periodismo , politica , sociedad Martes, 15 marzo 2016

¿Se han dado cuenta que jamás hemos visto la celda de Vladimiro Montesinos?

Trataremos de ser lo más breves posible. En el 2007 pudimos ver por primera vez cómo era la celda del expresidente Alberto Fujimori en el penal de Barbadillo, que se ubica al costado de la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes), en Ate Vitarte. Gracias al diario El Comercio, pudimos ver por cerca de minuto y medio los interiores de la cárcel.

Cinco años después, en el 2012, su hijo menor, Kenji, fue el centro de críticas -y burlas, sobre todo burlas- al mostrarle a la prensa lo que parecía ser un croquis de la cárcel de su padre. El objetivo, según él mismo contó, fue demostrar que su padre vivía en muy malas condiciones argumentando que la celda tenía un área de solo 14 metros cuadrados.

“Se cumplieron los objetivos, nos anticipamos porque se venía algo mayor. El primer ministro (Juan Jiménez), la ministra de Justicia (Eda Rivas), querían hacer un show mediático presentando información distorsionada y efectista para confundir las condiciones carcelarias de mi padre”, aseguró en Abre los ojos.

84600

Esto sucedió en el 2012. Foto: El Comercio

Tiempo después, en el 2015, El Comercio tuvo un entrevista con el expresidente Fujimori en la propia celda. El diario informó que era la segunda vez que asistían a una entrevista en la cárcel.

“Un equipo de El Comercio llegó hasta la Diroes para contactar al ex presidente Alberto Fujimori. Logramos acceder en dos oportunidades a su celda: el 26 de agosto y el 11 de setiembre de este año. En la segunda ocasión lo hizo acompañado por un ilustrador de este Diario.

El semblante de Fujimori ha cambiado notablemente con el paso de los años, algo normal en cualquier persona en prisión”.

1217972786_0

La foto de la izquierda es del 2008, antes de ser condenado por asesinato, secuestro agravado y por casos de corrupción. A la derecha podemos verlo en el 2015. Son siete años de diferencia. Elaboración: Útero.Pe

1. Ahora veamos el caso de Abimael Guzmán

El exlíder terrorista de Sendero Lumino se encuentra purgando condena en la Base Naval. En el 2014 pudimos ver un video inédito del interior de su calabozo cuando los miembros del penal realizaron un registro para ver si tenía documentos que vinculaban a Sendero Luminoso con el Movadef. El reportaje lo realizó Sin Medias Tintas, de Latina TV.

El reportaje nos cuenta que se encontraron algunas cosas inesperadas en la celda de Guzmán: un televisor, un reproductor de video, una escultura, libros, y hasta un Papá Noel. Pese a que puso resistencia al inicio, el cuerpo policial ingresó en su celda y encontró los documentos buscados. Así también, del hombre feroz vestido con traje a rayas y con el puño alzado, ya no quedaba nada. En su lugar pudimos ver a un hombre envejecido. No en vano han pasado más de veinte años desde que el Grupo Especial de Inteligencia de la Policía (GEIN) al mando de Ketín Vidal, Marco Miyashiro y Benedicto Jiménez, lo atrapara en la casa de Surquillo que alquilaba la senderista Maritza Garrido Lecca.

980495

Abimael Guzmán en el 2014. Foto: El Comercio

La misma historia se repite con la celda de Antauro Humala

3. ¿Y la celda de Montesinos?

Seamos claros: jamás hemos visto la celda del exasesor de Alberto Fujimori. Lo único que sabemos es que debe estar ubicada dentro de la Base Naval y que en esta misma base se encuentran las celdas de Abimael Guzmán y Antauro Humala. ¿Por qué jamás se ha mostrado ni una sola imagen del interior de este calabozo? ¿Qué tan suntuosa debe de ser por dentro? Si fuimos testigos de los lujos que se pudieron encontrar en la celda de Fujimori, ¿qué encontraríamos en la de Montesinos? 

La mayoría de veces que hemos podido ver a Vladimiro en juicio, lo vemos vestido de la manera más elegante posible y ataviado de trajes impecables y lujosos. 

Vladimiro-Montesinos

¿A los Oscar? No, a juicio. Foto: El Comercio

Si analizamos un poco, llegamos a una conclusión: si la celda de Montesinos ha pasado desapercibida por tantos años, es probable que sea una de las más lujosas que existen. No olvidemos que estamos hablando de la celda de un hombre con cuentas millonarias aún escondidas en el extranjero.

Según las declaraciones, que datan del 2014, de la abogada Estela Valdivia, quien ejerce la defensa del otrora hombre más poderoso del país, la celda es de apenas dos metros cuadrados y el patio de recreación es de solo 25 m2. Y peor aún: no tiene inodoro sino un silo. ¿En serio?.

El expresidente de la República, Alejandro Toledo, insiste en que Vladimiro tiene acceso a salidas de su celda de vez en cuando.

“Montesinos sale los fines de semana a ciertas instituciones con la excusa de curarse pero coordina todo. […] Vladimiro y Fujimori siguen operando, entiendan bien eso. Y voy a decir lo que pienso: la señora Keiko Fujimori, sería terrible si es que llega a ser presidenta de la República”.

Ya que nadie lo dice nosotros lo decimos: Amigos del INPE: ¿Podrían mostrarnos el interior de la celda de Vladimiro Montesinos?.

Secured By miniOrange