noticias Martes, 31 marzo 2015

EXCLUSIVO: paso a paso, esta es la historia de cómo mataron a la vicuña Canela

La semana pasada nos enteramos de la muerte de esta vicuña de tres años por negligencia de funcionarios del Servicio Nacional Forestal y Fauna Silvestre (Serfor) de Ica, organismo que pertenece al Ministerio de Agricultura. Los dueños del Hotel Majoro, en Nazca, denunciaron que Canela había sido prácticamente secuestrada de su hogar. De acuerdo con lo que contaron, los trabajadores de Serfor maltrataron al animal, lo estresaron y, producto de esto, murió.

Foto: Hotel Majoro

Foto: Hotel Majoro

El ministro de Agricultura, Juan Benites, ha lamentado lo ocurrido con Canela y precisó que sancionarán a los responsables. La muerte (y casi asesinato) de esta vicuña no solo “empaña” el trabajo que se estaba realizando en defensa de la vida silvestre -como ha dicho el propio Minagri- sino que presenta una serie de irregularidades y más negligencias.

 

Una prueba del maltrato

Enrique Pardo, el gerente residente del Hotel, grabó todo con su teléfono. Este video de 33 minutos muestra qué fue lo que pasó la tarde del 25 de marzo, cómo actuaron las autoridades que participaron del traslado de la vicuña y cómo terminó el animal. Miren:

“Fue un vulgar secuestro. No entiendo por qué más de 3 fiscales, más de cinco policías, ni que nuestra Canela haya sido una terrorista”, dijo en entrevista en Sin Peros en la Lengua.

Desde un principio, como ven en el video, queda claro el poco conocimiento de las autoridades para llevarse a la vicuña. No estaban preparados, no tenían ni una jaula, ni un veterinario, nada. De hecho, antes de llevarse a Canela, confundieron su pelaje mojado con “rasguños”, dejando entrever que había sido maltratada.

Tampoco podían agarrar a Canela. Se la pasaron más de 15 minutos intentando atraparla. Finalmente lo hicieron, pero de la peor forma. La agarraron de las orejas -se puede ver en el minuto 28:44- y Canela no dejaba de gritar. La amarraron con una soga y la subieron a la tolva de una camioneta.

 

Irregularidades en la necropsia

Este útero tuvo acceso a la necropsia de Canela. En el documento, el veterinario del zoológico municipal de Ica, Edward Gutiérrez, indica que la vicuña tuvo una muerte súbita debido a un estrés desencadenante por el traslado. Sin embargo, la veterinaria de Canela Diana Cotaquispe nos explicó que la necropsia no corresponde a la verdad. “Si observamos y leemos el reporte vemos que hay una charlatanería. Primero: si era un ejemplar valioso y tenía custodios mínimamente debieron dar parte a la policía para la constatación del hecho”.

image10

La necropsia.

 (Advertencia: las imágenes que verán de la necropsia son un poco fuertes)

“Segundo: si tienen un profesional calificado, ¿cómo es que en las fotografías se aprecian una manos desprotegidas que no cumplen con el protocolo de necropsia que mínimamente te exigen el uso de guantes para no contaminar ni deteriorar las estructuras anatómicas que se está revisando?”.

image1

Ahí se ve una mano.

 

“Tercero: dicen que incineraron el cuerpo. ¿Cuál es la causa de incineramiento si solo se incinera cuando el animal fallece de una enfermedad infecto contagiosa y zoonótica como es el caso de Antrax o la Rabia? Cuarto: solo muestran la fotografía de los órganos digestivos, ¿dónde está las fotos que muestran el cuerpo entero del ejemplar?

image2

Solo órganos.

 

image3

No hay fotos del cuerpo.

 

En la necropsia, el médico veterinario también señala que encontraron semillas de “gran tamaño que no forman parte” de la dieta de una vicuña. Esto ha sido desmentido por Cotaquispe, la veterinaria de Canela desde que llegó al Hotel Majoro.

 

No vieron el cuerpo

Foto: Hotel Majoro

Foto: Hotel Majoro

El domingo, el hotel publicó un comunicado asegurando que siempre estuvieron dispuestos a conversar con las autoridades, “si es que el Hotel Majoro no era el mejor lugar para ella. Pero eso nunca ocurrió debido a la prepotencia e irregularidades que mostró el Ministerio de Agricultura y Riego”. Los dueños del hotel no se opusieron al traslado de Canela, eso se puede ver en el video. Lo que exigían es, por lo menos, un veterinario y buenas condiciones para movilizar a la vicuña. Sin embargo, los funcionarios de Serfor, que de acuerdo con Cotaquispe eran biólogos no veterinarios, procedieron a capturarla de la peor forma.

Esta vicuña era parte de la familia Pardo. Canela estaba en su custodia desde julio 2012 tras un pedido de la Dirección Regional Agraria de Ayacucho. El día del traslado, las autoridades no quisieron revisar los documentos legales para la tenencia de la vicuña. Lamentablemente, los Pardo ni siquiera pudieron ver el cuerpo de Canela porque, como cuenta la veterinaria, la incineraron.

El Ministerio de Agricultura ya dispuso “máxima sanción” a los funcionarios de Serfor, pero no se ha especificado de que se trata. Realmente nos preguntamos: ¿cuál fue el verdadero motivo de este maltrato? 

Secured By miniOrange