noticias , sociedad Martes, 7 abril 2015

¿Hay o no hay? Todo lo que tienes que saber sobre el Fenómeno El Niño y su visita por el Perú

Quizás lo primero que tienes que saber es que las lluvias anómalas que han estado sorprendiéndonos estos últimos días (la última en la madrugada de hoy) y los huaicos que recientemente han afectado Chosica, no tienen nada que ver con el Fenómeno El Niño.

Esto es más culpa de Castañeda que de El Niño. Foto: La República

Esto es más culpa de Castañeda que de El Niño. Foto: La República

Según el SENAMHI, esto se debe a un calentamiento anómalo del mar frente a la costa central (el Niño afecta la costa norte) que provocó lluvias en las cuencas medias de los ríos que dan al Pacífico.

Pero sí, sí hay Niño.

¿Total?… ya pues causa, queremos saber si hay que llenarnos de atún, balsas y agua embotellada“, dices achoradamente e ignorando todo sobre la vida. Tranquilo, aquí todas las respuestas que necesitas.

No le creas a los gringos

Esta noticia es totalmente irrelevante para nosotros:

Y no es por que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos  (NOAA por sus siglas en ingles) haga muy mal su chamba. Sino porque ellos monitorean otra zona del Pacífico. Esto es algo que tuvimos que aprender a la mala por culpa del montesinista Abraham Levy, el “hombre del tiempo” que no tiene ningún estudio ni especialización en el tema como para ser llamado “experto”.

¿Se acuerdan cómo Levy citaba constantemente a la NOAA para anunciar que se venía el apocalipsis en forma de lluvias y huaicos? (como que no, mira el reportaje de Marco pe). Bueno, lo que decía Ronald Woodman, el men del SENAMHI, sobre los analistas gringos del clima es que “el Fenómeno El Niño” para ellos no es lo que nosotros conocemos ni lo que afecta a la costa norte del Perú.

En análisis que ellos hacen es en el centro del Pacífico, a 7000 km de acá, porque es ese lugar el afecta el clima de EEUU (llamada “Zona 3.4”). Sin embargo, para que ocurra Niño en el Perú tiene que haber incremento de temperatura en la zona 1 y 2, zonas que no están monitoreadas por la NOAA.

El niño gringo no es el niño perucho, literalmente.

 

El fantasma de 1998

A quien si tienes que hacerle caso es al SENAMHI. Si bien el fenómeno de El Chibolo en un principio fue catalogado como “débil”, el Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN) luego le subiría la categoría a “moderado” (tiene tres grados: el último es “fuerte”). Pero -y acá pedimos su máxima atención- eso no significa que esto vaya a pasar:

Video de Eduardo Goycochea Canepa, un corresponsal norteño

Las imágenes que ves pasando ahí arriba corresponden a los desastres causados por el fenómeno del chibolo en muchas ciudades del norte del país, siendo el más afectado el departamento de Piura, seguido por La Libertad y luego Lambayeque. Es fácil ponerse paranoide cuando recuerdas cómo ocurrió todo en el 98 y sobre todo cuando recordamos que en este país no se planifica ni un bypass.

Más aún cuando el Ministerio del Ambiente informa que no tiene ni un chizito preparado para la vista del Niño:

Sin embargo, para tu tranquilidad, nuestro ministro de Agricultura, el recientemente ratificado Juan Manuel Benites, declaró esto en Radio Exitosa:

En la costa norte no se ha producido hasta el momento desbordes de ríos porque el Ministerio hizo trabajos de descolmatación y limpieza de drenes, lo que no se había hecho desde más de 30 años, y estamos mejor preparados para enfrentar El Niño. Tenemos un presupuesto inicial de 55 millones de nuevos soles para hacer frente al Fenómeno El Niño (que se presentaría en mayo, según Senamhi), pero existe una demanda adicional al Ministerio de Economía y Finanzas (de otros 30 millones de nuevos soles) para atender otras necesidades, si amerita el caso.

Lo que significa, Kenji, que no hay por qué ser alarmistas y decir que Piura debe ser declarada en emergencia. Y tampoco es momento de aprovechar el pánico para tuitear fotos como esta:

Prevención según Kenji: caminar en botas por una zona ya inundada en foto pal feis.

 

Pero ojo, puede ser que nos estemos adelantando

Esto apareció en una editorial pasada de La República:

No obstante, otros reconocidos especialistas han cuestionado esta previsión, indicando que en este momento no es posible estimar la magnitud de El Niño que viene ni su duración, considerando que se requiere de 90 días de advertidas las primeras señales para determinar la intensidad de los eventos. Por la misma razón, señalan, tampoco se puede estimar su impacto en la agricultura y la pesca.

La República recuerda que en el 2011, 2012 y 2013 hubo estimaciones de similar magnitud que al final no llegaron a nada. ENFEN ya suavizó el concepto de “moderado” al decir que desde mayo ocurriría un Niño costero entre débil y fuerte dependiendo del modelo. Además dicen que estos modelos no siempre son acertados por este lado del Pacífico.

 

¿Qué hay que hacer entonces?

Prevenir y evitar el pánico. Estar atentos a los informes y rogar porque el gobierno realmente le preste atención al SENAMHI, que viene reportando incrementos de temperatura y lluvias hace tieeeempo. La historia ya ha demostrado (ver link de Abraham Levy) que es bien fácil aprovecharse de la noiqueada general para facturar unas ricas ganancias. En resumen: atentos pero no paranoicos.