noticias Viernes, 20 febrero 2015

Esto es todo lo que sabemos (y no sabemos) sobre el escándalo de los espías en la Marina de Guerra

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe

El caso de espionaje por parte de los dos suboficiales de la Marina de Guerra del Perú en favor de Chile recién está empezando. Esto es lo que ha ocurrido desde ayer.

 

Mensajes cruzados

Aclaremos las cosas con Tarud Foto: Redmaule

Aclaremos las cosas con Tarud. Foto: Redmaule

El diputado chileno Jorge Tarud aseguró en Radio Exitosa que en su país no saben absolutamente nada sobre los dos marinos peruanos que espiaron para ellos. Ni la presidenta Bachelet ni la gente de Relaciones Exteriores sabe nada, aclaró.

Por su parte, el ministro secretario general del gobierno chileno, Álvaro Elizalde, aclaró aún más el panorama: no tienen información oficial sobre los suboficiales que habrían espiado. Elizalde se comunicó con Edgardo Riveros, canciller chileno, y este le dijo que no le han mandado ninguna información oficial por parte del gobierno.

Pero Elizalde está tranquilazo porque asegura que “las relaciones entre Perú y Chile pasan por un momento de fortalecimiento, y ambos gobiernos están comprometidos en este proceso”.

Mientras tanto, en Palacio:

humali

«Espionaje afectaría relaciones con Chile». Qué bonito, presidente.

¿Qué dijo? Peru21 recoge sus declaraciones:

De darse una acusación, es gravísimo para las relaciones bilaterales del Perú y Chile, que hemos venido fortaleciendo. Esto no puede pasar así nomás.

Acá tenemos que volver a lo que dijo Tarud en su entrevista radial para resaltar esta frase: “Nosotros estamos en una etapa de normalizar el diálogo. ¿A quién le conviene este tipo de información, de crear esta situación de tensión?”.

¿Quizás a un presidente con baja aprobación?

 

La reunión de todos

Lo cierto es que Humala, para dejar en claro que está abierto al diálogo y solo porque Urresti ya no está, finalmente logró sentarse en la misma con los dos miembros de oposición más importantes que tiene su gobierno: Keiko Fujimori y Alan García.

Ah, por ahí también estuvo Alejandro Toledo, el Otárola de los candidatos, y también Luis Castañeda Lossio haciendo gala de su habilidad para ser «una simple presencia». Aquí una foto inmortalizando el momento:

Simulemos que nos queremos. Foto: @prensapalacio

Simulemos que nos queremos. Foto: @prensapalacio

¿Qué salió de esta reunión? Realmente no sabemos más que lo que podemos ver en las fotos porque ha sido a puerta cerrada y hasta ahora ninguno tuitea nada. Pero sí podemos suponer que Humala los puso al tanto de todo lo que ya ha salido en los periódicos. Por ejemplo:

  • El tercer marino se llama Alberto Gonzales Alejo
  • El proceso contra los implicados acabará en agosto
  • Los suboficiales mandaban la información mediante mensajes encriptados en imágenes que mandaban por correo electrónico. Era medio complejo el proceso.
  • Y todavía falta determinar si recibieron ayuda de sus superiores

Fue así que Humala finalmente obtuvo su reunión de «diálogo».

 

Lo mejor es dudar

Francisco Belaunde te pide que dudes, por favor. Foto: Exitosa

Francisco Belaunde te pide que dudes, por favor. Foto: Exitosa

Algo que debe quedar claro es que la negativa del gobierno chileno sobre si sabían de la existencia de estos espías no es gratuita. Un informe publicado por Ángel Páez arroja más luces sobre el tema:

Fuentes relacionadas con el proceso judicial en el fuero castrense que se sigue a los tres implicados indicaron que la Marina resolvió denunciarlos porque encontró indicios razonables de que se apropiaron de información sensible y no se descarta que lo hicieron para venderla al exterior, probablemente a los servicios secretos de Chile.

Los acusados argumentaron que solamente proporcionaron información a empresas extranjeras sobre la pesca en el Perú –como también lo hacen, según ellos, otros compañeros de la Marina, para obtener un ingreso extra– y negaron haber filtrado, a cambio de dinero, material de inteligencia relacionado con las actividades de la Marina.

Nótese el uso de la palabra «probablemente». Hoy en entrevista con Rosa María Palacios en Radio Exitosa el analista Francisco Belaunde dijo esto:

Todo es muy vago. Falta información, seguro las indagaciones tienen más elementos que no han salido a la luz pública. Pero de lo que nosotros sabemos, todavía es muy prematuro para decir que, si hubiera algo, serían los chilenos quienes están detrás.

Ese es el punto importante: todavía deberíamos dudar de todo porque mucha información no hay.

Algo que hay que tener en cuenta es que la Marina de Guerra del Perú ha aclarado que quien filtró esta historia es el abogado de uno de los dos suboficiales. Este amenazó con volver la información pública si es que no le concedían el permiso de libertad a su patrocinado. Así ocurrió según ellos.

Sin embargo, otras fuentes detallan que fue la misma Marina la que filtró la información. Si querían generar confusión, pues lo lograron.

Quieres otra razón para dudar: casi todos los medios han reportado que esta filtración de información se detuvo en el 2012, el reportaje de Ángel Páez en La República revela que esto siguió ocurriendo luego del fallo de La Haya (como veremos en el siguiente punto).

 

La red de agentes

Lo que sí sabemos es que ya no es uno ni dos, sino toda una red de agentes las que soltaron información. Volvamos al reportaje de Ángel Páez:

Por la naturaleza de los delitos que se les atribuyen a los tres técnicos de la Marina, se entiende que actuaron como una red de agentes concertados para cometer los hechos de los que se les acusa.

«En un inicio, los detenidos fueron investigados por el delito de desobediencia, pero a medida que avanzaban las investigaciones se determinó la existencia de otros delitos más graves, como traición a la patria e infidencia«, señaló el presidente del Fuero Militar Policial, general EP (r) Juan Ramos Espinoza.

Ramos indicó que se presume que los acusados forman parte de una organización que podría ser determinada en las investigaciones.

Por otra parte, Hildebrandt en sus Trece nos recuerda que en el caso del investigado Philco, sobre quien realmente no sabíamos nada, sus acciones de espionaje ocurrieron entre los años 2005 y 2012.

Por lo tanto, como menciona el semanario, este periodo de tiempo no solo abarca a Alan García sino también al de Alejandro Toledo. ¿Qué significa esto? Pues que Philco sería el espía más longevo que hemos tenido dentro del Perú. ¿De eso también hablaron en Palacio?

Son 11 salidas del país entre el 2008 y el 2013 las que hizo Philco. ¿A dónde? Brasil, Bolivia, Chile y Argentina. Bien rico viajó mientras vendía información. Además: ¡¡nótese que su último viaje fue en el 2013!!

El tema es que ahora necesitamos saber a quién le estaban vendiendo esta información realmente.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange