corrupción , narcotrafico , noticias , politica , violencia Lunes, 4 julio 2016

¿Por qué tanto odio?

Faltan apenas 24 días para el gran evento. Ollanta Humala dejará el cargo sin pena ni gloria como presidente de la República y su lugar será ocupado por Pedro Pablo Kuczynski (PPK). Como cada cinco años, antes del momento cumbre, los funcionarios del gobierno saliente debe tener una serie de reuniones con representantes del equipo que tomará el poder para actualizarlo de los avances en tooodas las carteras ministeriales y demás. Para ello se forma lo que se conoce como la «comisión de transferencia».

Es así que, desde hace algunas semanas, se nombró a los representantes de Peruanos por el Kambio para este trabajo quienes, generalmente, luego son nombrados ministros o viceministros o directores de alguna entidad estatal.

No, no es que hoy sea el día de la independencia en Estados Unidos y por eso estamos hablando de la comisión de transferencia de PPK, lo que sucede es que son justamente los nombres de los llamados para este trabajo lo que despierta un odio furibundo en algunos columnistas que disfrazan de imparcialidad su natural preferencia por el jugo de naranja.

Primero Lampadia publicó una editorial en donde emplazaba al gobierno a no darle espacio a «la izquierda».

Así empieza el texto:

«Después de las elecciones hemos recibido varios comentarios de nuestros seguidores sobre una supuesta inclinación política partidaria de Lampadia que no reflej…»

Aguanta, aguanta ¿alguien sigue a Lampadia?

¿Qué cha es Lampadia? ¿una librería o vende lampas?

Lampadia es una web de derecha y pro empresarial dirigida por Pablo Bustamante.

¿Quién?

Este pe. Foto: ipae.pe

Este pe.
Foto: ipae.pe

Bustamante es miembro del Consejo Institucional del IPAE Acción Empresarial, institución que, hace un año, invitó a Keiko Fujimori para que exponga sus propuestas en materia educativa. También es socio director de Macroconsult, la misma firma del economista Elmer Cuba, el que fue flamante jale del fujimorismo en la campaña que acaba de terminar.

Ojalá haya hablado sobre cómo estudiar en Boston. Imagen: captura Facebook

#TodoEncaja.
Imagen: captura Facebook

Ya, ahora sí cuéntame qué hizo su web

Decíamos que había escrito una tremenda rabieta contra los malditos rojos, caviares, comunistas, antimineros. Empezó aclarando que Verónika Mendoza y el Frente Amplio «habían perdido» la elección y que por eso no deberían ser incluidos (o sea que para ellos, deberíamos anularlos de cualquier tipo de discusión sobre las políticas de gobierno).

El después de la primera vuelta:

Saludamos el voto de la ciudadanía que masivamente (hasta en un 80%) optó por “seguir construyendo sobre lo avanzado” y que rechazó los llamados al cambio de ‘modelo’ y a una nueva Constitución, así como la participación en el gobierno de los dueños de esas ‘ideas  muertas’.

El Perú rechazó las ‘ideas muertas’, dice Lampadia, por lo tanto los casi 3 millones de peruanos que votaron por Vero Mendoza no cuentan. (Recontra democrático mi tío Bustamante).

No contento con esto, la rabieta continuó condenando casi hasta la crucifixión a PPK por haberse reunido con ese «anti minero radical» de Marco Arana y peor aún, por haber firmado compromisos con «las cúpulas» gremiales y sindicales afines al Frente Amplio.

Llegaron a firmar acuerdos hasta con 17 cúpulas gremiales y sindicales afines al Frente Amplio (en el compromiso con el sindicato de Sedapal, PPK, personalmente, se compromete a “NO privatizar Ni concesionar SEDAPAL ni las Entidades Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS)

(¿Káma kha na va a vandar Sadapal? HORRORTZ deberíamos venderlo todo, terminar con el trabajo que hizo el excelentísimo presidente Fujimori).

Líneas más abajo se la agarró con Martín Vizcarra, el próximo primer vicepresidente. Según Lampadia, el exgobernador regional de Moquegua y algunos de sus voceros tenían el maquiavélico plan de gobernar pasando por el costado del Congreso «que está en manos de Fuerza Popular» (sí, para Bustamante y sus amigos el Congreso no es de todos los peruanos -que votamos- sino de un partido político).

Esto llegó hasta el planteamiento de hacer una alianza con los gobiernos regionales y locales para imponerle una agenda de gobierno al Congreso.

(Pero qué zhe han creído eztOs, deberíaN dejar ke el Congrezooh en manos del fujimorizmoh haga lo que le dé la gana).

Después de la rabieta, continuaron con su rollo pro empresarial, criticando un documento -que no tuvo mayor alcance- que suscribieron algunos grupos de izquierda sobre el post extractivismo y cosas hippies por el estilo.

¿Caviares? Quémenlos

Pero los chicos de Lampadia no fueron los únicos. Hoy nuestro forever amixer never enemixer caserito de este útero, Aldo Mariátegui, ha escrito una columna dedicada a criticar a la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, y culmina con una pepa sobre las personas que han sido nombradas en la comisión de transferencia.

sgdsgdsg Foto vía: eltiempo.pe

Aldo y Madeleine Osterling.
Foto vía: eltiempo.pe

Empieza su columna con un párrafo en el que advierte que Aráoz está «provocando a los fujimoristas».

Meche Aráoz está sacando ahora un doctorado en “Cómo provocar aun más a los fujimoristas”, para evitar cerrar heridas y procurarle 5 años de purgatorio congresal a PPK.

A continuación nombra todas las frases que la electa vicepresidenta del país pronunció durante la campaña para recordar toooodas las perlas fujimoristas como las esterilizaciones forzadas, la corrupción, las acusaciones de narcotráfico en vaaarios miembros y en nada menos que el secretario general del partido, Joaquín Ramírez.

Pero Aldo le recuerda a Meche su paso por varias instituciones estatales durante el fujimorato, como en Indecopi, para luego decirle que está trastornada por el poder.

No pasaba nada si estas flores las proferían Mendoza o los rojos: son inimputables. Pero son desatinadas en una persona cuerda y con su trayectoria: la desesperación por el poder y el protagonismo/figuretismo trastornan.

Y aquí empieza el llanto desconsolado:

Y ahora, para su doctorado [seguimos con el tema de Mechita], se le ha ocurrido colocar a notorios rojicaviares archienemigos del fujimorismo en las comisiones de transferencia de Mujer (Cecilia Blondet, Diana Miloslavich-ONG Flora Tristán y Violeta Bermúdez-ONG Manuela Ramos), Justicia (el fiscal antifujimorista Avelino Guillén y Pablo Talavera, allegado al juez San Martín) e Inclusión (Denise Ledgard, ex Museo de la Memoria y cancerbera del viejo Fujimori en Japón), entre otros.

Ojo con esta frase final:

¡Mechita, sí que sabes agitarle un trapo rojo al toro naranja! ¡Qué tal cornada te van a meter si terminas de ministra!

¿Entonces Aldo quiere decirnos que el Congreso -que es de todos los peruanos- con mayoría fujimorista se va a vengar de Mercedes Aráoz? ¿Esto aplica como amenaza? ¿O sea que para Aldo, quienes perdieron la elección -el fujimorismo que su novia Madeleine Osterling financia- tienen la potestad de vetar a quien se le dé la gana y dirigir ellos la comisión de transferencia? ¿trastornado quién?

GDSGDSG Foto: eleccionesperu.com

Madeleine candidata a San Isidro por el fujimorismo.
Foto: eleccionesperu.com

Amiguitos, en serio ¿Por qué tanto odio?

Secured By miniOrange