noticias Sábado, 16 julio 2016

INCREÍBLE: Juez pide a mujer dejarse asesinar para poder meter preso al hombre que la maltrató

El titular de esta nota no es real, pero la crudeza del enunciado retumba en los pensamientos de cualquier mujer cuando quiere denunciar maltrato doméstico en alguna comisaría y le piden pruebas físicas -moretones, arañones-, lesiones cuya gravedad es obligatoria para poder sentar la denuncia. Este titular retumba en aquella mujer violada, a veces por su propio esposo o conviviente, que quiere denunciar la agresión y se la niegan “porque necesitan más pruebas” o “porque es su esposo ¿cómo la va a violar?”.

Podríamos pasarnos todo el día enumerando cuántas veces y de qué manera una mujer es violentada doblemente cuando la justicia le da la espalda y requiere de ella un poco más de sufrimiento para recién poder actuar.

¿Cuántas sentencias por maltrato a una mujer resultan ser veniales para los acusados? ¿Cuántas sentencias de cuántos jueces nos dicen de forma tácita que necesitan más sangre para poder condenar de forma más severa a un asesino en potencia?

Un año de prisión suspendida

Ellos quieren que mueras. Foto: Facebook

Es mejor que te mueras o que te violen.
Foto via: Perú 21

El año pasado, un video se viralizó en redes sociales. Las cámaras de un hostal en Ayacucho registraron cómo un joven completamente desnudo atacaba a una mujer hasta el punto de arrastrarla de los cabellos por el lobby del lugar con dirección a la habitación en donde se hospedaban. El vigilante, que había tratado de detenerlo sin éxito, tuvo que buscar refuerzos para lograr reducir al agresor y poner a salvo a la mujer atacada.

El joven es Adriano Pozo, hijo de un regidor ayacuchano de nombre Jorge Pozo. Por ese momento, el juez Asunción Canchari dictó prisión preventiva para el victimario, acatando un pedido de la Fiscalía.

14 meses después, ha llegado la sentencia final del Poder Judicial, a cargo de los jueces María Pacheco Neyra, Nazario Turpo Coapaza y Edgar Sauñe de la Cruz. Un año de prisión suspendida y el pago de cinco mil soles de reparación civil. Así, sin más, libre, a la calle, a seguir con su vida. Dejaron libre a un agresor pese a la contundencia de las pruebas que todo el Perú vio. ¿Saben qué dijeron? que se trató de lesiones graves ¿qué necesitan los jueces? ¿más sangre? ¿mejor si la violaba o si la asesinaba?.

Una estirpe miserable

¿En serio este tipo está libre? Imagen: Correo

¿En serio este tipo está libre?
Imagen: Correo

Por si alguien no lo recuerda, Adriano Pozo dijo ante las autoridades que “no recordaba” qué había sucedido en ese lugar, que él es una persona pacífica y que sufría de trastorno bipolar.

Pero más allá de eso, algo que nos llamó la atención de las declaraciones que dio a Panorama, fue cuando casi casi acusó a la mujer. O sea, todo lo que le estaba pasando era culpa de ella porque:

“Muchas personas allegadas a mí me han dicho que ella es una perversa, que no es la primera vez que actúa así, que con varias de sus ex parejas ha hecho lo mismo y que conmigo ha tratado de sacar provecho por la cierta importancia que tiene mi familia”.

Agresor. Imagen: captura YouTube

Agresor.
Imagen: captura YouTube

Para el agresor, pegarle a la mujer es culpa de ella y si lo ha denunciado es porque “es una perversa”. Bajo esa lógica, entonces ¿si la mata era porque se lo merecía, no?

Miren bien la cara de este "respetable" regidor municipal de Ayacucho. Imagen: captura YouTube

Miren bien la cara de este “respetable” regidor municipal de Ayacucho.
Imagen: captura YouTube

Pero si eso nos subleva, espérense a ver lo que dice el padre de Adriano, el súper respetado regidor Jorge Pozo a Reporte Semanal. Para él, la mujer maltratada por su hijo, “se está victimizando”. EN SERIO.

“No justifico nada de estos hechos (…) Me preocupa ella como mujer, como todas las mujeres también, que no sean víctimas de agresiones, pero que no se victimice tampoco, porque no se trata de destruir personas, destruir la honra, destruir familias, como la mía se encuentra ahora”.

Alguien dígale a este señor que el que “destruyó la honra” no es la mujer que denunció a su hijo, sino su hijo que desnudo agredió a una mujer y todo el Perú fue testigo de ese hecho.

*****

Richard Almonacid, abogado de la víctima, Arlett Contreras, apelará la sentencia del Poder Judicial. La acusación contra Adriano Pozo es por el delito de intento de homicidio e intento de violación. La decisión final será tomada el 22 de junio próximo. En menos de una semana.