corrupción , noticias , sociedad Martes, 3 noviembre 2015

Si necesitas renovar tu brevete, recuerda llevar dinero extra para la rifa que te venderán

Como cualquier documento de nuestro país, la licencia de conducir o “brevete” tiene fecha de expiración. Una vez pasada, este debe ser renovado y es aquí donde empieza la pesadilla de muchos. 

287741

¡Un mesecito más!. Foto: Perú 21

1. Los pasos a seguir

Una vez que hayas pasado la fecha de vencimiento, deberás acercarte al Touring y Automóvil Club del Perú portando tu DNI o tu carné de extranjería. Según informa Perú 21, el proceso de renovación de licencia consta de tres simples pasos:

  • Certificado de aptitud psicosomática
  • Para renovar tu documento, necesitarás obtener este certificado emitido por el MTC o la Dirección regional de Transportes y Comunicaciones.
  • Examen de normas de tránsito
  • Otro paso necesario es el de rendir un examen de normas en el Centro de Exámenes TACP
  • Pago en el Banco de la Nación
  • Por último, tendrás que realizar el pago de s/.24.50 en beneficio del MTC.

Sin embargo, por más que suene simple, práctico y rápido, la realidad parece ser bastante diferente.

2. Oye útero ¿entonces por qué es una pesadilla?

Un ciudadano cuenta la experiencia de acudir al Touring para tramitar la renovación del documento. De entre algunas quejas predecibles (como burocracia excesiva y la informalidad), hay una que sobresale por excelencia: la venta de rifas. Daniel Tiringer cuenta su pesadilla en la tramitación de la revalidación de su brevete y nos muestra una interesante foto.

“Revalidar mi brevete ha sido una de las experiencias más desagradables que he vivido en esta ciudad infestada de experiencias desagradables. Afuera del Touring y en el local de Conchán hay ejércitos ofreciéndote una “ayudita” con tus papeles por unos soles más. Todos están coludidos: instructores, doctores, policías y ladrones, centros médicos y etcétera. Se vive del trámite, del choreo, la burocracia, la informalidad y la pendejada. Como fin de fiesta, un examen de manejo donde los veedores se alucinan en Suiza y no te permiten ni masticar chicle mientras enciendes una direccional. [¡Cómo diablos aprueban ese circuito los choferes de Orión!] Luego te dan un papel que dice –en mi caso– “aprobado”, vas a una ventanilla a recoger el documento y un señora funcionaria pública te pide que le compres una rifa. Diez luquitas y, quién sabe, te entregue el brevete con celeridad. Sortean un auto, evidentemente; hasta para premiar son bestias.”

12208323_10153647417407394_5055819873158560330_n

“Gran rifa” Foto: Facebook

Algo más soprendente que el “premio” de la rifa, por obvias razones, es el hecho que un trabajador te pida comprarle una rifa mientras realiza el trámite. Notamos que en la propia rifa figura el logotipo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, ¿de verdad sabe el MTC que están usando su logo para estos fines? Si es así, deberían colocar la compra de la rifa como requisito adicional.