corrupción , denuncia , Elecciones 2016 , narcotrafico , noticias , periodismo , politica Jueves, 19 mayo 2016

El día que Alberto Fujimori defendió a Montesinos, cuestionado por su inexplicable patrimonio en aumento

Nuestras madres, nuestras abuelas, nuestros psicólogos o psiquiatras y Umberto Eco siempre nos dijeron que para entender el presente (y predecir el futuro), hay que darle una mirada al pasado.

Es así que gracias a la ayuda de nuestros héroes anónimos amigos de Hurgar en la Memoria, pudimos traer del baúl de los recuerdos lo que ocurrió en nuestro país hace casi 20 años, usando recortes de periódicos de la época. Lo que leerás a continuación es tan parecido a la actualidad que es posible que te jales los pelos o empiece a darte escalofríos. En ambos casos, no nos hacemos responsables.

A ojos cerrados

Portada La República 1

Portada de la República, 9 de mayo de 1997. Imagen vía: Hurgar en la Memoria

En mayo de 1997, despertaron las alarmas sobre la presencia de Vladimiro Montesinos Torres y los indicios de corrupción en la aseguradora Popular y Porvenir, con Augusto Miyagusuku -amigo de Alberto Fujimori- a la cabeza.

El entonces presidente del Consejo de Ministros, Alberto Pandolfi, se presentó a una interpelación en el Congreso de la República por estos casos y lo que hizo -además de sacar cara por Miyagusuku- fue una cerrada defensa del asesor en las sombras, argumentando que estaba protegido por tres secretos, el tributario, el profesional y el que corresponde al SIN.

A la luz de las pruebas que hoy conocemos, eso que dijo Pandolfi no fue lo más irracional. El primer ministro de Fujimori, además de limpiarlo, aseguró que el “Doc” era un ducho en sociología e inteligencia militar y agregó que fue el artífice de la exitosa operación Chavín de Huantar para rescatar a los rehenes de la residencia del embajador de Japón, secuestrados por el MRTA.

“Ustedes, congresistas, ¿se imaginan cuánto hubiera cobrado por este operativo un especialista extranjero?”, adujo Pandolfi en favor del “Doc” ante el Congreso.

Según los recortes de la época, ya se tenía indicios de los vínculos de Montesinos con el narcotráfico y la sospecha crecía al conocerse el extraño y progresivo grosor de su cuenta bancaria. De acuerdo con la SUNAT, así fue el aumento -declarado- de ingresos entre 1993 y 1995:

1993 —> S/ 20,000.

1994 —> S/ 492,000.

1995 —> S/ 1’600,000.

Defensa de Pandolfi 9 de mayo

Cambien el “Pandolfi” por “Chlimper” y “Montesinos” por “Ramírez”. Imagen: Hurgar en la Memoria

La denuncia

la República portada acusado mayo 17 1997

Imagen: Hurgar en la Memoria

Unos días después de la presentación del primer ministro de Fujimori ante el Parlamento, el 17 de mayo de ese año, los entonces congresistas de la República, Lourdes Flores (cuando era chévere), Fernando Olivera, Alfonso Grados y Manuel Lajo, denunciaron ante la Fiscalía de la Nación al asesor y “funcionario” del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), Vladimiro Montesinos. El pedido fue que se le investigue al “Doc” por el delito de enriquecimiento ilícito y defraudación tributaria.

¿Por qué existía la sospecha de quien ahora conocemos todos sus delitos? Porque como lo habíamos indicado, su patrimonio incrementó misteriosamente. Además, nadie conocía su remuneración. Era una especie de empleado fantasma.

La República nota de dentro 1

Imagen vía: Hurgar en la Memoria

La demanda colectiva

Un día después de la denuncia contra Montesinos ante el Ministerio Público, La República publicó los resultados de una encuesta realizada por la Empresa Internacional de Investigación de Mercado, en donde se daba cuenta de que el 84.2% de la población estaba de acuerdo con las investigaciones contra el exasesor. El rostro del inquilino de la Base Naval aparecía de forma recurrente en los medios.

18 de mayo post denuncia

Imagen: Hurgar en la Memoria

 

Tuvieron que pasar más de tres largos años y un video para que el régimen más corrupto de la historia del Perú caiga por el propio peso de sus fechorías. Todo ese tiempo, mientras tanto, Alberto Fujimori protegió, defendió y trabajó con su cuestionado e investigado asesor.

Hoy su hija, Keiko Fujimori, trabaja, defiende y protege al secretario general (con licencia) de su partido, Joaquín Ramírez, investigado por sus presuntos vínculos con el narcotráfico y su exacerbado incremento de patrimonio. Solo el tiempo -y la DEA- nos traerá la verdad en la cara, como si fuese una explosión.

Imagen: Caricatura de Andrés Edery para El Comercio

Escalofríos. Imagen: Caricatura de Andrés Edery para El Comercio