ecología , economía , noticias , politica Lunes, 6 abril 2015

Todo lo que debes saber sobre Tía María y la torpeza de andar gritando “terrorismo antiminero”

En Arequipa continúa la incertidumbre. Después de la censura a Ana Jara, y por lo tanto a todo el gabinete, no había ministro que asista a la mesa de diálogo por el proyecto minero Tía María. El paro, que ha ocasionado una veintena de heridos, cumple hoy dos semanas y los dirigentes han anunciado que tomarán la Panamericana Sur. Todo esto ocurre en medio de la confusión generada por el vocero de la misma minera, que dijo que se retiraban, para luego ser desmentido.

Si no saben de qué estamos hablando, por lo menos han escuchado estas dos palabritas: “terrorismo antiminero“.

WHAT? Lee y entérate:

 

¿La historia de siempre?

Foto: Tempus Noticia

Una imagen habitual en el país. Foto: Tempus Noticia

El proyecto cuprífero Tía María le pertenece a la minera Southern Cooper. Está ubicado en la región Arequipa y es una inversión de 1 200 millones de dólares. Comprende la explotación de dos yacimientos a tajo abierto: La Tapada y Tía María. Según informó la compañía, “se tratarán 100.000 toneladas métricas diarias para producir inicialmente 120.000 toneladas métricas de cátodos de cobre anual”. 

En agosto del 2014, después de un segundo intento, el Ministerio de Energía y Minas aprobó el EIA sobre Tía María. En el 2009 ya lo habían presentado, pero, dos años después, fue rechazado por el Gobierno.

Desde el último visto bueno, Islay ha protestado. No quieren a Tía María en su tierra. Este post de Jorge Paucar en La Mula explica por qué:

(…) si Tía María se ejecuta, se estará realizando explotación minera a tajo abierto en el Valle de Tambo, una zona dedicada a la agricultura. Uno de los argumentos de los opositores al proyecto es que la actividad minera afectará a las producciones agrícolas.

Cateriano ya anunció que se buscará un diálogo para resolver el conflicto. Sí, hasta ahora, nada nuevo. Todo esto parece un remake de lo que viene pasando desde hace años en tantos otros proyectos mineros. Lo distinto, esta vez, es que la semana pasada, un vocero de la minera declaró en RPP Noticias que Tía María se cancelaba. Eso ha cambiado un poco la historia.

 

Todo por los “terroristas antimineros”

El creador del término "terrorismo antiminero".

El creador del término “terrorismo antiminero”.

¿Qué fue exactamente lo que dijo Julio Morriberon de Southern Perú cuando anunció la cancelación de Tía María y su retiro del valle del Tambo en Islay? Que la razón era el nacimiento de un nuevo terrorismo antiminero.

“Esta cancelación se debe a dos razones: en primer lugar, la arremetida de un nuevo tipo de terrorismo, el terrorismo antiminero, llevado adelante por un grupo violento, minoritario, pero que tiene aterrorizada a gran parte de la población. En segundo lugar, la parálisis del Estado en su rol de promover las inversiones y dar las garantías necesarias para que se pongan en marcha”.

Morriberon dijo –como lo leen– que Tía María no iba más. Horas después, el mismo día, Southern Cooper rectificó este anuncio y precisó que el proyecto minero sigue.

¡¡¡¿¿¿¿Ah?????!!!!!

Tal como lo leen. Hasta ahora no entendemos cómo el vocero se mandó a lanzar la cancelación en la radio de mayor alcance nacional. Es casi imposible que lo haya hecho solo porque se le ocurrió.

Lo que no hizo Southern Cooper fue rectificarse por el término “terrorismo antiminero”. Al contrario, se ratificó en esta denuncia. El presidente de esta minera, Óscar Gonzáles Rocha, declaró. Así lo cuenta Gestión:

Según el ejecutivo, el “terrorismo antiminero” se opera amenazando a la población e incluso al alcalde de Cocachacra ya que no iba a participar en el paro contra Tía María y no lo dejaron salir de sus casa. “Todo eso no puede ser más que llamado de esa forma”, dijo.

Gozález Rocha, aseguró que el cerebro de esta práctica es el dirigente Pepe Julio Gutiérrez, el mismo que fue condenado a cuatro años de prisión suspendida en el 2014 por bloquear la Panamericana Sur y los accesos a Cocachacra en el año 2010.

Por supuesto, como en toda protesta, en Tía María hay dirigentes políticos aprovechando el descontento. Pero a estas alturas ya resulta ocioso explicarle a los promineros que el aprovechamiento político es la consecuencia y no la causa del descontento.

Peor aún. La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía insistió en la torpeza en Twitter.

Y esto:

Casi lo mismo que dijo el vocero de Southern Cooper. ¿Qué pensarán los ciudadanos de Tía María cuando leen que les dicen “terroristas” sin mayores argumentos ni pruebas? Esto es incluso peor que el “ciudadanos de segunda categoría” que encendió Bagua.

Pero, un momento, ¡aquí hay una gran prueba de todo!

 

Movadef contra Tía María

En los últimos días, este movimiento considerado “brazo político de Sendero Luminoso” o “fachada senderista”, ha estado publicando en su cuenta de Twitter varios mensajes sobre la protesta en Arequipa. Todos son mensajes de apoyo.

Así como este, hay varios.

Así como este, hay varios.

Desde el 29 de marzo están publicando estos tuits, usando hashtag como #CensuraAnaJara, #Horadelplaneta, #BacheletMiente, #DiadelJovenCombatiente. Todos adjutando un video de las protestas en Islay contra Tía María.

Posiblemente esto lo están haciendo para tener más seguidores en sus redes sociales. No hay ninguna prueba de que algún miembro del Movadef haya estado en las manifestaciones contra Southern Cooper en Arequipa.

De hecho, si revisan las publicaciones de Movadef, van a ver que han apoyado las movilizaciones de Bagua, Espinar, Conga… vamos, todas las que hay. Siempre quieren subirse al coche, lo que no quiere decir que ellos estén organizando todo, estimados amigos empresarios conspiranoicos.

 

Ahora, ¿Tía María va o no va?

Foto: La República

Foto: La República

Si todavía sigues sin comprender y crees que debes estar en un bando en este conflicto, con esta columna del sociólogo Sandro Venturo en Perú.21 te vamos a ayudar.

Lo que sucede en Islay habla de negligencias injustificables. No se entiende que hayan contradicciones tan vergonzantes entre los voceros de la empresa y del Gobierno. Tampoco se entiende que un grupo opositor pueda opacar e intimidar a ese grupo amplio de ciudadanos arequipeños que están a favor de Tía María.

Lo que ocurre, como explica Venturo, es que el Estado no ha cumplido con su papel de informar correctamente a la ciudadanía sobre el proyecto. Lo que hacen, por el contrario, es esperar que estalle la bomba y tengan que convocar a mesas de diálogo. Es decir, no está haciendo su trabajo: no le exige a la empresa antes de, ni tampoco cumple con los ciudadanos.

Los bloqueos en la Panamericana Sur en Arequipa continúan. Esta es la mejor arma de protesta, ya lo sabemos. Mientras tanto, lo que nos queda es reconocer que lo que está pasando con Tía María debe hacer que las autoridades piensen en cómo será en un futuro. ¿Siempre va a pasar esto, una y otra vez con las mineras?

Secured By miniOrange