noticias , politica Lunes, 18 mayo 2015

¡Aurelio Pastor ya está tras las rejas! Pero los apristas ya anunciaron el contraataque y viene con todo

Airon Nelson

Periodista que le gustan los tatuajes. @AironNelson

Aurelio Pastor entregándose a la justicia. Captura: Latina

 

 

Y luego de pasar un último fin de semana en libertad, Aurelio Pastor, el exministro de Justicia aprista, se entregó a la justicia en medio de gritos de ¡¡¡AURELIO NO ESTÁ SOLO!!! que lanzaba una portátil.

En los últimos días, Aurelio Pastor se dedicó a defender su caso por Facebook y Twitter. Según él, las juezas que están a cargo del caso le han negado la oportunidad de defenderse, pues no aceptaron las pruebas que él presentó de acuerdo a Ley.

“Cuando anunciaron la conformación del tribunal recusamos a dos de sus integrantes porque antes ya habían adelantado opinión. Ambas señoras rechazaron la recusación y dijeron que eran juezas objetivas y justas y que por ello garantizaban un juicio justo pero cuando llegó el momento de presentar pruebas y ofrecimos más de 70 entre testimonios y documentos no aceptaron NI UNA DE ELLAS. Las juezas me condenaron sin permitirle actuar mis pruebas de descargo, ni siquiera el pronunciamiento del Colegio de Abogados de Lima (CAL) que tras analizar el caso concluyó que el contenido de mi oferta era propia de mi actividad de abogado y que por tanto no existía nada irregular.”

 

César Nakasaki, abogado del aprista, también considera que no hay  justificación legal para que su defendido esté en prisión y que por tal motivo presentará un recurso casación ante la Corte Suprema para no hacer efectiva la condena de cuatro años de prisión efectiva a la que Pastor fue condenado.

“Lo peor que puede haber en justicia, es un inocente en la cárcel. Sin embargo, como abogado y exministro de Justicia tiene que dar el ejemplo y por más que considere injusta la sentencia, se pone a derecho y tratamos con los mecanismo legales revertir esto.”

 

Pero, ¿por qué cayó?

Pastor deberá cumplir una condena de 4 años de prisión por el delito de tráfico de influencias. ¿Su delito?  Comprometerse a “ayudar” a Corina de la Cruz, alcaldesa de Tocache en el 2012 por el monto de 50 mil soles, que por supuesto, Aurelio Pastor considera injusta esta condena e insiste en que nunca traficó con sus influencias, sino que solo estaba ofreciendo sus servicios de abogado para ayudar a la alcaldesa.

Nosotros ya te contamos bien todos los detalles de este caso (lo hicimos cuando Pastor fue condenado en primera instancia).

Lo que está sucediendo no es poco. Es un hito en este siglo: un exministro de Justicia en la cárcel es algo que no sucede desde el año 2000, cuando cayó el régimen fujimorista y, eventualmente, varios ministros suyos terminaron en prisión.

Ojo: Pastor está involucrado en el caso narcoindultos, pero no ha caído por este caso.

 

¿Y ahora?

Mientras que el INPE evalúa cuál será la cárcel que se le designará, por el momento está compartiendo una carceleta con el hijo de Orellana.

En la Casa del Pueblo la cosa se ve agitada. Ojo: mientras era encerrado, Pastor gritaba que “Del Castillo ya habló, pregúntenle”. Para nadie es secreto que Pastor pertenece al ala “jorgista. Su líder, Jorge del Castillo, ha empezado a sembrar rumores respecto de cómo se podría haber “cocinado” la sentencia:

Consultado en Canal N si tenía pruebas de lo que había dicho, Del Castillo dijo que “podría salir un audio“.

Parece que esta será uno de los cañones de la escopeta de contaataque aprista en este caso. La otra es más sencilla y también la esgrimió Mauricio Mulder (que pertenece a otra ala arpista): que una sentencia de 4 años no se hace efectiva (es decir, que no debería haber implica o meterlo a prisión).

Mientras tanto, Alan García no ha dicho nada de nada. Quizás esté asustado ante la posibilidad de que se cumpla la siguiente profecía:

Todos los hombres del presidente. Caricatura de Andrés Edery.

Todos los hombres del presidente. Caricatura de Andrés Edery.

Airon Nelson

Periodista que le gustan los tatuajes. @AironNelson
Secured By miniOrange