corrupción , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Lunes, 8 agosto 2016

Un bloque en el programa de Chibolín nos recuerda a uno de Laura Bozzo (y eso que no hay axilas)

La década de 1990 marcó un hito en nuestra historia nacional en todos los niveles. Militar, político, institucional y televisivo. Más de una década después, la forma en que el gobierno de Alberto Fujimori transformó estos espacios nos dejan aún secuelas de las que somos testigos a diario. Pero de todos los ejemplos que podríamos enumerar, uno nos llamó especialmente la atención el fin de semana que pasó.

Panamericana Televisión emite un programa llamado “Porque hoy es sábado con Andrés”, que conduce el cómico y bailarín Andrés Hurtado “Chibolín” y en el que se presentan distintos artistas nacionales. Es una especie de Augusto Ferrando de este siglo, aunque sin descubrir nuevas promesas para la televisión.

Espera ¿Chibolín todavía está en la tele?

No, no es Don Francisco de joven. Foto: trome.pe

No, no es Don Francisco de joven.
Foto: trome.pe

Después de un prolongado silencio volvió tras afrontar problemas con la justicia hace diez años:

  • “Chibolín” afrontó una investigación en la 47 Fiscalía Penal supuestamente por secuestro y proxenetismo en agravio de Lourdes Atte Carrillo, a quien habría dopado para entregarla a unos sujetos para ejercer la prostitución, en San Isidro.
  • Además, cuenta con dos sentencias de tres años de prisión por vender un auto de propiedad de un banco a una tercera persona y falsificar la tarjeta de propiedad. En el 2006 estaba con reglas de conducta interpuestas por la justicia.

Aunque sus escándalos que rozan el delito aún siguen apareciendo, como el año pasado:

  • El año pasado fue denunciado por el delito de estafa a una pareja de esposos residentes en Estados Unidos. Cuarto Poder recogió el testimonio de los demandantes quienes aseguraron haberle dado al conductor de TV 185 mil dólares para montar un circo.

¿Y qué hizo ahora Chibolín?

No vamos a analizar su programa porque zzZzZz pero lo que nos llamó la atención fue una peculiar entrevista al actual alcalde de Trujillo, Elidio Espinoza.

[En el minuto 47 de este video empieza el chongo]

Así empieza la entrevista:

  • Andrés Hurtado: “Está ya aquí un alcalde maravilloso que es un ejemplo a seguir por todos los alcaldes de este país y como persona un gran ser humano. Hizo mucho por Trujillo y por qué no decirlo, por mi país, Elidio Espinoza. (…)Él es alcalde de Trujillo, coronel de la Policía Nacional en situación de retiro. Estuvo a cargo del escuadrón de emergencia de la PNP en Trujillo, obteniendo grandes logros en la lucha contra el crimen organizado (…) he tenido que aprenderme todo porque tienes demasiados méritos”.

Cuando le toca el turno al alcalde se manda con una perorata de autobombo pero menciona algo que arde en su historial.

  • Elidio Espinoza: “(hace poco se ha vivido) la alegría del pueblo de Trujillo cuando aquellos que vinieron justamente a la televisión de Lima a decir que en la ciudad había un escuadrón de la muerte, ayer han caído. Y el gobierno ha dado una recompensa: 100 mil soles por César Montoya, el jefe de la banda Los Plataneros y su mujer una expresidiaria, Érica Rodríguez, quien en el 2007 dijo eso contra nosotros. Al principio le creyeron más a ellos que a la Policía”.
  • Andrés Hurtado: “Al principio les creyeron más a ellos, pero tú tienes que saber, Elidio, que hay un dios que existe totalmente y que vela por nosotros (…) yo tenía un sueño: conocer a ese héroe y hoy mi sueño se cumple, y contarle al país quién eres, por eso vivo orgulloso de ti y te rindo un homenaje y un merecido aplauso”.

Luego, el alcalde festejado habla de su familia y menciona que sus padres están aún vivos. Su padre tiene 95 años y la reacción de Andrés no puede ser más telenovelesca.

  • Andrés Hurtado: “¡95 años! ¡todo Trujillo está paralizado!”.

Continúa la conversación y de pronto:

  • Andrés Hurtado: “Oye Elidio tú eres un gran orador, yo creo que te vas a la presidencia también. Me gusta cómo hablas. Me sorprendes totalmente, gratamente”.

(Ala ¿tan franelero?)

Ya, pero ¿Por qué tanto chongo con el abuelito de Heidi?

lalalala. Imagen vía: es.makemefeed.com

lalalala.
Imagen vía: es.makemefeed.com

Hace unos años empezaron las investigaciones sobre el llamado El escuadrón de la muerte, una especie de grupo ¿Colina? conformado por agentes de la Policía Nacional y presuntamente comandado por Elidio Espinoza. Su trabajo consistía en apresar a delincuentes y asesinarlos a quemarropa. Sin respetar sus derechos humanos ni sus derechos al debido proceso.

En la primera década de este siglo, varios vecinos en Trujillo empezaron a denunciar este hecho. Los testigos de estos casos -en su mayoría familiares y vecinos de las víctimas- vivían en la periferia de la ciudad, distritos en donde operaba el presunto escuadrón.

Una de estas personas que acusó al hoy alcalde de esa ciudad fue Érica Rodríguez, quien denunció, en el 2009, que su hermano fue llevado por efectivos de la Policía y apareció luego asesinado a tiros por ese escuadrón de la PNP.

Hace tres días, Érica fue capturada por la Policía junto con su esposo, César Velásquez Montoya, jefe de la banda Los plataneros, a la que hace referencia Elidio Espinoza.

Pero no solo fue la palabra de Elidio versus los delincuentes

Pero si pensaste que con esta historia el coronel estaba reividicado, el periodismo de investigación también dio luces sobre las denuncias contra el mítico Escuadrón de la muerte.

Por esa época, el periodista Christopher Acosta, ahora jefe de investigación en Latina TV, realizó una serie de reportajes para el portal Infos, en el que daba cuenta de la magnitud de esta historia. Los párrafos los recogió José Alejandro Godoy en su blog Desde el tercer piso.

La carrera policial de Elidio Espinoza empezó a tomar notoriedad durante la gestión del general Octavio Salazar en Trujillo, antes de ser ministro del Interior, y cuando fue jefe de la III DIRTEPOL. Entonces Espinoza era comandante y mantuvo muy buenas relaciones con el ahora congresista fujimorista por La Libertad. Luego fue ascendido a coronel durante la gestión del general Raúl Becerra, hoy director general de la Policía Nacional, y cuando ya existían contra él serias acusaciones. Becerra fue jefe de la Policía en esa ciudad precisamente cuando se reportó la mayoría de ejecuciones.

De la mano de Salazar y Becerra, el coronel Elidio Espinoza se hizo de excelentes relaciones con la clase empresarial trujillana. Para nadie es un secreto la especial cercanía del coronel con los más representativos empresarios liberteños. Quienes se precian de su amistad tienen en agenda el número personal de Espinoza. Algunos le agradecen haberlos salvado de ser víctimas de extorsión. ¿Cómo así? Llaman a Elidio, le dan el número desde el cual se les pide un cupo por su seguridad, y el coronel contacta con el delincuente para -con el peso y fama de su nombre- hacerlo desistir de su objetivo.

Todos en Trujillo saben quién es Elidio y de qué es capaz. El coronel no se molesta en ocultarlo.

También grabó en video a varios testigos de distintas zonas de Trujillo que narraban básicamente el mismo modus operandi del presunto grupo asesino.

En el 2014, Elidio Espinoza fue electo alcalde de la ciudad de Trujillo, pese a que contra él hay todavía un juicio pendiente que aún no llega a su fin.

¿Y esto qué tiene que ver con Laura Bozzo?

Ahorita te contamos. Imagen: Útero.Pe

Ahorita te contamos.
Imagen: Útero.Pe

Empezamos esta nota hablando acerca del comportamiento de la televisión peruana cuando nuestro país vivía un silencioso autoritarismo durante los años 90. Para esa época, el Grupo Colina ya había asesinado a 16 personas, incluido un niño de ocho años, en una pollada en Barrios Altos y a nueve estudiantes y un profesor en La Cantuta.

Mientras esos hechos eran apenas tocados en la televisión y la mayor parte de la prensa nacional, Laura Bozzo conducía un programa estelar para hablar de las bondades del gobierno de Alberto Fujimori e incluso lo entrevistó para alabarlo y agradecerle por su gestión.

La televisión como lavadora de escrúpulos. Imagen vía YouTube

Es curioso que Laura Bozzo y Chibolín tengan en común haber sido sentenciados por el Poder Judicial.
Imagen vía YouTube

Hace no muy poco hemos visto replicado en el gobierno regional de Ancash, con el hoy encarcelado César Álvarez, un sistema casi tan perverso y corrupto (La Centralita) como el que dirigieron Fujimori y Montesinos. No vamos a decir aquí que Elidio Espinoza es una especie de calca y copia de lo peor del fujimorismo en donde el respeto a los derechos humanos era un sueño de peras en un árbol de olivo. Pero al menos, de la televisión -de la televisión, no de ‘Chibolín’- podría esperarse prudencia, sobre todo en un caso que aún espera respuestas.

Los medios de comunicación de hoy -con sendas excepciones, por supuesto- son como el hijo que no aprendió de los errores del padre y los replica y los reproduce y cree que nadie, como hace 20 años, se dará cuenta.