cibercultura , noticias , webeo Miércoles, 11 febrero 2015

¿Ella encontró un parásito come lenguas en su lata de atún? La comida mundial está en crisis oficialmente.

En un principio esta mujer pensó que quizás, el pequeño rostro que la observaba, ahí bien cómodo entre las lonjas apretadas del atún y disfrutando del rico baño de aceite vegetal, era un alienígena:

¿Qué más podría ser? (vía FOX 26 News)

¿Qué más podría ser? (vía FOX 26 News)

El Nottingham Post, que se ganó con la exclusiva porque Zoe Butler -hasta ese momento dueña de la pequeña cabeza- les tuiteó la foto, reportó que el desconocido animal permanecería dentro de la lata hasta que alguien le diera una explicación satisfactoria.

El paquete de galletas de soda se quedó abierto, la cebolla se quedó picada y la cocina entró en cuarentena. ¿Era este un mensaje divino?

Por su parte, el Telegraph reportó que el Museo de Historia Natural ya había dado con la identidad de esta desconocida cabeza que podría no ser del todo nutritiva. Se trataría de ‘Cymothoa exigua’, un parásito que disfruta quedándose prendido de las lenguas de distintos peces.

Este tuit replica muy bien lo que dijeron los expertos:

¿Qué es peor? ¿La cabeza de un extraterrestre o un parásito come lenguas? Bueno, felizmente la historia concluye con un “ninguna de las anteriores”.

Jay Hathaway, del portal Gawker, reveló los resultados finales del análisis realizado a la testa del supuesto animalejo que vive del músculo bucal: es un pequeño e inofensivo cangrejito inmaduro.

Tanto cariño le agarró Zoe (y tanto miedo le perdió) que decidió bautizarlo como Eric:

Todos estábamos palteados, pero felizmente la explicación es simple: probablemente el atún que fue fileteado para rellenar la lata que acabó en la alacena de esta madre de familia decidió darle un par de mordidas a Eric antes de morir. Cuando le abrieron el buche, la pequeña cabeza rodó y optó por acompañar a su asesino dentro del empaque.

En resumen: Eric no te come la lengua, a lo mucho la pinchará (¿morderá?) pero solo si lo pones vivo sobre ella. Su cabeza no parece poder hacer mucho. Igual parece estar de moda encontrar cosas en la comida, ¿no?