corrupción , Elecciones 2016 , noticias , politica , sociedad Viernes, 17 junio 2016

¿Qué onda con la exclusión del número 2 de PPK de la investigación del caso Orellana?

Esta semana, la Comisión Investigadora del caso Rodolfo Orellana Rengifo presentó el informe final de su investigación ante el Pleno del Congreso de la República. Alrededor de este documento y del proceso para su aprobación ha crecido una nube de suspicacias que nace a raíz del rechazo al pedido de inclusión del electo congresista Gilbert Violeta dentro de este informe.

Aguanta fanta ¿no es este pata?

¿La mano derecha de PPK?  Foto vía: entornointeligente.com

La mano derecha de PPK
Foto vía: entornointeligente.com

Gilbert Violeta es uno de los fundadores del partido Peruanos por el Kambio (PPK), actualmente goza de la plena confianza del electo presidente Pedro Pablo Kuczynski y ha sido elegido congresista por Lima, postuló con el número 2, debajo de la virtual vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz. Así de importante es para el grupo que gobernará el país próximamente.

La red

Holi, Gilbert. Foto: peru21.pe

Holi, Gilbert.
Foto: peru21.pe

Rodolfo Orellana tejió una red delictiva que estafaba al Estado peruano, usurpaba terrenos, falsificaba documentos, difamaba a quienes lo atacaban usando medios de comunicación creados específicamente para ese fin, etc. La red Orellana es una de las más grandes capturadas en el país desde que cayó el régimen Fujimori – Montesinos. 

¿Y qué onda con el amixer de PPK ahí?

Según la Unidad de Investigación Financiera (UIF), una empresa de nombre ABC Group se habría usado para lavar dinero de la mafia Orellana. El fundador de la misma fue el número 2 de PPK.

En el 2014, la UIF reportó dos nombres más ligados a la red, Adriana Delgado Angulo, trabajadora de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp), y Gilbert Violeta López, entonces asesor de PPK.

Clarito. Imagen: Peru21.pe

Clarito.
Imagen: Peru21.pe

En su defensa, recogida por el periodista Martín Hidalgo para Perú21, el virtual congresista alegó que creó ABC Group en el 2006 con un par de amigos más. Un año después uno de sus socios vendió sus acciones a Ester Morales, pareja de Rodolfo Orellana.

“Ellos se presentaron como gente buena y dispuesta a invertir y prestarle dinero a la empresa para el márketing del Instituto, y así lo hicieron, pero ese préstamo se convirtió en su caballo de Troya pues luego pidieron la capitalización de dicha deuda y en consecuencia transformar el préstamo en acciones”.

Después del aumento de capital de ABC Group, personajes de la red tomaron la gerencia general de la empresa, cargo que Violeta ostentaba y al que tuvo que renunciar. El mismo Rodolfo Orellana fue gerente en el 2010. Tiempo después, Violeta vendió todas sus acciones.

Cuando se hizo público el nombre de Gilbert vinculado a una de las empresas de la red, todo indicaba que sería incluido en las investigaciones de la Comisión Orellana en el Congreso de la República, presidida por el legislador Vicente Zeballos. Hasta ahí todo bien.

Pero por su defensa, parece que Gilbert no tuvo nada que ver…

Es cierto que el principio básico de cualquier sistema de justicia es que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Sin embargo, en el caso de Violeta y por más defensa que haya realizado para zafarse del escándalo, ¿cómo se puede asegurar la inocencia de una persona sin una investigación previa? Eso es precisamente lo que parece haber sucedido en estas últimas semanas: una especie de blindaje a la mano derecha del presidente electo.

¿Quéeee? ¿O sea que nadie ni siquiera lo investigará?

Unos días antes de que se debata la aprobación del informe Orellana, el congresista Víctor Andrés García Belaunde “Vitocho”, solicitó públicamente que se incluya a Gilbert Violeta en dicho informe, por su nexo con ABC Group. No le hicieron caso.

La madrugada del 15 de junio, cuando se debatía el informe en el Congreso, que fue entregado en físico y con carácter de ‘reservado’, se solicitó nuevamente incluir a Violeta en la investigación. Sin embargo, minutos después el Parlamento votó y el informe fue aprobado sin incluirlo. Todo de madrugada ¿raro, no?.

El amiguísimo Vicente

La comisión Orellana viene trabajando desde hace años, decíamos que el presidente de ese grupo parlamentario es el congresista -electo con Solidaridad Nacional en el 2011- Vicente Zeballos. Pero aquí hay algo que enciende con furia las luces rojitas de la alarma.

Vicente Zeballos ha sido reelecto congresista por Moquegua en la lista de PPK con nada menos que el beneficioso número 3.

Numerazo. Imagen: Peruanos por el Kambio

Numerazo.
Imagen: Peruanos por el Kambio

¿Y quién fue uno de los que participó para la conformación de la lista parlamentaria de TODO el partido en TODO el Perú? Sí, según fuentes consultadas por este útero, fue Gilbert Violeta.

Rebobinando:

  • Hace dos años, el entonces asesor de PPK era involucrado en la red Orellana a través de una empresa que fundó y que luego fue usada para presuntamente lavar el dinero de la mafia.
  • En esa época todos tenían clarísimo que Gilbert sería incluido en la investigación del Congreso.
  • Luego, en el 2015, el presidente de la Comisión que debía investigar a Violeta, se une al mismo grupo político para postular con el sexy número 3 con el fin de ser reelecto en el Legislativo.
  • Un año después, o sea ahorita nomás, el grupo de trabajo presidido por el compañero de lista de quien debía ser investigado, lo excluye de las pericias.

¿Cómo se llama la obra? ¿Por qué nadie está haciendo escándalo de esto?

PPK ha defendido a capa y espada a su asesor, argumentando que las acusaciones en su contra son “injustas”.

“En cuanto a Gilbert [Violeta] hace siete años vendió un instituto que había fundado  con su esposa, que era de artes gráficas y costura, a una señorita que luego resultó que se amistó con Orellana y fue la pareja de Orellana. Todo lo que se le atribuye fue mucho antes de que Orellana apareciera en la escena. Esa acusación es bien injusta”, refirió.

*****

Según fuentes consultadas por este útero, en plena campaña para la primera y segunda vuelta, Peruanos por el Kambio era un sancochado de desacuerdos, malos tratos, riñas y discusiones. El único consenso entre todos en el equipo era este: odiar a Gilbert Violeta. Seguramente este chongazo tiene mucho que ver en ese tácito acuerdo.

Secured By miniOrange