denuncia , noticias , sociedad Jueves, 28 julio 2016

En su último día de gobierno, Humala indulta a Silvana Buscaglia de agresión a policía

buscaglia

Instante justo de la cachetada de Buscaglia al policía. Imagen: Captura

En el último día de su gobierno, Ollanta Humala hizo algo sorpresivo: indultó a Silvana Buscaglia Zapler, quien era interna del penal Virgen de Fátima. El caso de Buscaglia, quien saldría hoy por la tarde, es uno de los más mediáticos en los últimos tiempos por una agresión contra un policía, y aquí recordamos por qué.

Aguanta, ¿quien era Silvana Buscaglia?

En este útero ya te habíamos contado su historia. Cuando en diciembre del año pasado Buscaglia se había estacionado en un lugar indebido en el Aeropuerto Jorge Chávez, y el policía Elías Quispe intentó intervenirla, ella lo agredió verbal y físicamente. Lo menospreció, lo empujó, y le dio una cachetada con la que le botó el gorro. Incluso, intentó avanzar en su auto en desmedro de él.

Por esto recibió una sanción

Aunque uno de sus abogados arguyera de modo insólito que Buscaglia había golpeado al gorro y no al policía, fue sentenciada a 6 años y 8 meses de prisión por las evidencias de la agresión registradas en video y de acuerdo a las consideraciones de la Ley de Flagrancia.

Pero ayer, sorpresivamente, fue indultada

A Buscaglia se le concedió el indulto común al considerar lo siguiente en una resolución suprema:

«(…) reúne las condiciones favorables para reincorporarse satisfactoriamente a su medio familiar y social, al haber adquirido actitudes reflexivas positivas con relación a su conducta pasada, deteniéndose a pensar antes de actuar, así como el certificado trabajo respectivo y conforme a los requisitos establecidos».

«(…) el bien jurídico protegido es de mínima lesividad» y que «la pena que se le impuso es desproporcional en comparación con otros delitos que vulneren bienes jurídicos de mayor valor».

Mira la resolución de su caso emitida ayer y publicada hoy el el diario oficial «El Peruano»:

resolución3

Imagen: El Peruano

Según el Código Penal, la violencia y resistencia a la autoridad se sanciona con una mínima de ocho años y una máxima de 12 años. Lo cierto es que la Ley tal vez debería ser revisada, pues una sentencia final de 6 años como la que se le dio a Buscaglia, pese a la falta de respeto y la cachetada a la autoridad, no causó mayor agravio. En ese sentido, si bien mereció una sanción, tal vez la pena a la que había sido condenada era desproporcionada.

Secured By miniOrange