discriminación , noticias , sociedad Martes, 10 marzo 2015

¿Cipriani? No, Bambarén. Esta no es la primera vez que el “cura progre” nos devuelve a la Edad Media

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe

El monseñor Luis Bambarén nos regaló ayer una de esas frases que las personas de los próximos siglos recordarán y dirán “qué feo era el Perú, menos mal que ahora la religión está apartada de los derechos civiles”. Ojalá alguien algún día diga eso y no repita algo como esto:

“Gay no es la palabra peruana, la palabra peruana es maricón”

Pero no es la primera vez que el señor Bambarén nos sorprende con su capacidad para elaborar frases que pasarán a la historia como lamentables. Guarda este post porque estamos seguros que, si los pronósticos matemáticos no nos fallan, no será la última vez que va a soltar este tipo de comentarios.

 

“Son maricones”

El ataque a Bruce de ayer solo fue el remake de este exabrupto de hace unos años. Al parecer, Bambarén se ha embarcado en la misión de corregir el uso del idioma, apostando por una mal entendida criollada. En el 2011, se despachó con esta frase cuando le preguntaron si la unión homosexual “es un tema indecente”:

“Castración”

Uno pensaría que los sacerdotes, influenciados por el amor de Dios y todo eso de poner la otra mejilla, tendrían más reparo en recomendar un tajazo al miembro de una persona (sea o no, un violador). ¿No se supone que el catolicismo enseña amar a tus enemigos? Pues en este reportaje de Panorama, el monseñor se mandaba con otra cosa:

No dejen de mirar cómo se ríe cuando habla de castración “con bisturí” y no “química nomás”.

Lo “gracioso” es que este sacerdote siempre fue el ídolo de la izquierda peruana, que lo tenía en un altar porque no dudaba en hablar contra el fujimorismo y “defender” de los derechos humanos. En suma, el más “progre” que haya salido de una iglesia (sin contar al Papa). Supuestamente era la antítesis de Cipriani porque le hizo el pare en varias oportunidades. El Peter Petrelli de la gente pensante que se enfrentaba al Sylar devorador y hambriento…

Perdón, he estado volviendo a ver Heroes esta semana. Foto: NBC

Pero acabó igual o peor que este. Al final era una lucha de poder y no de ideas. Ese es el problema de la iglesia católica en el Perú: no importa que tan “progresista” seas, siempre terminarás siendo solo una versión light de la inquisición.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange