noticias Martes, 17 marzo 2015

La Unesco desmiente a Castañeda. Nunca se pronunció sobre los murales del Centro de Lima.

Hoy reapareció el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio. Después de la presentación del Festival Art Lima (que, oh sorpresa, también tiene un logo amarillo), habló de lo que ha pasado con los desaparecidos murales.

Bien amarillito el logo.

Bien amarillito el logo.

Volvió a mentir decir que si los borraron del Centro de Lima es por una decisión de la Unesco sobre el cuidado de las ciudades consideradas patrimonio. Esto fue exactamente lo que declaró:

Finalmente la Unesco cuando declara a una ciudad patrimonio de la humanidad como es el caso de Lima, uno debe regirse por determinas normas. Es decir, mantener la pureza de esa arquitectura o la situación o circunstancia que se dio en una determinada época. Estos murales no están dentro de ese patrimonio histórico y se autorizaron temporalmente. (…) Nosotros hemos procedido a borrarlos y hemos comunicado a la Unesco que estamos procediendo a ello y que solo va a quedar el de Chabuca Granda. Aunque estoy seguro que a Chabuca Granda no le gustaría porque ella era una persona muy humilde y muy sencilla, pero de todas maneras lo pensamos dejar como un homenaje.

Bien que haya dejado el de Chabuca Granda. Aunque debería explicar por qué ha quedado este y no, por ejemplo, el de Lucha Reyes. Esperemos que en algún momento expliquen esta selección.

Ya, sigamos con el asunto de la Unesco. Lo que ha dicho Castañeda no es tanto así, sino todo lo contrario. Veamos por qué.

 

La Unesco lo desmiente

Foto: Diario16

Foto: Juan Álvarez

Cuando Castañeda anunció bajarse los murales del Centro de Lima se justificó diciendo que así lo señala la Ordenanza 062 de 1994 y un acuerdo con la Unesco. Esto último ha sido casi casi desmentido por la propia organización de las Naciones Unidas. Mediante un comunicado expresaron lo siguiente:

«No es parte de su misión pronunciarse sobre decisiones tomadas por los Estados sobre su patrimonio cultural material e inmaterial, salvo que éste se encuentre en una situación inminente de riesgo«

¿Y la ordenanza que citó? Tampoco le sirve de justificación. En esta nota del diario El País de España, la periodista Jacqueline Fowks explica:

La ordenanza 62 citada por el alcalde promueve, sin embargo, los usos compatibles del centro histórico con el turismo, la cultura y la recreación. Funciones que cumplen los murales, realizados en 2012 unos, y otros durante el festival internacional de arte callejero Latinoamericano de 2014 en tres distritos de Lima.

Hoy, como verán, el alcalde Castañeda oootra vez ha mencionado a la Unesco. Aunque, ojo, aclaró que no le ordenan «día a día» para proteger al Centro, «si no tendría que estar pidiendo, por ejemplo, cuando entran ambulantes». Además ha dicho que sí es una situación de riesgo «colocando elementos ajenos a la cultura propia o a la infraestructura de la ciudad». Hasta ahora no entendemos cómo es eso posible.

 

La Unesco apoya los murales en ciudades

En 1998, la Unesco declaró patrimonio mundial al centro histórico de Lima, por ser “un ejemplo sobresaliente de un tipo de construcción, o un conjunto arquitectónico/paisaje que ilustra una etapa significativa en la historia humana”. Esta nota de El Comercio hace una lista de cuáles son las ciudades que también son protegidas por la Unesco y tienen murales urbanos, como los que tenía Lima. En Quito, promueven el arte urbano y tienen la misma condición de patrimonio histórico.

La Galería de Arte Urbano en Quito, ciudad que también es patrimonio histórico de la humanidad. Foto: andes.info.ec

La Galería de Arte Urbano en Quito, ciudad que también es patrimonio histórico de la humanidad. Foto: andes.info.ec

En Cartagena de Indias, el artista José Sabaté hizo este mural durante su participación en el Primer Festival Internacional de Arte Urbano de Colombia.

Foto: telemundo33.com

En Cartagena, patrimonio de la humanidad, este artista español pinta un mural. Foto: telemundo33.com

Valparaíso es otra ciudad donde también se exhiben una buena cantidad de murales pintados desde 1963.

Eso no es todo para demostrar que lo que Castañeda nos está diciendo para justificar habernos quitado el color, no es cierto. Si no, miren esto:

Proyecto

La Unesco apoyando un proyecto de murales en Alemania.

Sí, una prueba más de que la Unesco no tiene nada en contra de los murales. Al contrario, auspicia este proyecto Mural Global, que busca pintar 90 murales en distintas ciudades del mundo. Hasta ahora van 85 en India, Cuba, Chile, Brasil, España, Senegal, Estados Unidos, Sudáfrica, Nicaragua, entre otras. Aquí ya no podrán hacerlo, ¿no?

Secured By miniOrange