noticias , periodismo , sociedad , violencia Lunes, 1 agosto 2016

He aquí tu escaparate, cardenal Cipriani

cipriani

Me las vas a pagar, Útero. Imagen: La República

Tras las lamentables palabras del cardenal Copiani Cipriani sobre las niñas violadas, un artículo de Priscilla Frank en el Huffington Post nos muestra cómo, para su proyecto de tesis, “la fotógrafa Katherine Cambareri de Arcadia University registró la ropa que llevaban algunas víctimas que fueron violadas sexualmente para demostrar que preguntar cosas como “¿qué estabas usando?” a las mujeres abusadas solo sirve para proteger al violador antes que a la víctima.

“Encuentro asnal que los sobrevivientes son algunas veces culpados antes de que puedan tener la oportunidad de contar sus historias. Quise hacer algo para probar cuán innecesarias son estas preguntas”, señala Cambareri.

Así fue como la fotógrafa realizó su trabajo.

Primero habló con víctimas de violación

Para su tesis, Cambareri buscó a sobrevivientes de violaciones sexuales y les hizo preguntas sobre sus casos. Solo las víctimas femeninas le respondieron. Después, les preguntó si podía fotografiar la ropa que llevaban cuando fueron violadas. Ellas accedieron.

gráfico

Perú es el segundo país en Sudamérica con mayor tasa de violaciones denunciadas a la policía. Imagen: Elaborado por Jeannette Llaja

Lo que halló fue revelador

Una camiseta cuello V, pantalones deportivos color gris, zapatillas Converse y una camiseta floreada, entre otras prendas fueron las que usaron las mujeres violadas sexualmente que pudo entrevistar.

Polo deportivo. Imagen: Kat Cambareri

Jeans casuales, para Cipriani estos jeans gritan ¡viólame! ¿no? Imagen: Kat Cambareri

Usar Converse puede provocar que te violen. Imagen: Kat Cambareri

Imagen: Kat Cambareri

Imagen: Kat Cambareri

Imagen: Kat Cambareri

Cuidado, una polera casual puede despertar a un depredador. Imagen: Kat Cambareri

Imagen: Kat Cambareri

Cipriani diría que este buzo invitó al violador a abusar de su víctima. Imagen: Kat Cambareri

Imagen: Kat Cambareri

Cambareri explica cuál es el problema con la ropa.

“La sociedad asume que las víctimas usan ropas reveladoras cuando ellas son violadas sexualmente”.

Pero las fotos de las víctimas desbaratan esa idea:

“Sus imágenes mostraban que esta afirmación no solo es incorrecta, sino que es perjudicial, que resta importancia al factor de que la persona en falta es siempre el autor de la violación, y nunca la víctima”.

“Espero incomodar a las personas”

Al inicio, Cambareri temía haberle preguntado mucho a las sobrevivientes, pero finalmente notó que sus testimonios y hacer las fotos valdrían la pena. Ella espera seguir con el proyecto después de graduarse.

“Realmente espero incomodar a las personas mirando estas imágenes. Quiero que las personas piensen sobre culpar y preguntar ‘¿Qué estabas usando?’ no es válido, pues las víctimas nunca piden ser violadas. Las violaciones sexuales ocurren porque una persona decide cometerlas, y no por otra razón”, dijo la fotógrafa.

belaunde

Este genial gráfico que difunde el congresista Alberto de Belaunde lo resume todo. Imagen: @AlbertoBelaunde

En el Perú y en el mundo hay víctimas -sobre todo mujeres- de violación sexual y no es por andar “provocando” como dice el cardenal Juan Luis Cipriani. Uno se viste como le place y la forma en la que lo hace no lo vuelve culpable de sufrir una violación. El único culpable es el violador. Please, alguien pásele esto a Cipriani a ver si lo entiende de una vez por todas.

Puedes leer aquí el artículo del Huffington Post