ecología , economía , noticias , politica , violencia Jueves, 13 agosto 2015

Todo lo que necesitas saber (en 4 pasos) para entender la crisis de La Oroya

Como ya sabemos, los enfrentamientos entre la policía y los trabajadores de Doe Run han llegado al punto de cobrar una vida y causar múltiples heridos. Aunque parezca reciente, el conflicto data de hace muchos años, por eso es necesario mencionar los puntos más importantes de lo que sucede entre la minera, sus trabajadores y el Gobierno.

Son solo cuatro pasos para entender toda la historia:

9-Noticia-236355

La Oroya, 5ta ciudad más contaminada del mundo. Foto: larepublica.pe

 

1. Un poco de historia

Doe Run, que pertenece a Renco Group, es la minera que operaba la refinería en La Oroya, en el departamento de Junín. Doe Run no hizo absolutamente nada por solucionar el grave crisis de contaminación de esta ciudad, que era una de las cinco más contaminadas del mundo.

Después de varios dimes y diretes con el Estado y de varias protestas, finalmente, en junio del 2009, esta minera paralizó sus operaciones. ¿La excusa?  Un grupo de bancos cortó sus líneas de crédito después de una crisis financiera que la llevó al borde de la quiebra. La cosa pintaba fea:

“La prolongada crisis de Doe Run ha preocupado al Gobierno del presidente de la República, Alan García, porque el despido de 3.500 trabajadores directos y otros 16.000 indirectos de la firma generaría un problema social. Vía El Comercio. 

186116

Eternamente contaminada. Foto: El Comercio.

 

2. La venta de la minera

Debido a la supuesta “crisis financiera” a la que ingresa la minera (nosotros hicimos un post respecto a esto en ese entonces), Doe Run decide dos cosas: 1. Demandar al Estado Peruano por 800 millones de dólares y 2. Deshacerse de esta papa caliente, vendiendo la mina.

Aquí es cuando llegamos a este año. Antes de que Doe Run pueda terminar de vender sus activos, el Ministerio de Energía y Minas tenía que emitir unos estudios sobre Instrumento de Gestión Ambiental Correctivos (es decir, fijar los estándares para que la contaminación disminuya). Sin embargo, en mayo, estos estudios no fueron aprobados por lo que el proceso de venta fue suspendido. 

Sin título

Parecía una noticia inocente… Imagen: Captura correo.pe

Esto hizo que los trabajadores de la minera, que estaban esperanzados en volver a trabajar una vez se realice la venta, volvieran a la incertidumbre. En ese momento, Correo informó que los representantes de los acreedores laborales convocaron a una asamblea de emergencia para informar a la masa laboral del problema, y que, si hasta el 26 de agosto de este año, no se declaraba un ganador, se podría pasar a liquidación simple y proceder a despedirlos a todos.

¿Pero cómo había trabajadores si Doe Run no funcionaba desde el 2009, te preguntas? Pues nosotros también. Sigue leyendo.

 

3. El concurso se cancela

Mientras tanto, los interesados en los activos de Doe Run no presentaron ofertas y el concurso de venta se declaró desierto. La República informó al respecto:

“Como se preveía, ayer los posibles postores interesados en los activos de Doe Run Perú no presentaron el sobre Nº1 (información empresarial y de solvencia financiera) tal cual estipulaba el cronograma de la licitación internacional que lidera el banco de inversión UBS.” 

La razón que dieron los postores de su ausencia fue por la rigidez de la legislación ambiental en el país. Profit, el administrador concursal, informó esto:

“Ello obligaría a un nivel de inversión para cumplir con los estándares ambientales exigidos, que haría antieconómica la reactivación del Complejo Metalúrgico de La Oroya”, detalló Profit– Vía La República. 

e5

Nadie quiere comprarla hasta que los estándares ambientales disminuyan. Foto: proactivo.pe

Y para empeorar la situación, la ministra Rosa María Ortiz, informó que los trabajadores de La Oroya (los que quedan, el 75% se ha ido yendo en estos años), a pesar de no trabajar, se llevan la mitad de un sueldo. Resulta que Doe Run tiene otra mina muy cerca: Cobriza. De lo que sale de allí (que es muy poco en comparación a lo que se puede obtener de La Oroya misma), Doe Run le sigue pagando a los trabajadores inactivos.

“Viven de un gesto de solidaridad que acaba además en agosto; entonces el análisis de este asunto no solo debe ser económico sino también social. La Oroya no solo gira alrededor de la mina sino de todas las actividades colaterales que existen alrededor, como el transporte, la comida”, anotó Ortiz. Vía La República. 

En pocas palabras, lo que dice la ministra Ortiz explica (y fundamenta) la razón por la que tanta gente ha salido a protestar, a lanzar piedras y a bloquear las carreteras: la clausura de la mina acabaría con el único sustento enconómico de La Oroya. Inlcuso con la gente que no trabaja directamente con la mina, el cierre afecta a todo el mundo.

 

4. La protesta

Debido al subsidio que reciben por parte de la minera (que, estratégico o no, igual les sirve para mantenerse), estos trabajadores salen a protestar a favor de la misma.

OJO: Este caso es todo lo contrario a Conga o Tía María, pues en esta oportunidad los trabajadores están marchando a favor de la actividad extractiva y pidiendo la eliminación de la rigidez ambiental dispuesta por el Ministerio del Medio Ambiente.

Pero el el ministro Pulgar Vidal ya dijo que no se reducirán los estándares. No solo para aliviar la brutal contaminación de la zona, sino porque, de hacerlo, el Estado tendría que pagarle los 800 millones a Doe Run:

“Si nosotros le damos al nuevo operador mayor flexibilidad que se le exigió a Renco, el Perú perdería el arbitraje que se lleva en el CIADI”

Bien por el lado ambiental, pero ¿y los trabajadores? Ese es el dilema. Lo cierto es que el Estado no sabe qué hacer para aliviar el gran problema social generado desde hace años. El 11 de agosto del presente año, hace unos días nada más, El Comercio informó respecto a esta marcha de protesta de los pobladores, y las imágenes de la misma son bastante preocupantes.

1173321

Carreteras bloqueadas. Foto: elcomercio.pe

 

1173410

Amotinamiento de cientos de trabajadores. Foto: elcomercio.pe

 

1173412

Algunos pasajeros declaran que los protestantes lanzaron piedras contra los buses. Foto: elcomercio.pe

 

La policía estuvo conteniendo al grupo de marchantes, sin embargo, la situación se agrava debido a que realizaron disparos directos a la gente en plena protesta. En un reportaje de Canal N, podemos ver cómo se llego al cobrar el primer muerto en La Oroya. 

Mario Vera, médico de Essalud la Oroya, publicó en su cuenta de facebook algunas otras fotos de los trabajadores que llegaban heridos al hospital, presuntamente por disparos de la policía.

11203700_10205810666398230_8699080387300167229_n

Uno de los salvados. Foto: Mario Vera.

Cada dia que pasa, la situación parece empeorar, pero Doe Run se encuentra en el ojo de la tormenta desde hace muchos años, esto no es reciente, en este útero ya hemos publicado sobre esta situación muchos años atrás. Estaremos atentos a los acontecimientos.

Si quieres saber más sobre los antecedentes del conflicto, lee a Man Ray.