internacionales , noticias , politica , violencia Martes, 1 diciembre 2015

Mira las alucinantes fotos sobre las condiciones en que viven los niños que huyen de la guerra en Medio Oriente

El fotógrafo sueco, Magnus Wennman, quien ha sido dos veces ganador del premio World Press Photo, se embarcó esta vez en un proyecto titulado Where the Children Sleep (o Dónde duermen los niños), enfocado en la situación que viven los niños que huyen de sus países de origen -actualmente en guerra- en busca de un refugio en países de Europa, continente que, en los últimos meses, ha experimentado la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Hasta octubre de 2015 más de 681 mil personas llegaron luego de cruzar el Mediterráneo. Al menos 3 mil 175 han perdido la vida durante la peligrosa travesía.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Walaa de 5 años, en Dar-El-Ias (Líbano). Su madre asegura que llora todas las noches ya que quiere irse a su casa, “Allá nunca solía llorar a la hora de dormir”.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Ahmed de 6 años, en Horgos (Serbia). Lleva su propia maleta en las grandes distancias que su familia recorre a pie. “Él es muy valiente y solo llora algunas veces por la noche”, dice su tío que cuida de él después que su padre fuera asesinado en su ciudad natal, Deir ez-Zor, al norte de Siria.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Ralia de 7 años y Rahaf de 13, en Beirut (Líbano). Viven en las calles de Beirut son de Damasco, donde una granada mató a la madre y a su hermano.

Actualmente, el Líbano es el hogar de unos 2 millones de refugiados sirios, entre registrados y no registrados, lo que significa que los refugiados constituyen ahora un tercio de toda la población libanesa.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Shehd de 7 años, en la frontera húngara. Su madre relata que si la familia hubiese sabido lo complicado que es realizar el viaje, se habría quedado en Siria corriendo el riesgo.

*Hungría es uno de los países de la Unión Europea, junto a Eslovenia, Eslovaquia República Checa y Rumanía, que se han negado a recibir cuotas de refugiados. Esa nación construyó una valla alambrada de más de 175 kilómetros de extensión para detener la oleada de refugiados que llegan desde Serbia.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Abdullah de 5 años, en Belgrado (Serbia). Durante los últimos días ha estado durmiendo fuera de la Estación Central de Belgrado. Presenció el asesinato de su hermana en su casa de Daraa. Sigue aún conmocionado y tiene pesadillas cada noche, cuenta su madre.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Ahmad de 7 años, en Horgos (Serbia), estaba en la casa familiar cuando una bomba cayó sobre él, en Idlib. La metralla impactó en su cabeza, pero él salió con vida, su hermano pequeño no.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Tamam de 5 años, en Azraq (Jordania). Tiene miedo de su almohada y llora todas las noches a la hora de dormir.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Lamar de 5 años, en Horgos (Serbia), en su casa de Bagdad dejó las muñecas, el tren de juguete y la pelota. La bomba lo cambió todo, la familia se dirigía a comprar comida cuando cayó cerca de su casa.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Fatima de 9 años, en Norberg (Suecia), todas las noches sueña que se cae de un barco. Junto a su madre, Malaki, y a sus dos hermanas, estuvo dos años en un campo de refugiados libanés.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Esra de 11 años, Esma, 8 años, y Sidra, 6 años, en Majdal Anjar (Líbano), se encuentra con su madre, su padre está desaparecido tras ser secuestrado, “A menudo sueño con que papá me trae caramelos”.

Foto: Magnus Wennman

Foto: Magnus Wennman

Abdul Karim de 17 años, en Atenas (Grecia), pasa la noche en la plaza Omonia, ya que con los últimos euros que le quedaban se compró un boleto para el transbordador con destino a esa ciudad.

 

*Con información de Telesurtv.net

Secured By miniOrange