corrupción , Elecciones 2016 , narcotrafico , noticias , politica Jueves, 2 junio 2016

EXCLUSIVO: Keiko fue a la boda de una hija de “Olluquito”, que fue acusado de narco por caso Hayduk (FOTOS)

Miriana Martínez Moreno, hija de Eudocio Martínez Torres, conocido como ‘Olluquito’, se casó en el 2013 y a su matrimonio llegó una invitada de lujo: Keiko Fujimori.

*****

El 11 de julio del 2013, en el distrito limeño de La Molina, celebraron su matrimonio Miriana Jackeline Martínez Moreno y el empresario chileno José Guillermo Beltrán Jorquera. La novia es hija del magnate pesquero chimbotano Eudocio Martínez Torres, ‘Olluquito’, quien en los 90 estuvo implicado en el célebre “caso Hayduk”, que surgió luego de que un agente de aduanas del Callao alertara que en uno de los cargamentos de anchoveta para exportación de la empresa de Martínez, Hayduk, se ocultaba 353 kilos de droga.

La noche de la boda, los novios tuvieron una invitada de honor, Keiko Fujimori, quien llegó con un impecable vestido negro de bordados plateados, acompañada por su esposo, Mark Vito Villanella. En las imágenes que mostramos ahora, tomadas por uno de los invitados a la ceremonia, Keiko es recibida por los flamantes esposos y por familiares de éstos. Detrás de ellos, departe y ríe el hermano mayor, Walter Martínez Moreno, actual presidente del directorio de Hayduk.

Sin comentarios. Foto: Útero.Pe

Sin comentarios.
Foto: Útero.Pe

Todo es felicidá. Foto: Útero.Pe

Todo es felicidá.
Foto: Útero.Pe

La amistad entre Keiko y los hermanos Martínez no es reciente. En marzo del 2000, cuando Eudocio Martínez, sus hijos Walter, Ana y Miriana, y otros investigados en el caso Hayduk, fueron detenidos y encarcelados para afrontar procesos por presunto narcotráfico y lavado de activos, Keiko Fujimori, que entonces era primera dama, intercedió ante su padre para que les conceda a las hermanas la gracia presidencial y puedan así salir en libertad.

Las dos hermanas Martínez estuvieron detenidas solo cuarenta días. Keiko las visitó en febrero del 2000 en el penal de Santa Mónica, y el 1 de marzo del mismo año Fujimori y su ministro de Justicia, Alberto Bustamante, firmaron la resolución suprema que concedía la gracia para Ana y Miriana Martínez.

Sin haber sido procesadas, ambas fueron exoneradas de la justicia. Eran los meses de la campaña por la re-reelección de Fujimori.

Según un testimonio del interno en el penal de Piedras Gordas y ex informante de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), Óscar  Benites Linares,publicado por La República el 3 de marzo del 2011para dicha campaña electoral Eudocio Martínez habría coordinado desde prisión un aporte de US$ 10 millones. En mayo, pasada ya la elección, Martínez también fue liberado. 

“El mismo Eudocio (Martínez) comentó que debía aportar 10 millones (de dólares) a la campaña de reelección de Fujimori y desde prisión tenía que seguir trabajando para honrar sus compromisos con el cartel del narcotráfico”, afirmó el ex informante de la DEA.

Este es "Olluquito". Imagen: La República

Este es “Olluquito”.
Imagen: La República

La misma cifra fue manejada por la Comisión Investigadora de la Gestión Presidencial de Alberto Fujimori, presidida por el congresista Mauricio Mulder. En su informe final, la comisión recogió la declaración del agente aduanero Fernando Ruiz Díaz, quien dijo que el  abogado Javier Corrochano, enviado por Vladimiro Montesinos, le exigió US$ 10 millones a ‘Olluquito’ para anular el juicio contra él y su familia.

La familia Martínez alegó presiones, amenazas y extorsión del ‘Doc’.

Como se recuerda, entre 1999 y el 2000, como consecuencia del hallazgo de los 353 kilos de droga, la policía antidrogas y la Fiscalía investigaron a cien personas. Después, iniciaron pesquisas por lavado de activos  contra las familias Martínez y Baraka, socias en Hayduk.

En agosto del 2001 la Primera Fiscalía Superior Penal del Callao concluyó que Ana y Miriana Martínez Moreno habían prestado su nombre en la suscripción de un contrato que en realidad era de su padre, quien, según la Fiscalía, se ocultó “tras la identidad de sus hijas” para “desviar la atención del incremento desmesurado de su patrimonio”.

Pero en mayo del 2005, una sala del Callao absolvió a Eudocio Martínez, familiares e hijos del cargo de tráfico de drogas. El último en ser juzgado fue Walter Martínez Moreno, hermano mayor de Ana y Miriana, a quien en el 2012 la Corte Suprema declaró inocente. La procuradora Antidrogas, Sonia Medina, denunció maniobras dilatorias de las familias Martínez y Baraka para eludir la justicia.

Un año antes, en el 2011, Keiko Fujimori reconoció que en el 2006 había recibido un aporte de US$ 10 mil para su campaña al Congreso de la República, cuando el fujimorismo lanzó a la presidencia a Martha Chávez.

En el programa Cuarto Poder, Keiko Fujimori admitió:

“… [son] aportes que me hicieron a mí, como persona, no lo hicieron al partido político Alianza por el Futuro. Si mal no recuerdo, creo que ha sido la señora Ana Martínez”.

Ana Martínez es hija de Eudocio Martínez y hermana de Miriana, la misma que contrajo en julio del 2013 y a cuya boda asistió Keiko Fujimori.