internacionales , noticias , politica Martes, 9 agosto 2016

Por enésima vez, el Frente Amplio no sabe qué hacer cuando le hablan sobre la crisis en Venezuela

Qué difícil es amarte asíiiiiiiiiiiiiiiiii. Imagen: Útero.Pe

Qué difícil es amarteeee asíiiiiii.
Imagen: Útero.Pe

El Frente Amplio, con Verónika Mendoza, alcanzó el tercer lugar en las preferencias electorales en la primera vuelta. Ese resultado fue a pesar de los ataques, algunos de estos con fundamento y otros muy estúpidos que terminaron relanzando su campaña.

Pero si hay algo que no solo emerge en ella como candidata, sino en ciertos sectores del Frente Amplio desde su creación, es la dificultad para llamar a las cosas por su nombre. Así como en el fujimorismo todos notamos que al asesinato, la corrupción galopante y el secuestro agravado son denominados como “errores”, al FA le cuesta lanzar una mirada directa y crítica sobre la situación de Venezuela, en donde el régimen que fundó Hugo Chávez ha mutado en una especie de madurismo caracterizado por un autoritarismo desproporcionado.

¿Ahora qué ha pasao?

Ayer el congresista aprista Jorge del Castillo, presentó una moción para que el Parlamento se pronuncie sobre la situación actual en Venezuela. El documento pasó por varias bancadas y fue firmada por los voceros de Fuerza Popular, Acción Popular, Alianza para el Progreso y el Partido Aprista. Todos excepto el Frente Amplio.

Del Castillo declaró a El Comercio que estaba esperando la firma del FA, a quienes les dejó una de taquito:

“Voy a esperar a que el Frente Amplio me responda oficialmente, no me puedo adelantar, sé que hay opiniones divididas dentro del partido”.

Marco Arana le dijo a Perú 21 que “no iba a firmar un documento con sesgo político” y que en Venezuela ya había un mecanismo para que ambas partes, gobierno y oposición, dialoguen.

“Un posicionamiento ideológico no contribuye a solucionar los problemas de Venezuela”, manifestó. En ese sentido, dijo que “ahora hay un mecanismo aceptado por las partes, el gobierno y la oposición, para que en el transcurso de los días se ofrezca una hoja de ruta para resolver los problemas. Una iniciativa política de carácter ideológico, que trate emociones a favor o en contra de mecanismos de intervención política, nos parece inadecuada”.

También dijo que evaluarán si firman lo presentado por Jorge Del Castillo o si presentan ellos mismos su propia moción.

Mira, Marco, ahí hay un palito (es para que lo pises). Foto: tvperu.pe

Mira, Marco Arana, ahí hay un palito (es para que lo pises).
Foto: tvperu.gob.pe

Pero ¿por qué tanto chongo con el pedido?

Este útero pudo acceder al documento.

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

La primera parte del contenido habla acerca de las condiciones políticas de Venezuela, los pleitos que hay en el Parlamento de ese país y culmina pidiendo que se libere a Leopoldo López, al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y decenas de jóvenes apresados por el gobierno de Nicolás Maduro. Luego acuerda facilidades para repatriar a los connacionales que estén en ese país. Hasta ahí todo parece razonable.

En el último punto solicitan a PPK proponer la visita de una misión especial de la OEA en ese país “para promover el diálogo y solucionar la crisis”, lo malo es que desde julio, la oposición y el gobierno de Maduro ya iniciaron el diálogo.

Y todo se fue agrandando

El día terminó y el Frente Amplio no firmó el mentado documento. Esta acción le salió caro porque hoy, El Comercio publicó un editorial refiriéndose a este tema con durísimas críticas.

¿Qué le debe el FA al chavismo para sufrir esta parálisis cuando se trata de criticarlo? ¿La reverencia que se deriva de haberlo sentido una especie de espíritu tutelar durante los últimos 15 años, o alguna secreta afinidad a propósito de esa antigua idea ‘revolucionaria’ de que la libertad es una exquisitez burguesa prescindible en aras de un ‘cambio social’ que siempre acaba en pesadilla? En el fondo, no importa, pues, por una razón u otra, mientras permanezcan ignominiosamente mudos al respecto, su hipotética vocación democrática continuará siendo, literalmente, increíble.

El apanado continuó y varios congresistas, como Mauricio Mulder, empezaron a tildar al Frente Amplio de ser “tributario” de Venezuela.

Hoy por la mañana, tuvo que salir Indira Huilca, también del FA, para aclarar lo dicho por el vocero de su bancada. En Ideele Radio, la legisladora aseguró que Venezuela pasa por situaciones que afectan los derechos humanos con personas presas por razones políticas. Sin embargo, aseguró que el documento hecho por Del Castillo “no se entendía”.

En este sentido, la parlamentaria considera que “no ayuda” entrar en el debate “tan simplón de democracia y dictadura” en Venezuela.

“Nosotros vamos a emitir un pronunciamiento, porque creo que no se trata de no decir nada, se trata de esclarecer la posición (…) Pero lo que no ha transcendido a la prensa, más allá del pronunciamiento de algunos voceros de las otras bancadas, es el contenido de la moción. No entiendo bien la figura de lo que ellos están planteando”.

Lo malo es que esta aclaración las realizó después de haber tuiteado esto:

Why Indira, why? Imagen: captura Twitter

Why Indira, why?
Imagen: captura Twitter

Pero hay antecedentes

No es la primera vez que el Frente Amplio entra en titubeos y problemas cada vez que le mencionan “Venezuela” o “régimen chavista”.

  • Ya le ha pasado a la propia Verónika Mendoza en el inicio de su campaña, cuando en una entrevista no pudo responder si Venezuela era una democracia o una dictadura. Por varios meses además se jugó hasta el cansancio con esa escena.

Podríamos decir que Vero cometió un lapsus, pero…

  • En marzo de este año, un mes antes de la primera vuelta electoral, un viceministro chavista publicó un video apoyando a Mendoza y a dos candidatos del FA al Congreso, Juan Diego Motta y Martín Guerra.

Además…

  • También en marzo de este año, la excandidata del FA calificó como “golpista” a la oposición en Venezuela, la que lidera el encarcelado Leopoldo López.

En el FA evalúan preparar un pronunciamiento en solitario sobre la situación en Venezuela, mientras que la moción que no firmaron se discute este jueves en el Pleno del Congreso.

*****

De todo este chongazo, dos cosas resaltan:

  • La extraña premura de la bancada aprista para preparar una moción sobre Venezuela, apenas comenzado el gobierno de PPK (aunque en ese país ya se haya iniciado el diálogo y con presiones de EE.UU.).
  • La respuesta de Marco Arana al negarse a firmar el documento, aún sabiendo (¿o no?) lo que ocurriría, delata que, dentro de su partido existen, sí, e-x-i-s-t-e-n, quienes todavía defienden al gobierno venezolano, y eso no es nuevo y parece que es muy difícil deslindar con ellos.

Y bueno, esto no se trata de estigmatizar a un partido, pero de verdad que ponen de su parte.