noticias Jueves, 5 noviembre 2015

El informe que realiza “The Associated Press” sobre Alan García es lo más impresionante que leerás hoy

Una de las agencias de noticias más importantes del mundo, The Associated Press (AP), realizó un informe alucinante del escándalo mediático de corrupción más engorroso que Alan García haya sufrido jamás: los narcoindultos. El artículo publicado en la sección “The big story” (La gran historia) cuenta con lujo de detalles y analiza, como nadie lo ha hecho hasta el momento, todo lo que significó la liberación de narcotraficantes durante el gobierno aprista y algunas apreciaciones de expertos en el tema.

landscape-1435244224-pablo-escobar-narcos-netflix

El informe gringo resume la historia más o menos así. Foto: konbini.com

Este útero comparte contigo el artículo completo, traducido al buen castellano. (Pulsa aquí si lo quieres leer con música de fondo). 

Los “Narcoindultos” que pesan a García mientras busca la Presidencia del Perú

Lima, Peru (AP) –  Alan García le concedió la temprana libertad a cientos de narcotraficantes convictos la última vez que fue presidente de Perú, persiguiendo una campaña de clemencia incomparable con alguna otra en el mundo, afirmando que estaba dando una oportunidad a quienes lo merecían mientras aliviaba el hacinamiento carcelario. Ahora los “narcoindultos” están persiguiendo a García mientras busca volver a la presidencia en un tercer mandato, con los funcionarios que arreglaron las liberaciones, hoy enjuiciados por presuntamente dirigir un esquema de “págame-y-te-saco-de-la-cárcel”.

Interrogado sobre las conmutaciones hace dos años por una comisión especial del Congreso, García insistió en que analizó cuidadosamente cada caso, quedándose muchas veces hasta la madrugada para estudiar detenidamente los gruesos archivos. “Busqué el consejo de Dios en la toma de todas y cada una de estas concesiones”, le dijo al comité.

Pero los testigos que declararon ante un tribunal en una prisión de máxima seguridad en las colinas polvorientas del norte de Lima cuentan una historia diferente, una de conmutaciones rápidas para los convictos que pagaban miles de dólares, de docenas de liberaciones algunas veces en un mismo día y una que resumía los casos más complicados en cuestionarios de ocho líneas.

Catorce aliados de García que diseñaron las conmutaciones, que en su mayoría fueron miembros de la comisión presidencial encargada de ese trabajo, han estado en juicios desde agosto, acusados de cargos de conspiración criminal y sobornos en conexión a los indultos. Si son sentenciados, se enfrentan a por lo menos 17 años en prisión. En total, 1.167 personas condenadas por delitos de drogas agravado, que se define como el tráfico de 10 kilos de cocaína o más, o que pertenece a una banda de narcotraficantes, fueron liberados por un golpe del lapicero de García durante su gobierno del 2006 al 2011.

“He trabajado en 114 países de todas partes del mundo desde 1990, y no conozco ningún otro caso de esta magnitud”, dijo Edgardo Buscaglia, experto en narcotráfico afiliado a la Universidad de Columbia en Nueva York. Como García ha subrayado en repetidas ocasiones, los indultos eran perfectamente legales y permitidos bajo poderes presidenciales. The Associated Press buscó a través de su oficina de prensa de entrevistar a García sobre el tema, pero no hubo respuesta. Todos los ex funcionarios procesados mantienen su inocencia.

maxresdefault (1)

Edgardo Buscaglia. Foto: Captura Youtube

El comité del Congreso que estudió las conmutaciones – más de 5000, incluyendo más de 1700 por robo a mano armada – determinó el año pasado que García creó un sistema legal paralelo inconstitucional. Se impulsó “la corrupción, el crimen violento, la alteración de la economía, el lavado de dinero – un espectro de actos criminales que simplemente no le importan al Partido Aprista (de García)”, dijo Yvan Montoya, ex fiscal anticorrupción que enseña derecho en la Universidad Católica de Lima.

Meses después de que García dejó el cargo, la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos declaró que el Perú había superado a Colombia como el productor número 1 de cocaína del mundo. Durante su mandato de cinco años ni un solo capo del narcotráfico fue capturado o condenado, las incautaciones de cocaína en promedio anual sólo llegaron a las 12,8 toneladas métricas y los Apristas fortalecieron el control que mantenían sobre el notoriamente corrupto Poder Judicial peruano y las cortes.

“Hay jueces y fiscales Apristas. Hasta hace poco tuvieron el control de la Corte Constitucional, por lo que él [García]se siente protegido, que nadie lo puede tocar”, dijo Sergio Tejada, quien encabezó la comisión del CongresoEsto no necesariamente significa que los votantes lo hayan olvidado. 

Revelaciones de los juicios por los indultos sólo refuerzan “la imagen de un político corrupto que ha existido por mucho tiempo”, dijo Steven Levitsky, politólogo de la Universidad de Harvard que se enfoca en América Latina. García es “un político muy hábil, pero va a ser muy difícil recuperar la confianza necesaria para ganar la presidencia.” 

García está tercero en las encuestas con menos del 10 por ciento, muy por detrás de principal candidato Keiko Fujimori y el economista y ex primer ministro Pedro Pablo Kuczynski. Fujimori, quien terminó pasando a segunda vuelta con el hoy presidente Ollanta Humala en las elecciones de 2011, también está empañada: Su padre, el ex presidente Alberto Fujimori, se encuentra en prisión por corrupción y violación de derechos humanos durante su presidencia de 1990 a 2000.

García fue presidente desde 1985 hasta 1990, una época de inflación galopante y empeoramiento de la insurgencia izquierdista. Cuando volvió a postular una década después, García contrató al abogado Miguel Facundo [Chinguel] para defenderse de los intentos de los activistas de derechos para mantenerlo fuera de la boleta electoral. Facundo más tarde fue nombrado para encabezar la comisión de indulto y ahora es el principal acusado en el caso “Narcoindultos”.

Los fiscales alegan que Facundo y una docena de subordinados recorrieron las cárceles en búsqueda de presos que podían pagar, y se basó en los traficantes condenados como consultores. “Hubo una predilección” hacia los narcos, sostuvo el fiscal Walther Delgado Tovar. En un caso específico, un traficante Eslovaco llamado Eugen Csörgő pagó $ 15,000 para hacer que su condena de 15 años sea conmutada después de cumplir seis años en prisión, esto se sabe por el testimonio de un hombre que fue compañero de celda de Csorgo en aquel tiempo y afirma haber participado en asegurar su liberación.

El testigo, Marco Gálvez, afirma haber “arreglado” la conmutación de Csörgő con el entonces ministro de Justicia, Aurelio Pastor, y un asistente presuntamente envió un interno a la organización de Facundo a negociar parte de la recompensa. La evidencia presentada en la corte rastreó transferencias bancarias de la ciudad eslovaca de Komarno a la cuenta bancaria de Lima de un amigo de Gálvez. Pastor niega la acusación y dice que nunca ha conocido a Gálvez.

12207792_1624652691133673_214070224_n

Previo al indulto. Foto: Captura Youtube

Facundo también insiste en que es inocente de las acusaciones en su contra, incluyendo el haber aceptado $ 30,000 para la liberación del narcotraficante convicto colombiano Ramiro Castro Mendoza en 2009. Castro fue detenido nuevamente tres años más tarde por cargos de tráfico. García ha defendido consistentemente sus conmutaciones de penas y recientemente las ha comparado con el plan del presidente estadounidense, Barack Obama, para conmutar las penas de 5.500 delincuentes de drogas no violentos.

Los críticos llaman la comparación engañosa. El politólogo de la Universidad Vanderbilt, Arturo Maldonado, dijo que no hay comparación entre los indultos de Estados Unidos, que estos deben abrirse camino trabajosamente a través de paneles de revisión judicial, y no son arbitrarias como los “perdones al peso” de García.

Pese a parecer una filtración del guión de la segunda temporada de “Narcos” en Netflix (que por cierto, esperamos más que nadie), el artículo resume los narcoindultos como nadie parece haberlo mencionado hasta el momento. Incluso la califica como uno de los más increíbles del mundo. Y claro, por la cantidad de indultados y la impunidad que parece rodear a García sorprendería a cualquiera.