noticias , politica Viernes, 30 octubre 2015

Estas son las 6 jugadas que explican cómo Castañeda nos ‘bypasseó’

Felizmente no hubo monorriel jejeje. Imagen: Peru21

Pese a las constantes críticas contra el bypass de la avenida 28 de julio en el centro de Lima, el alcalde Luis Castañeda siguió adelante con esta obra que se está ejecutando en medio de varios cuestionamientos.

Una investigación de IDL-Reporteros, nos muestra cómo durante la gestión de Castañeda, que lleva apenas casi 10 meses en el poder, se sobrevaloraron los costos en la construcción del bypass y aquí te lo resumimos en seis puntos claves:

1. Castañeda usó el dinero de Río Verde para el bypass

rio verde

Río Verde iba a ser un parque público ubicado en el distrito del Rímac. El proyecto consistía en la creación de 25 hectáreas de áreas verdes, así como la recuperación de la rivera del río del mismo nombre. 

En el 2009, durante la segunda gestión de Luis Castañeda como alcalde de Lima, se dio en concesión el proyecto Línea Amarilla a la empresa LAMSAC, socia de la constructora brasileña OAS, y se designó OAS Sucursal del Perú como encargada de las obras que demandaban una inversión de US$570 millones. En 2011, ya en la gestión de Susana Villarán, se aumentó el costo en US$130 millones (US$ 700 millones en total) para la creación de áreas verdes con el fin de recuperar la ribera del río Rímac. y se renombró el proyecto como Vía Parque Rímac. Hasta allí nada extraño.

Pero en 2013, se incluyó una adenda a Vía Parque Rímac entre la Municipalidad y la compañía, para la creación de un fideicomiso de 74.5 millones de dólares con el fin de financiar Río Verde (proyecto incluido en Vía Parque Rímac). Un año de negociaciones después, solo faltaba la firma de OAS, pero esto nunca sucedió.

Cuando culminó el período de Villarán, a tan solo tres meses de la gestión de Castañeda, se anunció la construcción del by-pass de 28: adivina con qué plata

Exacto: con el dinero del fideicomiso de US$74.5 millones de Río Verde…

¡Se gastaron la plata de Río Verde!

#VuelvenLasObras

#VuelvenLasObras

Hubo dos estudios de Impacto Ambiental para el bypass: “el plano de especies arbustivas” y “el conteo de volúmenes vehiculares”. OAS supervisó el primero y encargó la supervisión del segundo en diciembre de 2014.

De modo que aún no terminaba el período de Susana Villarán y OAS ya preparaba estudios para el proyecto de Castañeda. Pocos meses después, en marzo de 2015, inició su construcción.

2. Altísimo costo en el retiro de dos grifos

Los grifos a los alrededores del bypass antes de ser retirados. Imagen: vía Twitter

Para ejecutar el bypass se cerraron los grifos ‘Piki’ y ‘Kikito’, ubicados en el cruce de las avenidas 28 de Julio, República de Chile y Arequipa. Pero el cierre y retiro de tanques de combustible, se ejecutó sin contar con la aprobación del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

No solo eso

El cierre de grifos, que incluía el retiro de siete tanques de combustible (cuatro de Piki y tres de Kikito), costó S/.127 mil 829, según el plan que la Municipalidad de Lima presentó al MEM. Pero en el el presupuesto del contrato de la obra firmado entre la Municipalidad y OAS, el costo era de US$427 mil 462, o sea un millón 320 mil soles.

En castellano

El presupuesto de OAS para el retiro de los tanques es diez veces mayor que el que presentó la municipalidad al ministerio de Energía y Minas por el mismo concepto.

3. Faltó sustentación para estimar costo de retiro de tanques

Así de produjo el retiro de los grifos Piki y Kikito. Imagen: vía IDL-Reporteros

La Contraloría señaló en su informe que no se podía determinar el costo real de los tanques, porque el presupuesto  “no está sustentado en planos, especificaciones técnicas, metrados, entre otros”.

4.Excesivo costo del cerco perimétrico de la obra

Cerco del bypass de la avenida 28 de julio. Imagen: El Comercio

El cerco perimétrico que rodea la obra, según el contrato firmado por la Municipalidad y OAS, es de metal y mide 1,864 metros de longitud y está hecho con planchas acanaladas de 2.70 metros de altura. El  presupuesto de su instalación fue de US$303 por metro lineal. Así, el costo total es de US$564 mil 792

Pero IDL-Reporteros consultó a tres empresas especializadas en fabricación de mallas y cercos metálicos y le indicaron el precio promedio por metro lineal no supera los S/.320 (US$103.6 al tipo de cambio promedio de marzo, de 3.09). Entonces, para el cerco se presupuestó el triple del precio del mercado.

5. Exorbitante presupuesto para el césped

El metro cuadrado del césped americano para el sembrado está presupuestado en 13.52 dólares. Al ser 1,334.6 metros cuadrados, el total para el césped es de 18 mil 043 dólares. IDL-Reporteros preguntó por el precio del césped americano en dos viveros y una empresa especialista en jardinería le dijo que el costo por metro cuadrado no sobrepasa los S/.16.80, incluyendo transporte, preparación de terreno e instalación.  Pero OAS presupuestó dos veces y medio el precio del mercado.

6. Altísimo presupuesto para sardineles

El pintado de sardineles, presupuestado en US$14.35 por metro. Son 512.82 metros, por lo que el total es de US$7 mil 358. Según la revista Costos de septiembre pasado, el costo para el pintado de sardineles es de S/.14.80 por metro. Una vez más, el presupuesto de OAS es casi tres veces más que el precio aproximado en el mercado.

Entre los grandes cuestionamientos al bypass de la avenida 28 de julio, destaca que tanto el cerco, el césped y el pintado de sardineles, tuvieron un sobrecosto total superior a un millón 197 mil soles.

Secured By miniOrange