noticias Viernes, 3 abril 2015

7 videos para recordar el legado salsero que nos dejó Luis Delgado Aparicio

Entre todo el revuelo que generó la juramentación del nuevo presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, y los cambios en el nuevo gabinete de Humala, hubo una triste noticia: falleció Luis Delgado Aparicio, “Saravá”.

Foto: Facebook Eloy Jáuregui

Con Héctor Lavoe. Foto: Facebook Eloy Jáuregui

Excongresista fujimorista, amante de la salsa y uno de los incasables padres que pedían justicia por la muerte de sus hijos en la discoteca Utopía. Todo eso fue Delgado Aparicio, este hombre que nació con un tumor venoso en la cara y por el que se tuvo que hacer 14 operaciones desde muy joven.

Hemos seleccionado estos 7 videos (uno es un audio para la historia salsera) para recordar así a Saravá.

 

Dando cátedra a Mario Vargas Llosa

En 1980, Saravá empezó con el programa “Maestra Vida”. En julio de 1982, así lo cuenta el propio Delgado Aparicio gracias a este archivo en ArkivPeru, lo invitan al programa “Torre de Babel”, conducido por Mario Vargas Llosa para que dé una cátedra sobre la salsa, sus orígenes y su historia. El escritor no lo pudo describir mejor:

Es sobre todo un apasionado de la música latina, afroamericana o caribeña y como tal es muy conocido porque en el Perú ha sido uno de los más entusiastas promotores de esta música. Tiene una colección de discos célebres y es sabido que es quien conoce más de la historia de las variedades y de los intérpretes de esta música. 

Fanático de la salsa, esta es la entrevista que tienes que ver para declararte un conocedor de la historia de este género.

 

Una joyita para la historia salsera

Este no es un video, pero sí el audio de una de las presentaciones de su orquesta Saravá All Stars cantando “Dr. Salsa”, un tema dedicado a él. Lo especial de esta versión es que está cantada por Roberto Blades y Andy Montañez en la Feria del Hogar en el año 1985. La letra dice:

hay un señor en el Perú, que se ha hecho popular,
en televisión y radio, presentando su programa
contagiando a sus radioescuchas con su ritmo sabroso
muchos comentan, por ahí, que bailando es el mejor.

Lucho Delgado Aparicio, doctor salsa y el mejor
y de Puerto Rico nos trae la rica salsa
para el oyente y bailador que exige siempre lo mejor.

En el minuto 3:46, Delgado Aparicio  se suma y canta. Una pena que no tengamos el registro en vídeo, pero disfruten esta pieza.

 

Entrevistando a su amigo Rubén Blades

Uno de los primeros artistas en lamentar la muerte de Delgado Aparicio fue Rubén Blades. Eran grandes amigos. De hecho, el programa de radio de “Saravá”, que luego pasó a la televisión en los años 80, fue llamado “Maestra Vida” en homenaje a una producción del cantante panameño. En esta entrevista, también hablan de Siembrael segundo álbum de Blades con Willie Colón que fue lanzado en 1978. Los conocimientos y las referencias salseras que demostraba Delgado Aparicio eran sorprendentes. Tenía todos los datos.

 

Sus mejores pasos de baile

Luis Delgado Aparicio no solo sabía todo de la salsa, sino que la bailaba muy bien. No dejó de hacerlo a través del tiempo. Aquí les dejamos varios videos con sus mejores pasos de bailes registrados. Seguramente hay muchísimos más.

En pareja, bailando en el programa de Ferrando.

Una buen pieza, “Ojitos negros”, con el Gran Combo de Puerto Rico en vivo, sin soltar a su pareja de baile.

Una pequeña demostración de lo que podía hacer con solo escuchar el sonido de la timba.

Bailando “Aguarilé” hace dos años en el World Salsa Congress. Envidiables pasos de salsa.

Políticamente, podemos haber estado en las antípodas con “Saravá”. Realmente en contra de lo que él defendía y apoyaba hasta el final: la dictadura y la corrupción de Alberto Fujimori. Sin embargo, eso no quiere decir que tengamos que dejar de reconocer sus grandes virtudes. Juan Acevedo ha descrito perfectamente esto:

Luis Delgado Aparicio, presente, en este momento y en nuestro recuerdo. No se trata de idealizar a todos los que se nos marchan, pero tampoco de hacer un cargamontón. Que no coincidíamos políticamente, bueno, pues, así ocurrió. El hombre nos enseñó mucho de salsa, y admiré su entereza para, en medio de tantos problemas de salud que tuvo desde niño, salir adelante y vencer a la adversidad, esto se lo agradecí siempre. No lo conocí personalmente, pero me inspiró respeto y me hubiese gustado conversar con él, por supuesto también de nuestras diferencias de opinión. Lo recuerdo bailando salsa, un maestro, y dando cátedra sobre los ritmos afrolatinocaribeñoamericanos, bien vocalizado y de pensamiento articulado. No lo recuerdo ofendiendo a nadie. Nunca supe de que explotara a nadie. En “Monos y Monadas” y en “El Idiota” le dimos duro, con caricaturas despiadadas que me río al recordar, y él sé que reaccionó de la mejor manera, invitando a alguno de los nuestros para promocionar nuestra revista. ¿Astuto? ¿Vivo, para neutralizarnos? No, creo simplemente que fue un caballero. ¿Podemos aceptar eso, amigos, más allá de nuestra grita contra la dictadura y corrupción fujimoristas? Si podemos, entonces respetamos este momento y alcanzamos nuestras condolencias a su familia. Si no podemos, entonces, me callo. Saravá, descansa en paz.

Nada mejor dicho.

Nos quedamos con esta última imagen para recordarlo, Saravá.