arte , Elecciones 2016 , noticias , politica , sociedad Lunes, 30 mayo 2016

Esta es la “pelona” de la que tanto hablaban en los debates presidenciales

En los dos debates presidenciales, en Piura y Lima, los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, usaron una particular frase “¿Cómo has cambiado pelona?” en distintos contextos.

Así lo dijeron

La primera en usarlo en los debates fue Keiko en Piura. Allí le recordó a PPK que el 2011 la apoyó y aprovecho para soltar la frase:

“Cómo has cambiado, pelona”.

Y en el segundo debate, el de ayer, PPK contraatacó a Keiko reformulando la frase:

“Tú no has cambiado pelona, eres la misma”.

Pero, ¿de dónde viene esta frase?

nicomedes

Holi. Imagen: Andina

Nicomedes Santa Cruz y la Pelona

La frase en realidad es un verso y proviene del poema “La pelona”, del decimista peruano Nicomedes Santa Cruz (1925-1992), que hace referencia al olvido de los orígenes en una persona o a su forma de pensar.

Nicomedes ha recitado sus poemas en Perú y América Latina. En 1958, debutó el Teatro Municipal de Buenos Aires en Argentina, dentro de un espectáculo denominado Ritmos Negros de Perú.

Fue folclorista junto con su hermana Victoria, al incursionar en el teatro con actuaciones radiofónicas, y también periodista con publicaciones en Expreso y El Comercio.

Es uno de los máximos representantes de la cultura afroperuana en el Perú por resaltar, con su arte, el aporte a la historia del Perú de quienes fueran esclavos -junto con los indios- durante la miserable época de la colonia. Por eso, el 4 de junio, fecha de su nacimiento, es Día de la Cultura Afroperuana.

La Pelona

Puedes escuchar el poema en menos de un minuto en este video mix bien maleado:

Y aquí la versión original recitada por el propio Nicomedes Santa Cruz:

O puedes leer la décima completa aquí:

La Pelona

Cómo has cambiado, pelona,
cisco de carbonería.
Te has vuelto una negra mona
con tanta huachafería.

Te cambiaste las chancletas
por zapatos taco aguja,
y tu cabeza de bruja
la amarraste con peinetas.
Por no engordar sigues dietas
y estás flaca y hocicona.
Imitando a tu patrona
has aprendido a fumar.
Hasta en el modo de andar
cómo has cambiado, pelona.

Usas reloj de pulsera
y no sabes ver la hora.
Cuando un negro te enamora
le tiras con la cartera.
¡Qué…! ¿También usas polvera?
permite que me sonría
¿Qué polvos se pone usía?:
¿ocre? ¿rosado? ¿rachel?
o le pones a tu piel
cisco de carbonería.

Te pintaste hasta el meñique
porque un blanco te miró
«¡Francica, botá frifró
que son comé venarique…!»
Perdona que te critique,
y si me río, perdona.
Antes eras tan pintona
con tu traje de percala
y hoy, por dártela de mala
te has vuelto una negra mona.

Deja ese estilo bellaco,
vuelve a ser la misma de antes.
Menos polvos, menos guantes,
menos humo de tabaco.
Vuelve con tu negro flaco
que te adora todavía
Y si no, la policía
te va a llevar de la jeta
por dártela de coqueta
con tanta huachafería.