videos Sábado, 29 agosto 2015

Después de ver este video no te aguantarás las ganas de apapachar a tus abuelitos

Uno de los programas de televisión que estuvieron de moda cuando era niña, era Topo Gigio (la reedición ochentera por si a acaso, que no soy tan vieja), y una de las canciones que más me gustaban del tierno ratoncito era la que le dedicaba a sus abuelitos.

Yo tuve seis abuelos, los cuatro que fueron “los papás de mis papitos”, Francisco, el segundo compromiso de la mamá de mi papá, y a quien mis hermanos y yo queríamos como a nuestro verdadero abuelo, y mi bisabuelo Toribio, abuelo de mi mamá. Hoy solo están con nosotros mis abuelas, ambas ya bordean los 90, pero están tan vivas que hasta me da envidia.

En los más gratos recuerdos de mi niñez hay un denominador común, el amor de mis abuelos. Cada reunión familiar, ya sea del lado paterno o del materno, se convertía en una escandalosa fiesta infantil con niños corriendo de un lado para otro, gritando, riendo, llorando, peleando y rompiendo cosas. Y allí estaban mis abuelos, “con una paciencia que no se acaba jamás”, y en vez de llamarnos la atención, se convertían en nuestros cómplices.

Esta semana se celebró en nuestro país el Día del Abuelo, y la Oficina de Normalización Previsional (ONP) compartió en sus redes sociales un video que no solo me hizo retroceder en el tiempo hasta esos momentos, sino mirar adelante, a mis abuelitas que siguen allí, con sus “dulces y caramelos”.

Es verdad que el trabajo, los estudios y nuestras propias familias nos pueden mantener ocupados, y si muchas veces nuestros padres nos reclaman porque no los llamamos o los vamos a visitar, ¿te imaginas nuestros abuelos?. Aprovecha este fin de semana y, como dice el video de la ONP, date un minuto para pensar en ellos, y si tienes la suerte de que aún estén con vida, ve a verlos y dales la oportunidad de volver a consentirte.

Secured By miniOrange