noticias , politica Martes, 22 diciembre 2015

Celebrity DeathMatch: Carlos León Moya versus Sinesio López (el lado rojo de la fuerza)

WHAT THE FU**  Imagen vía www.radionacional.com.pe

WHAT THE FU**
Imagen vía www.radionacional.com.pe

Críticas, decepciones, vestiduras rasgadas, gritos en el cielo, viudas y plañideras. Todo eso dejó a su paso la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, luego de hacer pública su candidatura a la primera vicepresidencia de la República con el Partido Nacionalista, sí, el mismo al que choteó en el 2011 para mandarse solita con su candidato de Fuerza Social que no pasó la valla y perdió la inscripción.

Pero eso no es lo peor más raro, sino que el candidato a la Presidencia de los nuevos amigos de Susana es el exministro del Interior, Daniel Urresti, quien enfrenta un proceso judicial al ser acusado del asesinato del fotógrafo de Caretas, Hugo Bustíos. Además, en plena audiencia oral, en sus declaraciones, una testigo también acusó a Urresti de haber abusado sexualmente de ella durante la época terrorista, cuando el exministro solía patrullar las calles ayacuchanas bajo el seudónimo de «capitán Arturo».

Isabel Rodríguez de espaldas ante los miembros de la Sala. Urresti más atrás, riendo. Imagen: captura de pantalla Canal N.

Isabel Rodríguez de espaldas ante los miembros de la Sala. Urresti más atrás, riendo.
Imagen: captura de pantalla Canal N.

Villarán, quien siempre levantó banderas en favor de los derechos humanos y que incluso fue ministra de la Mujer durante el gobierno de transición (a la democracia) al mando del fallecido Valentín Paniagua, sorprendió a todos al renunciar al partido que fundó para luego unirse a lo que algunos izquierdistas llamarían moralmente «el enemigo». Esta contradicción de uno de los rostros más representativos de la izquierda ha provocado una serie de reacciones pero también discusiones acerca del porqué de su sorpresiva decisión.

Imagen vía Facebook

Veroleia :v Imagen vía Facebook

Así pues, la old school (o sea los exJedis) -nos referimos a quienes hace 30 años integraron Izquierda Unida- ha salido a defenderla (a buscar culpables, en realidad), es el caso del sociólogo, columnista de La República, Sinesio López. Y por otro lado, el politólogo (joven Padawan), Carlos León Moya, rebatió destrozó los argumentos de López. Y Aquí empieza nuestro…

Celebrity DeathRedMatch

Elaboración: Man Ray

Elaboración: Man Ray, maestro Jedi.

Esto fue lo que dijo Sinesio López en su cuenta de Facebook:

Veo que algunos izquierdistas se escandalizan por la actual opción política que asume Susana Villarán y casi la ven como si fuera una traición (…) es más inteligente y mas político (y menos eticoso) preguntarnos por qué las izquierdas que apoyamos a Verónika no somos ni hemos sido capaces de mantener o atraer a gentes como Susana y a fuerzas progresistas a nuestras propias filas. Si respondemos con honestidad la pregunta, vamos a encontrar las causas más en las izquierdas que apoyan a Vero que en los que se han ido o que no la apoyan.

Traducción: que Susana Villarán se haya ido a juntar con Urresti es culpa del Frente Amplio.

Y esta fue el derechazo que dio Carlos León Moya

Es impresionante cómo los compañeros viejitos reclaman la suspensión de la ética para sus amigos de promoción, pero cuando se trata de alguien fuera de su círculo se transforman en los Apus de la Moral.

Que Susana Villarán se haya ido detrás de Urresti es algo estrictamente político: la tía quería sobrevivir y no tenía de dónde agarrarse. Perfecto, lo entiendo. Ahora, ¿por eso debo decir, ay, Susana, pobre de ti? ¿Debo suspender mi opinión sobre Urresti? ¿O sea, ya no es el hombre que hace un año amenazaba a los pulpines con reventarlos a bombas, el que encontraba senderistas debajo de la cama, el acusado de desaparecer un fotógrafo?

La política es una cosa y la moral otra distinta, perfecto. Pero eso no implica que uno, amparándose en ese argumento, se pase la vida entera pasando por agua fría las barrabasadas de sus amigos sesentones: si no quiere internas, ay, es culpa de Marco Arana; si no se va con el Frente Amplio, ay, es culpa de los ultras anti-Yehude; si se va con Urresti, ay, es culpa del Frente Amplio. Siempre es la culpa del otro. Los pobres viejos jamás tienen la culpa de sus espantosas decisiones. ¿Quiénes son entonces los puristas?

Que el Frente Amplio no haya logrado repuntar ni hacer alianzas de verdad y la gente se le escape por debajo de las piernas, totalmente de acuerdo. Pero que los mismos personajes que se han quedado dos veces sin barco -totora Yehude, botecito Fonavi- vengan ahora a pedir comprensión para su cogollo y culpar de falta de amplitud al FA, no me jodan. Saltan de barco en barco cada cuatro meses, y ahora le reclaman al FA porque Susana Villarán prefirió volverse pirata.

Hay gente que debió jubilarse en un buen momento en lugar de estar haciendo un papelón.

Después de este revolcón la respuesta de León Moya, Sinesio López solo posteó en su muro de Facebook publicaciones relacionadas con las elecciones presidenciales en España. Así que, saquen ustedes sus propias conclusiones, si no logran hacerlo, es culpa del Frente Amplio, obvio.

Secured By miniOrange