discriminación , libertades , noticias , sexo , sociedad Lunes, 9 marzo 2015

Guía del Piropo Feminista: 5 maneras de respetar el espacio personal y no ser denunciado

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe
Mi amigo Caresonso a punto de ser choteado magistralmente. Foto: The Date Report

Mi amigo Caresonso a punto de ser choteado magistralmente. Foto: The Date Report

Por si acaso, los cinco puntos que le dan vida a este post han sido elaborados y aprobados por la linda gente feminista de everyday feminism y no por por una ranita. Además, claramente las circunstancia aquí descritas están consideradas para una situación distinta a la de estar caminando por la calle y ser acosada simplemente por estar ahí. Ya hay una ley contra eso.

Escribe Shannon Ridgway que el problema no está en el cumplido, sino en la intención que va detrás. Finalmente la sexualidad masculina y sus deseos no son el problema. El problema es cuando crees que porque sientes algo tienes el derecho a exigirlo, a que lo sientan como tú y a tener una respuesta positiva. Además, si te comportas como un simio arrojando heces, todos te vamos a bajar el dedo.

Por las puras no bajamos de los árboles amigo. Dale uso a tu pulgar oponible y lee estas cinco recomendaciones de Ridgway:

 

1. Mide tus expectativas

Si piensas que una chica es simpática, chévere. Anda y dile. Solo no esperes que esto logre algo. Si ella responde, genial. Si no, circula. El punto es que deberías ser bueno con una mujer sin ningún motivo ulterior porque eso es manipular y a nadie le gusta que lo manipulen.

 

2. Ten una conversación (o varias) antes

Por más que tus intenciones sean buenas, algunas mujeres no se van a sentir atraídas por un completo extraño que les dice un cumplido. Esto puede hacer que ellas sientan que sus cuerpos existen para que tú los juzgues y te entretengas. Esa no es la idea. Una conversación siempre ayuda en algo a conocer a otra persona. Cualquier cosa vale. De repente descubres que tienen algo en común y ya no serás visto como “el tipo desesperado que quiere tirar”.

 

3. Que tu cumplido vaya más allá de su físico

Aunque te parezca alucinante, las personas logramos más cosas en la vida que simplemente vernos bien. Lamentablemente pocas veces se ve más allá de esto. Sería bueno que rompas con esto y aprecies a una mujer por lo que hace o quién es en lugar de si “se sabe vestir”. No solo demuestras que realmente te interesa una mujer como persona, sino que también le harás un bien al mundo por dejar de pensar así.

 

4. No des cumplidos con carga sexual

Si vas a decir algo sobre su apariencia, que no sea con una carga sexual y menos aún diciendole “lo que le quieres hacer”. Desagradable, ah. Esta practica es básicamente convertir a una mujer en un objeto sexual y estás salteando algo importante: ella es una persona, no una suma de partes que dan placer. Por eso es que realmente lo mejor es que cumplas el punto 3, es difícil que digas algo sobre la apariencia sin que suena mal. Su cuerpo le pertenece, respeta el espacio personal.

 

5. Sé sincero

Honestidad por sobre todas las cosas. No te inventes nada simplemente para que esa noche “te ligue”. Hace toda la diferencia gritar una pachotada que según tú es un cumplido a preguntarle qué tal le fue durante el día o realmente cualquier otra cosa.

 

Si sigues estos consejos de Shannon, en el contexto adecuado, todo saldrá mejor. Solo recuerda: respeta el espacio personal y recuerda que nadie tiene por qué pararte balón si no quiere. Y cerramos el post con esta pregunta: ¿a alguien alguna vez en la historia le ha ligado usar un piropo? Piensa en eso la próxima vez que quieras dar un cumplido.

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe