corrupción , noticias , politica Martes, 19 mayo 2015

José Luna Gálvez dice que no contrató trabajadores fantasmas porque no es misio

Luego de un día de silencio total, el congresista solidario José Luna Gálvez salió a hablar sobre la contratación de los tres asesores fantasmas del Congreso, que a la vez trabajaban en su universidad Telesup. Un escándalo que ya trascendió lo político y nos ha dejado imágenes buenísimas como esta.

Igualiiiiitos. Foto: @carlospolivoz

Igualiiiiitos. Grande Carlos Álvarez. Foto: @carlospolivoz

Y aquí hay otra buena de El Cenicero.

Pero vamos a lo que dijo José Luna. Su defensa se redujo básicamente a una idea central, que como él tenía plata no estaba para andar contratando a asesores fantasmas. Esto fue lo que dijo en entrevista con Chema Salcedo en RRP.

“Luna Gálvez: Yo soy el congresista que no cobra sueldo en el Congreso de la República y la economía no es mi problema (…) Yo no tengo dificultades económicas, no tengo problemas económicos, no tengo problemas de gente.

Chema Salcedo: ¿Desmiente, usted, que estuvo usando la plata del Congreso para subsidiar a su universidad?

Luna Gálvez: Definitivamente, sería un tonto o un estúpido… por unos cuantos soles me voy a arriesgar… Estos señores cobran en la universidad”

¿Entonces, qué fue lo que pasó? ¿Podrían trabajar estos asesores en dos lugares a la vez? Según, Luna Gálvez, los asesores tenían un horario de oficina en el Congreso de 8 de la mañana a las 5 de la tarde. Y de ahí se iban a su universidad a trabajar de 6 a 9 de la noche. Es decir, sus trabajadores tenían alas y podían salir del centro de Lima (¡¡en hora punta!!) y  llegar a su universidad Telesup a las 6 en punto. Y además trabajaban 13 horas diarias.

Congresista José Luna Galvez. Foto: La República.

Luna Galvez dice que él no haría eso porque no es misio. Foto: La República.

Para Luna Gálvez no hay nada irregular en su actuación, todo fue culpa de los “jóvenes” que salían del Congreso en su hora de almuerzo y ya no volvían trabajar. Y, por eso, por abusar de su confianza, ya los ha botado de Telesup.

He ordenado inmediatamente que los destituyan, porque deberían de haberse quedado, siquiera, hasta las cinco de la tarde y es lo que no han hecho”.

Su jefe, Castañeda Lossio, dio una declaración bien tibia en la que pide no “juzgarlo hasta que no lo escuchemos“. Pero casi al final de esta declaración agregó una frase solidaria:

“No es bueno lanzar apreciaciones sobre algo que no está probado“.

Mientras tanto, la Comisión de Ética ya le abrió una investigación por el caso de los asesores fantasmas. Luna Gálvez tendrá que explicar realmente cómo era posible que él no se diera cuenta de que sus asesores no trabajaban su horario completo en el Congreso. ¿O acaso dejaban unos hologramas y nadie se daba cuenta?

rppc

Huaqueador en Copy Paste Ilustrado. @rppc