociar con las autoridades de esa casa. Por supuesto, todo lo que saldría de esas reuniones, tendrían que ser informado y aprobado por la Asamblea Universitaria, conformada por alumnos, profesores y los cuatro obispos. Tranquilo, los obispos solo son cuatro entre casi 80 miembros en Asamblea.

¿Qué quería expandir Cipriani en la PUCP?

Su poder. Mi tío Darth Sidious quería tener facultades más amplias sobre la elección de profesores y de rectores. También quería tener injerencia en el manejo económico, etc. y para esto pretendió una especie de ¿chantaje? al intentar desligar la universidad de la Iglesia Católica si no le cumplían con sus pedidos. Pero nada de eso logró, aunque antes de ese desenlace…

4. Hubo muchas presiones

En la cumbre del pleito, los arzobispos nombrados en la Asamblea Universitaria dejaron de asistir. Plagiani sostenía que no tenía sentido que los arzobispos estén en la asamblea sin voz ni voto y le pedía a la PUCP cumplir con las leyes peruanas argumentando que la legislación en el país decretaba un espacio para la iglesia.

Por esa época también el Vaticano advirtió que le iba a retirar el grado de «Pontificia» y «Católica» a la PUCP.

En ese ínterin, los alumnos de la Federación de Estudiantes de la universidad, filtraron la negociación entre Juan Luis Cipriani y las autoridades de la casa de estudios. El documento causó un revuelo entre toda la comunidad universitaria.

Informe del Rectorado sobre las conversaciones con el Arzobizpado by FEPUC on Scribd

 

5. ¿Por qué fue un escándalo la negociación?

Para ese entonces los alumnos y la Federación de Estudiantes de la PUCP estaban también en pie de lucha mostrándose en contra de la injerencia del arzobispo de Lima en la universidad. Cuando se filtró la negociación fue todo un embrollo porque se supo, con más detalle, las intenciones del cardenal.

Entre las más escandalosas era el intento de la Iglesia -más bien el intento de Cipriani- de poder elegir a los candidatos a rectores. Estos, según el documento, debían “llevar una vida en fidelidad al Magisterio de la Iglesia”. El profesor Miguel Giusti lo explicó mejor en un artículo para Voces Pucp, en donde señala clarísimo que esta intención no es más que una injerencia en la vida privada de las personas.

«Quien haya escuchado a Monseñor Cipriani en su intervención en el programa La Hora N de Jaime de Althaus el 4 de abril, habrá visto claramente cómo interpreta él esta prerrogativa. Se comprende entonces por qué ha renunciado a su propuesta anterior de elegir al Rector de una terna: porque eso ya no le hace falta, dado que para ser candidato a Rector habrá que contar con la autorización episcopal, vale decir, del “Magisterio” de la Iglesia. Pero además, sorprende que se haya aceptado una fórmula que exige “llevar una vida en fidelidad a”, porque eso equivale a someter a evaluación la vida personal y las ideas de los candidatos».

Sobre todas estas intenciones se pronunciaron renombrados analistas como Jorge Bruce o Nelson Manrique y por supuesto este útero también.

Aunque también un furibundo miembro del Opus Dei, Rafael Rey, hizo una defensa cerrada en favor de Cipriani, mostrándose en contra de la administración de la universidad con el argumento febril sobre que ahí se formaba a marxistas y comunistas. Naturalmente este episodio quedó en la anécdota.

La Asamblea Universitaria se negó rotundamente a aceptar cambio alguno en el estatuto y posteriormente la marea fue bajando junto con la insistencia de Juan Luis Cipriani.

Dos años después de la cúspide del lío, Benedicto XVI renunció al papado y su lugar fue ocupado por el Papa Francisco I. Por supuesto, el lío en Perú fue agenda en el Vaticano y el nuevo pontífice mandó la conformación de una comisión de diálogo dirigida por el arzobispo Peter Erdö. Hace unos días el Vaticano envió una comunicación a la Conferencia Episcopal con la decisión de reponer en Asamblea a los obispos en la PUCP.

Parafraseando a Raúl Tola en su columna de hoy en La República: Con esto le cierran el paso definitivo a Cipriani. La pregunta del millón es ¿esperará el Papa Pancho los dos años que le faltan al Cardenal para que presente su renuncia o será que lo retira del Arzobispado antes de ese plazo?. A estas alturas, su conducta errática (los plagios, sus infelices palabras sobre la violencia sexual en contra de menores) lo empujan hacia un abismo de descanso en Roma.

El equipo arzobisrocket ha sido vencido otra veeeez. Imagen: Útero.Pe

El equipo arzobisrocket ha sido vencido otra veeeez.
Imagen: Útero.Pe

Secured By miniOrange