noticias , politica Martes, 12 julio 2016

¿Total? ¿Goyo Santos sale de prisión o qué?

Libre soooooy (8) Imagen: Útero.Pe

Libre soooooy… (8)
Imagen: Útero.Pe

El miércoles 25 de junio del 2014, Gregorio Santos, entonces presidente regional de Cajamarca, fue trasladado al penal de Piedras Gordas en cumplimiento de una orden de prisión preventiva mientras duren las investigaciones sobre un presunto caso de corrupción en Cajamarca.

Ese día empezó su calvario:

  • 25 de junio del 2014 se ejecuta la prisión preventiva por 14 meses.
  • Cuando estuvo a punto de cumplir ese plazo para que salga libre, agosto de 2015, se amplió la prisión por 11 meses más.
  • Ese nuevo plazo se cumple el 24 de julio de este año.
  • Sin embargo, la Fiscalía, a cargo de Abel Salazar, volvió a pedir la ampliación de prisión preventiva por 22 meses (contando desde agosto del año pasado, ojo), este pedido es el que acaba de rechazarse en la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema (ojo que esta es una instancia del Poder Judicial).
  • El hecho acaparó los titulares de varios medios de comunicación, lo que provocó un estallido de alegría expresados en algunos posts en Facebook.
Algo así titularon todos. Imagen: captura La República

Lo que no sabes es que ¡no va a salir! #OkNo #OkSí #OkEsoLoDefineElPJ
Imagen: captura La República

A estas alturas de la vida, existen varias voces (y no es Lord Voldemort en la mente de Harry) que están empezando a defender al pobre Goyo que ya lleva dos años recluido y sin condena. Lo que sucede, agregan, es un abuso de autoridad.

Después de todo este tiempo y sin una respuesta del Poder Judicial, es normal preguntarse por qué mantienen a Goyo en prisión o por qué el sistema judicial funciona peor que una mesa de partes de universidad pública.

Sin embargo, ninguna de estas quejas recuerda qué sucedió con Gregorio Santos para que termine en Piedras Gordas ni cuánto dinero del gobierno regional de Cajamarca se habría metido al bolsillo.

Vallejos, goyoamigo

La hipótesis de la Fiscalía es que Gregorio Santos lideró un desfalco al gobierno regional de Cajamarca.

1. Durante su gestión se contrató por 155 millones, para 11 obras, a una de las empresas de Wilson Vallejos.

2. Las adjudicaciones se hicieron con maña a través de Progresión, cuyo director ejecutivo en esa época era José Panta.

3. En el 2012, Perú 21 publicó unos supuestos audios en los que Vallejos decía que “le estaba lavando la plata” a Gregorio Santos y que ya habían sacado el dinero a Panamá.

4. Cuando las investigaciones continuaban, un mes antes de ser recluido en el penal, Gregorio Santos se mostró presto para colaborar con la justicia. Es más, pidió “mano dura” con José Panta y Vallejos.

“Santos también solicitó a las autoridades mano dura contra José Panta y Wilson Vallejos si se comprueba que se coludieron para que este último gane obras del gobierno regional valorizadas en 130 millones de soles”.

5. Desde que explotó la denuncia, el preso de Piedras Gordas dijo que no conocía a Wilson Vallejos. Sin embargo la realidad fue otra cuando salieron fotos de su hija coincidiendo en el mismo lugar en un viaje de placer con el empresario. A esto se suma el registro de la placa de un auto en el que llegó Santos de emergencia al hospital hace unos años. El carro era de una de las empresas de Vallejos.

La Fiscalía calcula que fueron aproximadamente 800 mil soles los que Gregorio Santos recibió como parte de coima, según una agenda de Vallejos en donde supuestamente se apuntaba el dinero que iba para el entonces presidente regional.

****

Ya, ahora ¿por qué te contamos todo esto? Porque si bien ha sido rechazado un nuevo pedido de ampliación de condena preventiva -recuerden lo de Panamá-, existe además otro pedido de ampliación pero ya no en la Sala Penal Permanente, sino en otra sala del Poder Judicial..

Esta vez piden siete meses más, pero eso lo definirá próximamente el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional. Esta nueva solicitud tendrá que resolverse también en los próximos días.

Según nos explica nuestro amixer periodista de La República, César Romero, lo máximo que un procesado puede permanecer en prisión a la espera de su condena son 36 meses. Si primero se pidió 14 meses y luego 11 meses, Gregorio Santos ya lleva 25 meses en Piedras Gordas.

De continuar en prisión, Goyo estaría a un paso, sino a medio, de convertirse en un héroe por las razones incorrectas.