Lima , noticias , periodismo , politica , sociedad Lunes, 18 enero 2016

YouTube: ¿Alguien le puede pasar esto a César Acuña? (VIDEO)

acuña9

El video que el candidato de APP quisiera borrar de YouTube. Foto: Captura YouTube

Cuando el candidato presidencial de Alianza para el Progreso (APP), César Acuña, era alcalde de Trujillo, ya quería ser presidente. Sí, no es secreto. 

Lo curioso es que el fundador de APP, organización que nació a principios de este siglo, después de caído el régimen de Alberto Fujimori, no conocía, o al menos conocía a medias, el origen del curioso nombre de su partido.

¿Saben cómo nos dimos cuenta de esto?

No fue sino hasta el  2010, durante una entrevista con César Hildebrandt en RBC, en que a la fuerza el pobre Acuña tuvo que enterarse, con detalles, de dónde provenía la Alianza Para el Progreso. Ese día, como siempre Hildebrandt lo dejó en ridículo mostrando que había copiado el nombre de un antiguo programa estadounidense (que te explicamos después) para nombrar a su partido.

Este es el video que Acuña no quisiera que veas:

Pero si cuatro minutos de video pueden acabar con tus megas, aquí te resumimos los divertidos pasajes en los que Hildebrandt lo pulveriza:

Hildebrandt demuestra que Acuña copió y el candidato de APP dio esta excusa explicación:

CH: “Alianza Para el Progreso, no es muy original el nombre. Alianza para el Progreso fue la gran idea de John Kennedy. La política exterior de Kennedy para América Latina se llamó Alianza para el Progreso”

CA: Te cuento César, yo viajaba de Nueva York a Lima leyendo un libro y justo leí el programa de Alianza para el Progreso donde hablaba cinco líneas (¿Quéeeeee?) de Educación, Salud, Transporte. Entonces, yo dije: este es un bonito nombre para un partido político en el Perú porque…

En medio del roche, Hildebrandt insiste y Acuña defiende lo innegable

CH: Y lo pirateaste…

CA: No, no, no. Una cosa es el programa, otra cosa es el nombre.

CH: Entonces te gustó y lo pirateaste.

CA: No, no no no no, buscábamos un nombre para darle un mensaje a los peruanos.

CH: El nombre es perfecto. Le costó al equipo de Kennedy muchísimo idearlo.

Acuña quiso hablar de honestidad y Hildebrandt le hizo un turn down for what

CA: Yo creo que hablamos de honestidad.

CH: Entonces dile a John Kennedy muchas gracias.

Para terminar, Hildebrandt le dio una clase de historia a Acuña

CH: Toda la política latinoamericana de la administración Kennedy, desde que asumió, se llamó Alianza para el Progreso, porque justamente querían hacer un corte en lo que había hecho (Dwight) Eisenhower antes. Que había sido muy brutal y prepotente (…) eso fue el intento demócrata más orgánico que hubo para tener relaciones relativamente igualitarias con América Latina.

CA: Yo he leído, yo he leído…

Lo que sí fue la Alianza para el Progreso. Su antes y después

kennedy

John Kennedy creó la Alianza para el Progreso en 1961 para América Latina. Foto: reversespeech.com

Mientras su antecesor, Dwight Eisenhower no supo comprender las necesidades de América Latina, el presidente estadounidense John F. Kennedy puso en marcha en 1961 el programa de política exterior Alianza para el Progreso. Este constaba de un plan de diez años para que nuestro continente supere la pobreza, sea próspero y todas las personas pudieran vivir dignamente. La iniciativa incluía ayuda económica, una mejor distribución de ingresos y la reforma agraria.

Pero la alianza enfrentó obstáculos. Kennedy tuvo problemas para conseguir la aprobación del Congreso para financiar el programa, y no se pudieron lograr todos los objetivos, hasta que finalmente fue disuelto. Sin embargo, se construyeron viviendas, escuelas, aeropuertos, hospitales, clínicas y proyectos de purificación de agua, otorgándole a algunas personas una mejor calidad de vida.

Por todo esto, es normal que hoy algunos colegios y calles lleven el nombre de John Kennedy, como el parque Kennedy en Miraflores, y muchos gobiernos intenten basarse en su programa.

Ver esta entrevista da mucho que pensar sobre César Acuña. Pero si hay algo claro es esto: se copia de un nombre que le parece “bonito”, no admite que se lo copió, y no sabe explicar en qué consistió el programa. Pero todo indica que para estar segundo en las encuestas no se necesita originalidad.