noticias , politica , sociedad Martes, 28 julio 2015

El Himno Nacional en debate: el dios de Jacob vs. la ominosa cadena

Esta semana, dos candidatos presidenciales (sí, todos sabemos que van a ser candidatos) se pelearon públicamente por un tema que nos ha estado agobiando a varios de nosotros en estos días de Fiestas Patrias: el Himno Nacional y la famosa sexta estrofa.

PPK Alan amix

Cuando PPK y Alan García eran amigos. Foto: Capital.

 

A PPK no le gusta cantar una estrofa del himno

Todo comenzó cuando PPK, quien ya está visitando varias zonas del país para alistar su campaña, acudió al hito Güeppi, en la triple frontera Perú-Ecuador-Colombia, y luego de izar una bandera peruana para afirmar su patriotismo, dijo públicamente:

A mí no me gusta (cantar) la segunda estrofa (del himno nacional) y, además, eso lo puso Alan. Cómo no vamos a cantar ‘largo tiempo el peruano oprimido’ si sigue siendo verdad, si aún hay 10 millones de pobres que están oprimidos”.

Seguramente PPK se refiere a la SEXTA estrofa del Himno Nacional, que es la que se canta actualmente porque la segunda no la canta ni la familia de don José de la Torre Ugarte. ¿Ya olvidaste cuál es esa estrofa? Pues la que le canta al dios de Jacob.

Alan contesta con todo

Pero en lo que no se equivocó PPK fue en decir que el himno que hemos cantado por generaciones (La ominosa cadena arrastró) fue cambiado por Alan García, durante su gobierno. Y como esto sí es verdad, Alan (que no apareció por Twitter cuando se le acusaba de filtrar el rumor sobre Nadine) sacó la metralleta :

Alan no desaprovechó la oportunidad servida y le dijo solapadamente a PPK que servía a otra bandera.

 ¿Quién tiene razón sobre el Himno Nacional?

ALUNMAS canta el himno nacional

Niños cantando el Himno. Foto: Contacto Informativo Huaral Perú.

Si uno leyera rápidamente el tuit de Alan pareciera que tiene la razón, pero no. Lo que hace García es jugar con una verdad: el fallo del Tribunal Constitucional que declara apócrifa la primera estrofa (la que todos conocemos). Pero lo cierto es que este fallo no dice en ningún momento que cantemos la sexta estrofa, ni ordena cantar ninguna otra. Peru21 hace un buen resumen de este caso.

Efectivamente, el Tribunal Constitucional en su fallo N° 0044-2004.AI/TC precisó que la estrofa que todos conocemos “es de autoría anónima y (..) su inserción expresa la voluntad del pueblo representada en el Parlamento Nacional”. Se debe resaltar que la sentencia solo pidió que se hagan 2 cosas al respecto: Primero, que “las publicaciones en donde se transcriba la letra del Himno Nacional debe expresamente señalarse que la estrofa adicionada al texto de don José de la Torre Ugarte es de autoría anónima”.

Segundo, que “corresponde al Congreso de la República determinar la o las estrofas del Himno Nacional del Perú que deben ser tocadas y entonadas en los actos oficiales y públicos”.

Exacto. Todo quedaba en manos del Congreso. ¿Y creen que el Congreso hizo algo? Efectivamente nada.

Ante esta inercia, personalidades como Rafael Rey, entonces ministro del Defensa, y José Antonio Chang, entonces ministro de Educación, ambos durante el gobierno aprista, dispusieron que se cante la SEXTA estrofa en vez de la primera en las ceremonias militares y en los centros educativos, respectivamente. Este es el motivo por el que ahora todos cantan esta estrofa.

Para justificar su decisión, Rafael Rey escribió en una columna de El Comercio sus motivos:

Cada vez que cantaba esas frases [de la primera estrofa] me gustaban menos. Llegó el momento en que me negué a cantarla. Cantaba solo el coro. Así lo hice durante años. Pronto me di cuenta de que muchos hacían lo mismo y nunca encontré a alguien que estuviera conforme con esas frases. Se cantaba por costumbre pero a disgusto.

Sí, lo que dice es que básicamente no le gustó este himno ni a él ni a sus amigos y por eso decidió cambiarlo.

Pero hay otro punto que también demostraría que García se ha equivocado. En este comunicado que envío a la prensa (al parecer lo escribieron tan rápido que ni siquiera le pusieron tilde a su apellido Garcia) dice textualmente:

 “En mayo del 2004 el TC declaró que la primera estrofa era apócrifa además de quejosa y humillante”.

Esto es falso, desde luego. Peru21 recoge lo único que dice el fallo del Tribunal Constitucional:

El líder aprista vuelve a errar pues el Tribunal Constitucional en ninguna parte de su sentencia dice que el referido texto es ‘quejoso’ o ‘humillante’.

De hecho, en el punto 34 de su fundamentación, la sentencia explícitamente dice que:

“(…) el artículo 4.° de la ley N.° 1801, que incluye la primera estrofa, no vulnera el principio constitucional de la dignidad de la persona reconocida en los artículos 1.° y 3.° de la Constitución”.

El dios de Jacob vs. el Estado Laico

Dios de Jacob

Dios de Jacob según Google Imágenes. Foto: Imgr.

Vamos a comenzar con las declaraciones de Julio César Rivera Dávalos, un estudioso de himnos, a la revista Caretas, en el que cuestiona la sexta estrofa que le renueva un juramento al dios de Jacob.

–¿Qué problemas surgen con la última estrofa en la que se convoca a renovar el juramento al “Dios de Jacob”?

–Esta estrofa refleja belleza y coherencia con el proceso libertario. Sin embargo, viola la constitución al invocar al Dios de los hebreos en lugar de referirse a una divinidad universal como corresponde a una sociedad en la que existe la libertad de cultos.

Sobre este mismo punto escribe Helmut Kessel en El Comercio, en su columna critica que todos los peruanos, de diversas creencias religiosas, nos veamos obligados a cantarle a un solo dios.

Los teócratas que quisieron esfumar al “peruano oprimido” y empujaron el cambio de estrofa, entre otras razones, para creerse la ilusión que en el Perú todos somos cristianos devotos, ignoraron sin consideración la existencia de nuestras comunidades.

Y no solo hablo a nombre de los no creyentes, sino que me atrevo a extender esta protesta a nombre de los budistas del Perú, los hinduistas, los animistas de la Amazonía y otras comunidades religiosas minoritarias que no han hecho ningún juramento a Yavé, Jehová, el Tetragramatón o como se le quiera llamar al dios de Abraham, Isaac y Jacob.

Además, Kessel también pide un poco de respeto para las personas que no son creyentes y que también quieren cantar un Himno Nacional que los incluya.

Los no creyentes existimos, somos cada vez más y amamos a nuestro país tanto como cualquiera. El Perú es de todos los peruanos; su himno debería serlo también.

Tal vez lo mejor sea cantar el Himno Nacional compuesto por una de nuestros símbolos patrios: Chabuca Granda.

Gloria enhiesta en milenios de historia
fue moldeando el sentir nacional
y fue el grito de Túpac Amaru
el que alerta, el que exige,
el que impele hacia la Libertad;
y el criollo y el indio se estrechan
anhelantes de un único ideal
y la entrega de su alma y su sangre
dio el blanco y los rojos
del emblema que al mundo anunció
que soberano se yergue el Perú.

Solo ella puede ser capaz de reconciliar a este país llamado Perú.

rppc

Huaqueador en Copy Paste Ilustrado. @rppc