noticias , periodismo , politica , sociedad Martes, 12 julio 2016

ENFRENTADOS: Este es el chongo entre el JNE, Julio Guzmán y la denuncia de coima

La campaña presidencial ya terminó. El eterno conteo de actas procesadas y contabilizadas, también. Faltan 16 días para que el presidente electo, Pedro Pablo Kuczynski, reciba la banda presidencial de manos de Ollanta Humala y, sin embargo, pese al final feliz de la historia electoral, algunos siniestros secretos de campaña siguen saliendo a la luz. En este caso es un excandidato presidencial quien nos cuenta un hecho alucinante: alguien le pidió un soborno para dejar que siga en campaña. 

Ese excandidato es este señor

base_image

¡Habla pues, útero! Foto: El Comercio

¿Alan Harper?

No pues, sobrine. Es Julio Guzmán, excandidato por el partido Todos Por el Perú.

1. Historia

Esta historia comienza el domingo 10 de julio, en una entrevista con el reportero de Cuarto Poder, René Gastelumendi, en Gamarra. Aquí, más allá de hablar sobre los primeros pasos del nuevo partido político de Julio o sus más recientes actividades, se enfocaron en la publicación de un libro de memorias de la campaña presidencial: «Nuestro propio camino». En este libro se revela que durante la campaña y días antes de la exclusión por parte del JNE, algunos «intermediarios» (vamos a explicar más adelante el porqué de las comillas) le pidieron un enorme soborno. 

Para resumir este reportaje (y para ahorrarte las megas) podemos asumir que lo más importante, para empezar, es que Julio señala que fueron personas identificadas como «intermediarios» las que se le acercaron en tres oportunidades.

  1. La primera vez fue durante la vigilia frente al JNE. Un intermediario se acercó a su equipo de campaña para dejar en claro que, a cambio de dinero, podría «lograr que la opinión de las autoridades pueda cambiar». 
  2. La segunda vez fue otro intermediario, diferente al de la primera vez, que le aseguró lo mismo y esta vez sí pidió un monto exacto a cambio de sus favores: US$ 250,000.
  3. El tercer pedido de soborno fue dos días antes de la decisión final del JNE. El monto ascendía a US$ 600,000.

Pese a que Gastelumendi intenta en reiteradas oportunidades que Julio Guzmán diga a qué entidad estarían representado estos «intermediarios», el excandidato se niega a lanzar una especulación. Eso sí, Julio explica que no realizó una denuncia seria en su momento debido a que no tiene las evidencias necesarias para hacerlo, pero está seguro de que algún día saldrán a la luz.

En una segunda entrevista, en esta oportunidad con Christian Hudtwalcker en Canal N, se revela el párrafo exacto del libro en el que se menciona este soborno.

Este es el párrafo que figura en el libro de Julio.

«Miembros de mi equipo de campaña recibieron al menos tres visitas de inusuales mensajeros con un inusual mensaje: el cambio de opinión de la autoridad electoral a nuestro favor nos costaría unos honorarios profesionales altos y en efectivo. Uno de esos mensajeros le pide US$ 600,000 para arreglar el asuntito. ¿Se trató de verdaderos intermediarios o simples oportunistas?»

Christian le preguntó nuevamente por qué no se realizó una denuncia formal o se informó de esta falta en el debido momento y la respuesta fue la misma: la falta de pruebas. Sin embargo, en esta entrevista Julio reveló que hay investigaciones al respecto y que tampoco hizo la denuncia en plena campaña ya que podría ocasionar un fuerte movimiento.

«Una denuncia significa tener las pruebas y enviarlo al Ministerio Público y nosotros no tenemos esa información. Lo que tenemos es lo que ocurrió, tal cual. Ahora, cuando te pasa con el brevete o con la licencia, ¿eso significa que llegas a tu casa y no le cuentas a nadie porque vas a dañar el prestigio del Ministerio de Transporte? ¡No! Las cosas hay que contarlas. Lo que ocurre siempre y cuando sea verdad y las cuentes con transparencia, hay que hacerlo. A mí me pasó eso».

2. El Jurado Nacional de Elecciones no está nada contento con estas afirmaciones

Así como cuando alguien asume que tu estado de Whatsapp no es más que una vil indirecta hacia él o ella (no mientas, no digas que es una canción), lo mismo sucedió en este caso. Al Jurado Nacional de Elecciones, todavía al mano de Francisco Távara, no le ha gustado nada la denuncia de Julio (es denuncia aunque él diga que no lo es). El procurador del JNE, Ronald Augusto Zavaleta, pidió a la Fiscalía Anticorrupción que se investigue el presunto tráfico de influencias.

1

La primera aparición pública de la denuncia de soborno fue en la revista Caretas del jueves 7 de julio. Imagen: Twitter Diethel Columbus

2

Solicitud de investigación. Imagen: Twitter Diethel Columbus

Pero esto no es todo, Francisco Távara ya salió a dar declaraciones y asegura que las acusaciones del excandidato «están buscando promocionar su libro».

  • “Es una imputaciones antojadiza, maliciosa y orientada a ‘marketear’ el libro que le están escribiendo”.
  • “Debería ser más serio en sus imputaciones; ha estado en reuniones con los observadores, con el Jurado Nacional de Elecciones y por qué no dijo nada en ese momento (…). Yo tuve conversaciones con gente de su entorno y no me hablaron nunca de ese tema”.
219680

Enfrentados. Imagen: Útero.pe

3. ¿Denuncia o no denuncia? ¿Directa o indirecta?

Durante la entrevista en «A bocajarro», con Hudtwalcker, Julio aseguró en reiteradas oportunidades que el caso del soborno no es ninguna acusación contra nada ni nadie. 

«No he hecho ninguna acusación contra ninguna persona ni ninguna entidad, no he hecho ninguna denuncia en el sentido de tener evidencia y pasarla al Ministerio Público. Lo que he hecho es contar las memorias de la campaña».

Pese a las afirmaciones del autor del libro, nosotros nos preguntamos: ¿decir que intermediarios misteriosos ofrecieron ayudarlo con la decisión del Jurado Nacional de Elecciones (ya que la decisión recaía directamente en sus manos) a cambio de US$ 600,000 no es una denuncia pública de corrupción? ¿No es acaso una denuncia directa en contra el JNE? Ojo, no es pregunta retórica, de verdad nos lo preguntamos. Julio puede tener razón en decir que no es una denuncia contra nadie ya que no ha señalado directamente a nadie. ¿Por qué Távara responde de forma tan inapropiada? Lo bueno es que sobre este tema ya se están haciendo investigaciones.

Secured By miniOrange