noticias , politica , sociedad Lunes, 11 julio 2016

El video perdido de Alberto Fujimori en Japón nos cuenta un lado desconocido (o inventado) de la historia

Con un buen traje, el cabello ondulado y la sonrisa que tanto lo caracterizó, Alberto Fujimori se presentó, en el año 2002, en un programa japonés, de elevada sintonía, cuando ya se encontraba requerido por la justicia peruana. Hablando un perfecto idioma nipón y en poco menos de una hora, el expresidente concedió esta inédita entrevista que, hasta ayer, se había mantenido empolvada en el archivo.

1. Fujimori, el hombre

Al inicio de la entrevista podemos escuchar cómo Alberto cuenta algunos detalles muy conocidos de su vida. Su paso por la Universidad Agraria, su trabajo como profesor de matemáticas en dicha casa de estudios, su gusto por los números y su paso por el colegio peruano-japonés en el Perú son algunos de ellos. No obstante lo ya conocido, un dato nuevo podría ser la confesión de haber sido víctima de bullying durante su escuela primaria.

“Al principio fue al colegio japonés, en ese tiempo no sabía español. A causa de la guerra los colegios japoneses fueron cerrados. A partir de ahí fui a un colegio peruano. Al comienzo me hicieron bullying pero después fue desapareciendo. Claro, estudié y me hice de buenos amigos. Yo era un niño normal, sonriente, tranquilo. Pero si alguien me provocaba yo respondía”.

Es necesario recordar que en el año 2014 sería su hijo Kenji quien confesaría también haber sido víctima de bullying y haber asistido al psicólogo por este maltrato durante la época escolar.

“Llevo una mochila pesada desde niño, pues fui víctima de bullying y maltratos. Me afectó también la separación de mis padres. Me acuerdo del video con mi perro, hubo mucho morbo con la difusión de ese material. A veces las personas piensan que lo que uno sufre pasa, pero si me dicen algo ofensivo, me acuerdo de los momentos que viví en el pasado. Es por eso que sigo recibiendo ayuda psicológica”.

1

Con banda y todo.

2. Fujimori, el candidato brillante

En otro momento de la entrevista, luego de la transmisión de un pequeño video de presentación sobre el Perú, Fujimori cuenta cómo fue que se le ocurrió ser presidente del Perú. Alberto afirma que debido al terrorismo ocasionado por Sendero Luminoso decide participar “pensando que si no postula no va a haber futuro para el país”. 

  • “Mi madre se opuso, me dijo “los terroristas te van a matar”. Hablé directamente con mi mamá y me dijo que no es bueno entrar en el mundo de la política. Al comienzo tuve el apoyo de cuatro personas, mis cuatro hijos pequeños”.
  • “Eran mi soporte, no sólo me animaban. Teníamos que hacer carteles y eso costaba plata entonces los hacíamos en casa, los chicos lo hacían en casa. Pintaban el cartel”.
  • “La gente que estaba a mi alrededor no creía [que pudiese ganar las elecciones]. “Fujimori esta loco, mal de la cabeza”, decían.

Maravillados con el expresidente. Imagen: Captura web Youtube

Otro detalle interesante de la entrevista es la forma en la que, según cuenta Fujimori, ganó las elecciones. Con hábiles estrategias y pensamiento motivacional, Alberto le cuenta a los conductores japoneses que pudo vencer a un casi invencible adversario. 

  • “Hice hábilmente una estrategia, pero con presupuesto reducido. El competidor tenía 1,500 millones de yenes y yo pude juntar 20 millones de yenes. Con eso tuve que competir contra él”.
  • “Una en el tractor y encima pusimos un escenario. Fui a un pueblo con guitarras y músicos y la gente se acercaba. Al comienzo 3000 se acercaron, luego íbamos a otro rincón y eran 4000. Se multiplicaban. La gente cuando escuchaba música decía: “ha venido Fujimori”. Me decían “chino”. En Perú es un apodo. Así me conocían”.

3. Fujimori, el inigualable

De toda la entrevista con los conductores japoneses, uno de los momentos más pintorescos es cuando Fujimori demuestra sus supuestos dotes mágicos de oratoria con los que llegaba a juntar 50,000 personas en mítines inimaginables. Uno de los conductores le dice que eso en Japón es casi imposible y le pregunta cómo es que lograba hacerlo. “¿Podría, con mucho respeto, enseñarnos cómo lo hacía?”, le preguntan. Fujimori se acomoda el saco y se levanta para dar una pequeña muestra de su talento.

Queridos compatriotas, el Perú no puede continuar en esta forma. Tenemos que tomar las medidas necesarias para hacer el cambio. Por eso yo les propongo apoyar Cambio 90.”

4

Dando cátedra. Imagen: Captura web Youtube

Fujimori también contó cómo fue que se enfrentó a los más sanguinarios terroristas en el Perú.

“[Hubo] cerca de 3,000 terroristas detenidos. La Constitución peruana no permite la pena de muerte. Por ejemplo, si a líderes como Abimael Guzmán o Victor Polay, si en el supuesto que existiera la pena de muerte, se volverían mártires. Algo así como el dios de los terroristas. No convenía que mueran”.

“El líder de MRTA a través de la radio dijo: “si el presidente Fujimori no llega a un acuerdo con nosotros antes de las 12 vamos a matar al ministro de Relaciones Exteriores”. Teníamos solo 30 minutos para responder. Los terroristas pensaban cómo iba a proceder Fujimori y que mi proceder era decirles “no lo maten” y yo les respondí: mátenlo. Con esa respuesta estaba tranquilo de que no lo iban a matar. Si mataban al ministro de Relaciones se terminaba todo, para los terroristas también por eso dije “mátenlo”. 12:01, 12:15 y no lo mataban. Estaba seguro de que no lo iban a matar. Hice el cálculo exacto. Estaba calculado”.

Esta parte de la historia no la conocíamos.

Al final de la entrevista, Alberto Fujimori comparte un mensaje con el pueblo japonés, quien luego le daría la espalda (felizmente) cuando postuló al Senado de ese país.

“Un mensaje al pueblo japonés. Esfuércense, busquen la felicidad”.