denuncia , noticias , sociedad , violencia Jueves, 26 noviembre 2015

Mira la extraordinaria cadena de ayuda para Coquito, el anciano maltratado por serenos de Jesús María

Un grupo de matones agentes del serenazgo del distrito de Jesús María, intervinieron a un hombre en la avenida Brasil hace unas semanas. Se trataba de una persona de 85 años de edad, quien se negó a entregar las cocadas y el maní confitado que vendía de manera ambulatoria y, como ya es sabido, los agentes procedieron a hacer lo que mejor saben hacer: quitárselo a golpes.

Sin título

Imagen: Captura de pantalla

Lo que hubiera sido una historia más de abuso cometido por parte de las autoridades se ha vuelto uno de los casos de solidaridad más alucinante de las últimas semanas. Un grupo de ciudadanos ha decidido borrar el clásico final de impunidad y hacer algo al respecto. Conoce aquí la alucinante anécdota de Jonás o “el señor Coquito”, como ha sido bautizado cariñosamente.

1. La historia de Jonás

Un reportaje de Panorama resume todo.

Jonás Medrano es un hombre de 85 años que se gana la vida vendiendo maní confitado y cocadas en Jesús María. Todos los días viajaba desde Huaycán hasta la avenida Brasil para poder vender sus productos. Si hablamos de un adulto mayor que se dedica a la venta de dulces de manera ambulatorio, se sobreentiende que se trata de una persona que intenta solventar gastos y llevar algo de dinero a su hogar. Sin embargo, los agentes de serenazgo de Jesús María parecen no haber comprendido esto ya que el pasado 21 de noviembre, Saby T publicó en Facebook el incidente: Jonás había sido intervenido por estos agentes y al negarse a entregar su mercadería (que como podemos ver en las imágenes, se trata de pequeñas bolsas de dulces) los serenos le propinaron una paliza. 

PUBLICADO POR : Saby T.Siento el dolor, impotencia e indignación tan grande por no haber estado presente en el momento…

Posted by Perù REC on sábado, 21 de noviembre de 2015

Los golpes que recibió no fueron leves, Jonás terminó con heridas en varias zonas del cuerpo. 

“Tras el ataque, el anciano resultó con varias heridas en la cabeza y en el resto de su cuerpo. Gracias a la intervención de la gente, los fiscalizadores acabaron con la golpiza. Sin embargo, los agentes se retiraron del lugar llevándose su mercadería (maní confitado).”

Al final de la historia, los agentes terminaron por llevarse los dulces que servían de sustento para que Jonás pueda pagar por las medicinas de su esposa enferma de cáncer.

Pero esto no era lo peor, ella falleció tres días después del incidente y él no contaba con recursos económicos para poder solventar los gastos del sepelio. Todo indicaba que este sería un caso más de injusticia cometida por supuestos agentes del orden. Pero todo cambiaría con la historia publicada en Facebook.

2. ¡Internet al rescate de Coquito!

12289738_988986047828385_8452836503247814525_n

¡YES!

Jonás, llamado Coquito por los amigos, sería bautizado como el señor Coquito en Internet. Un grupo de jóvenes estudiantes, enterados del abuso cometido por estos salvajes con uniforme municipal, decidieron crear un grupo de Facebook a su rescate: “Apoyemos al Sr. Coquito”. Este grupo está conformado principalmente por jóvenes y personas solidarias que oyeron la historia de Jonás y decidieron tomar cartas en el asunto.

Ahora, no estamos hablando de un grupo dedicado a recopilar likes, muy por el contrario, estos ciudadanos lograron recaudar los fondos suficientes para poder costear el entierro de la esposa de Jonás, pagar por las medicinas que “Coquito” necesita (a causa de la golpiza) y pagar todo lo que necesite. 

  • “S/.6,668.15 es el monto recaudado, se pagó el sepelio de doña Juana (esposa de Coquito) la cantidad de S/.3,000 y se retiró S/.300 más para pagar dos movilidades de S/.150 cada una.
    Es decir, tenemos en la cuenta el día de hoy la cantidad de: S/.3368.15″.
  • “Cabe indicar y reiterar que lo recaudado está llegando a su destino y está siendo administrado de la mejor manera, ya que Coquito tiene aún muchas necesidades, la cuenta sigue habilitada y necesitamos más apoyo”.

Para poder verificar su contacto con Coquito y desmentir algunos comentarios malintencionados, el grupo publicó un video junto a Jonás en el que se le puede ver bastante contento. 

El grupo pudo pagar por los gastos del entierro de la esposa de Coquito, sus medicinas y ahora se han trazado la meta de poder recaudar lo suficiente para poder dejar a Jonás en una casa de reposo. 

“La prioridad, y como segunda meta, tenemos el traslado a una casa de reposo donde lo atiendan mejor y tenga calidad de vida estos últimos años, es por eso que seguimos pidiendo la ayuda.”.

3. ¿Y los serenos?

Por este lado, la historia es la de siempre. Los serenos fueron despedidos y  la Municipalidad de Jesús María publicó un comunicado respecto al incidente con Jonás, informando que los golpes de Coquito se deben a que este “perdió el equilibrio al ser intervenido”. 

“La Municipalidad de Jesús María procedió a retirar de sus cargos a los fiscalizadores involucrados en un nuevo caso de agresión ocurrido en su jurisdicción. Los agentes de esta comuna distrital fueron acusado de haber agredido a Raúl Jonás Medrano Huaytán, un vendedor ambulantes de 85 años.”

12279145_618844024921256_7762492306742080228_n

Se cayó repetidas veces y se hizo todos los moretones. Ok. Imagen: Facebook Municipalidad JM

Pese a que no se informa por ninguna parte sobre una bien merecida sanción a los agentes que golpearon a Jonás, y sobre algún tipo de denuncia penal por maltrato, al menos un grupo de ciudadanos trató de darle un final feliz a la historia. Si quieres conocer más detalles sobre la campaña de ayuda al señor Coquito puedes entrar aquí.